11 madres de película que no fueron perfectas, pero sí inspiradoras

, 5 de mayo de 2017

Este próximo domingo se celebra el Día de la Madre, una fecha muy especial dedicada a aquella mujer que nos dio la vida. Una jornada que solemos pasar en familia, perfecta para tener un detalle con ella. Sin embargo y más allá de las propuestas de regalos, nada como pasar un buen rato juntas.

Y qué mejor manera de hacerlo que viendo una película protagonizada por una mamá inspiradora. Hoy recabamos algunos de los filmes con apariciones estelares de progenitoras que, si bien no fueron perfectas, seguro que inspiran a más de una y estrechan más vuestros lazos.

Mi madre es una sirena: excéntrica y cariñosa

Con unas jovencísimas Cher y Winona Ryder –fue nominada a un Globo de Oro por mejor actriz-, esta película de 1990 está basada en la novela Mermaids de 1986 de Patty Dan. La cinta se encuentra narrada en primera persona por la chica de 15 años y muestra la convivencia entre su excéntrica y soltera progenitora –a quien llama señora Flax_ y su hermana Kate.

Divertida, sencilla, nos deja la sonrisa en la boca con sus extravagancias. La dualidad es otro de los elementos clave, pues madre e hija tratan de iniciar una relación sentimental. La primera con el primer amor de su vida, y la segunda con un extraño vendedor llamado Lou.

Erin Brokovich: una luchadora nata

Otra de nuestras favoritas es Erin Brokovich, encarnada por una impecable Julia Roberts, cuya actuación le valió un Oscar a Mejor Actriz. Se trata de una madre coraje, soltera, divorciada pero dispuesta a todo. Una competente abogada con problemas para encontrar trabajo cuya vida cambia cuando decide investigar la relación entre la enfermedad de un cliente y su familia, y la contaminación del agua de la zona producida por las perforaciones de una compañía de gas.

Su lucha por seguir adelante, por sacar a flote a su familia y encontrar el amor forman parte de su fuerte personalidad y resultan más que destacables. El filme contó con una gran acogida por parte de la crítica y se encuentra basado en una historia real. Se estrenó en marzo del 2000 en Estados Unidos.

No sin mi hija: valiente sin igual

Poco tiene que envidiarle la valiente Betty de No sin mi hija, interpretada por Sally Field. Otra película basada en una historia real que cuenta la terrible situación a la que se ve abocada una madre americana que viaja a Irán para encontrarse con la familia musulmana de su marido.

Lo que no espera es lo que sucede a continuación: la mantienen retenida e impiden todo tipo de comunicación con el exterior. Un relato brutal y unos sucesos que no logran minar su valor ni su fortaleza. Lo más complicado del asunto no es volver a América sino llevarse a su hija con ella.

Los Otros: madre sacrificada

Dirigida por Alejandro Amenábar y con Nicole Kidman a la cabeza del cartel, Los Otros nos lleva al año 1945, en plena postguerra. Grace se ve obligada a vivir con sus dos hijos en un siniestro caserón en una constante penumbra pues ellos padecen una extraña enfermedad ante la que trata de cuidarlos.

Sin embargo, todo se complica cuando empiezan a escucharse ruidos de origen desconocido. Ella intentará protegerlos por todos los medios a pesar de sus propios terrores, de la súbita desaparición de las cortinas y de una serie de acontecimientos que te erizarán el vello.

Pequeña Miss Sunshine: el pilar de la familia

Aunque todos y cada uno de los protagonistas de Pequeña Miss Sunshine están cargados de encanto, el papel de la madre de esta pequeña que acude a presentarse a un concurso de belleza resulta más que destacable. El cariño y valores familiares y de aceptación con los que educa a su hija de siete años, sus reacciones a las peripecias a las que van enfrentándose a lo largo de todo el viaje hacia California resultan memorables.

Además es precisamente ella la que va tirando del resto de miembros, algo que la sume en un constante agotamiento pero que no la hace olvidar aquellas pequeñas cosas de la vida que la hacen importante. Preciosa.

Carmina o revienta: una madre peculiar pero muy humana


Si hablamos de madres coraje, no podemos dejar de citar Carmina o Revienta, dirigida por Paco León y protagonizada por Carmina Barrios y María León, su madre y su hermana respectivamente. La película es brutal pues cuenta cómo ambas esconden la muerte de su padre a las autoridades para poder recibir la pensión y hacer frente a las dificultades económicas.

Todo se complica cuando el cadáver empieza a descomponerse. Las conversaciones de la señora con el muerto y las escenas cargadas de oscuridad, el carácter de ella y todo lo que va ocurriendo constituyen un áspero retrato de una situación demasiado real.

Los chicos están bien: madres homosexuales

Deliciosa y divertida, Los chicos están bien cuenta la historia de Nic y Jules, Anette Benning y Julianne Moore, dos madres homosexuales que concibieron a sus hijos gracias a la inseminación artificial de un mismo donante. Los problemas empiezan cuando estos empiezan a sentir curiosidad sobre su posible padre (Mark Ruffalo), que no tardarán en encontrar y con quien empezarán a relacionarse.

Cada una de estas mujeres tiene una personalidad única, muy particular, que dispara los conflictos, sobre todo cuando lo invitan a cenar y el hombre solicita los servicios de Jules para arreglar su jardín.

Otras madres de la pequeña y gran pantalla

    • Plan de vuelo: desaparecida: Jodie Foster, una reciente viuda, no se rinde cuando su pequeña desaparece en pleno vuelo, a pesar de que le hacen creer que está completamente loca.
    • Qué he hecho yo para merecer esto: Carmen Maura es Gloria, una ama de casa frustrada, malcasada y adicta que vive en un barrio humilde con sus hijos, su marido y su suegra. Ácida pero realista.
    • La fuerza del cariño: si tienes una relación un tanto tormentosa con tu madre, no puedes perderte La fuerza del cariño, con con Shirley McLane y Jack Nicholson.
    • Mujercitas: este clásico del cine y la literatura relata la vida de una mujer que, en plena Guerra de Secesión, se queda sola con sus cuatro hijas.

  • Las Chicas Gilmore: en esta serie de nuevo se vuelve al patrón de madre joven y soltera con una hija. Los acontecimientos transcurren en un tranquilo pueblecito y nos muestran la peculiar relación entre ella y su madre adolescente. Tal fue su éxito que este mismo año (casi 15 después de la original) se lanzó una secuela de tres capítulos.
  • The Good Wife: esta abogada que ve cómo su vida da un vuelto después de que su marido, fiscal del Estado, la engañe, sigue adelante disparando su carrera profesional a pesar de todo; siempre protegiendo a sus hijos de los escándalos y dramas familiares.
  • The Clients List: abnegada, Raily tiene que convertirse en una masajista erótica para mantener a sus dos pequeños cuando su marido la abandona.
  • Rita: esta serie danesa nos presenta a Rita, una madre soltera y malhumorada profesora que tiene que hacerle frente a toda clases de situaciones difíciles.

En Mi mundo Philips | Estas son las madres más inspiradoras que deberías seguir en redes sociales

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.