17 curiosidades sobre la lactancia que nadie te había contado y que la hacen maravillosa

, 22 de mayo de 2017

 

Aunque en algunos casos la lactancia puede ser dolorosa, la mayoría de las veces es una experiencia maravillosa que te une aún más con tu bebé recién nacido. El mundo de la lactancia materna está repleto de curiosidades que la convierten aún más en un momento muy especial de la maternidad que las madres recordamos con mucho cariño.

  1. La subida de la leche puede venir de manera repentina con solo pensar en el bebé, con ver una foto, con escuchar el llanto de un bebé (aunque no sea el tuyo) o con ver a otra madre amamantar a su hijo.
  2. Tomar el pecho calma al bebé y le alivia de casi todos los dolores, así que darle de mamar mientras está recibiendo el pinchazo de las vacunas puede ser un excelente remedio para que no llore.
  3. Si vas a coger un avión con tu pequeño, intenta hacer coincidir las tomas con el despegue o aterrizaje del avión, ya que mamar destapa los oídos y así viajará más tranquilo.
  4. Dar el pecho te pone de buen humor: libera oxitocina, la hormona del amor, tanto en la madre como en el hijo y crea entre ellos un fuerte vínculo, ademas, ayuda a relajarse y libera el estrés.
  5. La lactancia materna te puede ayudar a ahorrar hasta 600 euros al año.
  6. Cuando nace, el estómago de un bebé es apenas el tamaño de una cereza, así que las pocas gotas que nos salen como calostro son suficientes. El estómago no se estira si entra más leche, así que la cantidad que sobra acaba generalmente siendo escupida por el bebé.
  7. La leche materna es una sustancia viva, por lo que no es comparable a la leche de fórmula, por muy buena que ésta sea. Si se observa bajo el microscopio, vemos un montón de células que se mueven y de esta manera, la leche se va adaptando al bebé y a sus necesidades. De noche, por ejemplo, la leche materna ayuda a que el bebé duerma mejor.
  8. Dar de mamar puede ser efectivo hasta un 98% como método anticonceptivo, siempre que se dé de mamar cada 2 o 3 horas durante los primeros 6 meses del bebé y la madre siga en amenorrea (el llamado método MELA).
  9. Aunque hayan pasado unos meses después de dejar de dar el pecho, todavía pueden salir gotas de leche de los pechos si son estimulados. También puede escaparse gotas de leche cuando estás embarazada.
  10. La leche brota de muchos agujeros alrededor del pezón, por eso el agarre del pequeño debe ser con la boca alrededor de toda la areola.
  11. El bebé toma más leche del primer pecho ofrecido, así que en la siguiente toma deberemos empezar por el segundo pecho.
  12. No importa si tu pecho es grande o pequeño, puedes amamantar igual.
  13. Para estar los dos cómodos durante las tomas, lo mejor es que los estómagos del bebé y de la madre estén el uno frente al otro.
  14. La lactancia no solo es buena para la salud del bebé y de la madre, también afecta a la inteligencia del bebé e incluso a la obesidad y el sobrepeso.
  15. Estudios demuestran que una lactancia prolongada puede reducir el riesgo de cáncer entre un 11% y un 24%.
  16. Donar leche puede ayudar a salvar vidas, sobre todo en bebes prematuros. Los bancos de leche son una iniciativa solidaria que puede servir de mucho a algunos bebés.
  17. La lactancia materna ayuda a disminuir el dolor crónico tras la cesárea, al liberarse hormonas que producen un efecto placentero.

Como veis, la lactancia materna tiene muchas razones para parecernos un pequeño milagro que se produce entre madre e hijo, ten presente siempre que no hay una forma de lactar igual, ya que cada una es única. Aquí tienes tres pequeñas historias de muestra.

Fotos | iStock: evgenyatamanenko y Stas_Uvarov, Pixabay

En Mi Mundo Philips | Un estudio muestra que los bebés amamantados son menos problemáticos para comer cuando crecen

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.