11 usos del vaporizador que lo convierten en el aliado ideal para tu casa

, 11 de octubre de 2017

Mucha gente piensa que teniendo ya una plancha o centro de planchado en casa no necesitan un vaporizador. Pero en realidad los vaporizadores de prendas tienen muchos más usos que el ser un mero sustituto de la plancha de vapor. Si aprendes a sacarle el máximo partido se convertirá en el aliado ideal de tu día a día.

Vaporizadores de prendas, el máximo cuidado de tu ropa

Los vaporizadores de prendas se han hecho muy populares entre los más perezosos a la hora de planchar, o entre esa gente que afirma que no plancha nunca. Pero al final todos queremos cuidar de nuestra ropa y vestir impecables, y para eso es imposible renunciar al planchado.

Por eso un vaporizador está concebido para actuar como complemento en casa, y tiene muchos usos concretos más allá de sustituir la plancha cuando no nos apetece ponernos en faena. Escoge el vaporizador que más se adapte a ti y descubre todos los usos que podrás darle en casa.

Usos del vaporizador para sacarle el máximo partido

1. Ligero y rápido de calentar, es perfecto para dar esos retoques de última hora en apenas unos minutos cuando necesitas ir de punta en blanco y se te echa el tiempo encima.

2. Hay prendas que solo nos ponemos para ocasiones especiales o eventos importantes, y es típico encontrarse arrugas en el momento más inoportuno. Con el vaporizador no hace falta pasar la ropa por la lavadora ni montar toda la plancha para tener el vestido o traje perfecto.

3. Volver a casa con olor a tabaco o fritanga después de una cena fuera de casa es muy desagradable; una pasada con el vaporizador y la ropa se refresca, sin tener que echarla a lavar.

4. Las bacterias y otros alérgenos que traemos de fuera de casa son muy problemáticos para los alérgicos. Evita que se cuelen en el hogar acabando con ellos gracias al vapor del vaporizador.

5. Si tienes miedo de que se estropeen los tejidos más delicados o con adornos especiales, el vaporizador te garantiza acabar con las arrugas sin tener que usar la plancha en las prendas más difíciles.

6. Aprovecha el potente vapor para refrescar y eliminar arrugar de las cortinas, alfombras, sofás, manteles, sillones o ropa de cama, directamente sin tener que quitar las telas.

7. Refresca la ropa y las camas de tus mascotas en apenas unos minutos, eliminando al mismo tiempo bacterias y otras sustancias que puedan traer los animales del exterior.

8. Puedes dar a tus prendas un aroma agradable y fresco con la tapa para fragancias MyEssence.

9. Lleva el vaporizador contigo en la maleta cuando salgas de viaje. Es ideal para reuniones de trabajo, eventos o para llevar a la segunda residencia en vacaciones. Te será muy útil incluso en un hotel, para no tener que recurrir a los servicios de lavandería.

10. Las toallas del baño, especialmente las más pequeñas como las de mano o cara, acumulan humedad y parecen arrugadas y estropeadas con el uso diario. Aplicando el vaporizador se refrescan y parecen como nuevas.

11. Los vaporizadores también son muy útiles para mantener una buena higiene en la cocina, pues los paños, servilletas y salvamanteles de tela se estropean con el uso diario y se nos suele olvidar lavarlos con frecuencia. Con la ayuda del vapor retrasaremos el momento de la lavadora.

En Mi Mundo Philips | Cómo tener la ropa blanca siempre perfecta

En Mi Mundo Philips | Consejos para tener tus vaqueros siempre como nuevos

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.