19 recetas de pasta para llevar y comer fuera de casa

, 7 de agosto de 2019

Recetas de pasta

La pasta ha conquistado el mundo entero por méritos propios. Su secreto no está solo en el sabor, también en su gran versatilidad, ¡es imposible aburrirse de ella! ¿Te toca comer a menudo fuera de casa? No renuncies a una alimentación saludable y sabrosa, te proponemos muchas recetas de pasta para llevar y no caer en la rutina.

Por su variedad de formas y lo bien que se adapta a la combinación con todo tipo de ingredientes y sabores, la pasta es perfecta para utilizar como base de todo tipo de platos. No solo no engorda, sino que forma parte de la dieta mediterránea como alimento nutritivo, fuente de energía, fibra, minerales y vitaminas.

Recetas de pasta

Otra gran ventaja que tiene es que permite prepararla con antelación. Por eso es tan socorrida cuando se trata de planificar un menú fuera de casa, ya sea para llevar al trabajo, a la playa o para tomar en un picnic o llevar de excursión. Solo hay que evitar esos errores tan comunes que solemos cometer al cocinar pasta, dejándola siempre al dente para mantener la mejor textura.

No hace falta complicarse mucho para conseguir platos de pasta diferentes, originales y variados. Además, si preparas tu propia pasta casera podrás hacer la masa totalmente personalizada a tu gusto. Con la máquina Pasta Maker de Philips es muy fácil usar harinas diferentes o añadir vegetales para jugar con los sabores, formas y colores.

Olvida los platos precocinados y ultraprocesados y apuesta por la comida real cocinar tus recetas de pasta en casa es la forma más fácil de comer de forma saludable y variada. ¿Siempre repites los mismos platos? Te demostramos lo sencillo que es ampliar tu recetario de pasta con estas ideas de recetas.

Las mejores ensaladas de pasta

Las ensaladasde pasta es un clásico entre los clásicos del verano, ligeras y a la vez muy nutritivas para llevar a la piscina o un picnic. Pero también son ideales para disfrutar el resto del año, con la posibilidad de tomarlas además templadas. Para que sean realmente apetecibles hay que evitar el error de sobrecocer la pasta y mezclarla con restos de nevera, ¿has probado con diferentes formatos?

Ensalada de pasta

Pappardelle a la marinera

Saltea unos langostinos cocidos con dos dientes de ajos muy picados y unas aceitunas negras, riega con vino blanco y añade un chorrito de agua de cocer los pappardelle. Mezcla con la pasta y deja enfriar un poco. Añade ralladura de limón, hojas de albahaca fresca y aceite de oliva virgen extra.

Macarrones con salmón ahumado

Combina macarrones con tiras de salmón ahumado, pequeñas flores de brócoli cocido al vapor, cebolleta verde y tomatitos cherry. Aliña con una vinagreta de aceite de oliva, vinagre de arroz y orégano. Puedes cambiar el salmón por bacalao o trucha y usar pasta integral o con remolacha para darle más color.

Ensalada caprese de pasta

Combina tu pasta preferida con queso mozzarella troceado o en formato de bolitas pequeñas, distintas variedades de tomates troceados y albahaca fresca, bien aliñada con aceite y pimienta negra. Prueba a darle un toque griego usando queso feta y añadiendo cebolla morada en juliana.

Ensalada de pasta alemana

Mezcla cualquier variedad de pasta con salchichas tipo frankfurt cocidas, queso semicurado cortado en dados, pepinillos picados, dos huevos duros troceados y una salsa de mayonesa, mostaza, cebollino picado y vinagre.

Recetas de pasta al horno

La reina de la pasta al horno es, sin duda, la lasaña. Una vez tienes las placas de pasta casera listas solo necesitas innovar con el relleno para darle variedad a tus menús. La lasaña se congela muy bien en porciones y es perfecta para llevar en el tupper y calentar en el trabajo, incluso estará aún más sabrosa.

Lasaña

Lasaña de pollo y champiñones

Puedes cocinar el pollo como prefieras o reaprovechar sobras de pollo asado. Saltea 500 g de pollo troceado con 1 cebolla, 1 diente de ajo y 300 g de champiñones laminados. Prepara una bechamel rehogando 2 cucharadas de harina con 40 g de mantequilla y añadiendo 900 ml de leche poco a poco. Mezcla con los demás ingredientes y usa este relleno para montar las capas de lasaña en una fuente. Corona con más bechamel y queso rallado antes de hornear.

