17 trucos para mantener la línea en agosto sin sufrir

, 5 de agosto de 2014

177313400

Lo de la operación bikini no va conmigo, mejor dicho, la suelo mantener bastante bien casi todo el año, pero cuando llega el verano, me descontrolo y engordo siempre dos o tres kilos justo cuando toca ponerse el bikini y lucir palmito en la playa. No lo puedo evitar: cenar de tapas, las cervezas, los cocktails, son una tentación inevitable en verano. Pero me voy a apuntar 17 trucos para mantener la línea en agosto y prometo cumplirlos a rajatabla:

* Con sed, lo mejor es el agua. Los zumos (sobre todo los envasados) y los refrescos, suponen un extra de azúcar a la dieta.

* Evita el alcohol. Por tu salud y por tu línea. Un vaso de vino al día o una cerveza no engordan demasiado, aunque lo mejor en verano es mezclarlos con gaseosa y de esa manera restar calorías. Los mojitos y los combinados engordan bastante, así que ten mucho cuidado con ellos. Si no puedes evitar tomarlos, alterna una copa con un botellín de agua cuando salgas de fiesta.

* Abusa de las ensaladas. Y no creas que son aburridas, sólo con lechuga y tomate. Hay muchas posibilidades, por ejemplo, con legumbre, o sino pequeños cambios hacen mucho, porque las ensaladas admiten casi todos los ingredientes.

ensalada

* Nada de tumbarse en la tumbona horas y horas. En la playa ¡muévete! Pasea junto a la orilla, salta las olas, nada en el mar, juega a voley, a palas, lo que sea, pero nada de estar tumbada.

* Empieza el día con un paseo o con un pequeño circuito de running. A primera hora del día, justo cuando acaba de amanecer, todavía hace fresco y no hay casi nadie en la calle. Es un momento perfecto para hacer algo de ejercicio, porque seamos sinceras, con el calor da una pereza tremenda ponerse a correr y a sudar.

* Descubre alguna nueva actividad física este verano. Apúntate a un paseo en canoa, iniciate en el paddle-surf, vuelve a divertirte andando en bici, planea una ruta por el monte. El verano está hecho para hacer cosas que no tenemos tiempo de hacer en todo el año, si incluyen el ejercicio físico te mantendrás en forma y encima te divertirás.

* El mejor aperitivo, la fruta. Aprovecha que en verano hay cantidad de fruta en su mejor momento: las cerezas, los melocotones, los paraguayos, la papaya, el mango, la sandía, el melón… Llenan tu estómago, te dan vitaminas, y aportan fibra a tu dieta sin engordar.

* Apúntate a la moda de los smoothies. Un cocktail de frutas y verduras que puedes tomar fresco y a cualquier hora.

smoothie

* Los helados, mejor de hielo o en formato mini. En lugar de los de crema, que engordan más, los helados de hielo tienen menos calorías, y sino puedes evitar la tentación, compra las versiones mini de tus helados favoritos o elígelos desnatados.

* Descubre la quinoa. Por sus múltiples propiedades es un excelente alimento para dietas de adelgazamiento. Úsalo en ensaladas o en platos sustituyendo a la pasta o al arroz y pronto notarás el cambio.

quinoa

* Desayuna avena. Al ser un hidrato de lenta absorción, la sensación de hambre durante la mañana tardará en llegar. Además tiene propiedades excelentes, ya que reduce el colesterol, la presión arterial, y es antioxidante.

* Elige inteligente cuando cenes fuera. Con el buen tiempo, hay pocos placeres igualables a cenar en una terraza, pero no caigas en la tentación de elegir los platos más calóricos: cambia la hamburguesa por un sandwich vegetal, los fritos por unas gambas a la plancha, sepia, o una ración de pulpo, la pasta o la pizza por unas verduras a la plancha. Disfrutarás de la cena sin engordar.

* Sigue a veganos y gente que come sano en Instagram. No quiero decir que te conviertas en vegana o vegetariana, pero sus fotos de platos son obras de arte y hacen apetecibles la comida más sana. Suelen tener ideas para comer de dieta sin aburrirse.

sano

* Cae en la tentación, toma un par de onzas de chocolate negro al día. En lugar de la bollería de chocolate u otros alimentos que llevan chocolate y son muy calóricos, el chocolate negro te ayudará a mitigar tus ganas de dulce y es bastante sano.

* Mastica despacio. Este truco me lo tengo que aplicar urgentemente, porque cuando tengo hambre engullo en lugar de comer con calma, para hacer mejor digestiones y notar la sensación de hambre más tarde.

* Come de todo: hidratos (aunque mejor que no sean para cenar), proteínas y no te olvides de grasas pero elige las saludables, como las que están en el aceite de oliva, el aguacate o los frutos secos. La dieta debe ser variada y no restrictiva, pero con cantidades más pequeñas.

* Haz 5 comidas al día. No te saltes comidas y toma un almuerzo o una merienda que puede consistir en un poco de fruta, un yogur con unos frutos secos, o una tapa de jamón.

Foto | Thinkstock, @thebalancedblonde, @deliciouslyella
En Mi Mundo Philips | Te ayudamos a elegir tu nuevo color de tinte de pelo

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.