Lasaña de pisto

Simplemente prepara la lasaña usando tu pisto de verduras favorito como relleno, gratinando la última capa de pasta con queso curado de oveja rallado, un poco de pan rallado y orégano al gusto. Puedes agregar huevo picado o atún a la mezcla.

Lasaña de berenjena y mozzarella

Corta 3 berenjenas en rodajas y cocínalas a la plancha o en el horno. Monta la lasaña colocando una base de salsa de tomate en la fuente y alternando capas de pasta con berenjena, queso mozzarella troceado y más tomate. Cubre con salsa de tomate y un poco más de mozzarella mezclada con parmesano.

Lasaña de salmón

Cocina 400 g de salmón a la plancha y desmenuza la carne retirando posibles espinas. Pocha 1 cebolleta picada muy fina en una sartén y rehoga con el salmón. Añade eneldo y 250 ml de nata líquida. Prepara la lasaña con este relleno añadiendo lonchas de queso de cabra alternando con las placas de pasta. Gratina con más queso por encima y un poco de pan rallado.

Recetas de pasta veganas

La pasta no solo puede ser vegana, es que además es un ingrediente ideal para conseguir platos veganos mucho más nutritivos y saciantes. Cualquier verdura combina de maravilla con tu formato de pasta favorita, y es fácil versionar las salsas más tradicionales.

Boloñesa vegana

Boloñesa vegana

Sofríe 1 cebolla con 2 dientes de ajo, añade 1 zanahoria y 1 apio picados y cocina hasta que estén tiernos. Incorpora 250 ml de salsa de tomate, 1/2 vaso de vino tinto y deja que evapore el alcohol. Agrega 200 g de lentejas cocidas y orégano al gusto.

Carbonara vegana

Cuece 1 coliflor y tritúrala con 200 ml de nata vegetal de avena o de arroz, 1 diente de ajo, 2 cucharadas de levadura nuricional y añade un poco de nuez moscada y pimienta.

Pesto de aguacate

Tritura 2 aguacates maduros con 1 diente de ajo, 100 g de anacardos o almendras y 1 cucharada de levadura nutricional. Añade un poco de agua de cocer la pasta (por ejemplo, macarrones) hasta dar con la consistencia adecuada.

Pasta con tofu y verduras

Asa tus verduras favoritas en el horno, por ejemplo calabacín, berenjena, pimiento, boniato, calabaza… y reserva. Corta 1 bloque de tofu en cubos y salteálo en una sartén con aceite y especias de curry. Cuando esté dorado, mezcla con la pasta que hayas cocido (fetuccine o espaguetis, por ejemplo) y agrega las verduras troceadas. Adereza con albahaca fresca.

Guisos y platos de cuchara con pasta

Para comer caliente con platos preparados desde casa no hay nada como los guisos y el cuchareo, ya que ganan en sabor con el paso de las horas y los ingredientes se mantienen jugosos. Cualquier salsa espesa o un buen caldo ganará mucho si se enriquece con pasta. Prueba estas ideas:

Tagliatelle al curry

Sofríe 1 cebolleta y 1 pimiento rojo pequeño picados y añade 6 langostinos o colas de gambones, dorándolas bien. Añade 1 cucharada de especias de curry y un poco de concentrado de tomate. Vierte 1/2 vaso de caldo y 200 ml de leche de coco o nata ligera. Deja reducir y sirve con la pasta cocida, cebolleta verde y cacahuetes picados.

Minestrone con cabello de ángel

Sofríe cebolla, zanahoria, apio, judías verdes y coliflor, todo picado en trozos pequeños, añade caldo de verduras y un bote de alubias cocidas. Salpimenta y cuece 10 minutos. Añade dos puñados de pasta y cocina hasta que estén tiernos. Sirve con orégano y queso parmesano. Puedes prepararlo con las verduras que prefieras o cambiando las legumbres.

Estofado con pasta

Dora 300 g de carne de ternera o cerdo en una cazuela con aceite durante 10 minutos, añade 1 cebolleta cortada en juliana, 1 diente de ajo picado y 1 zanahoria en rodajas. Riega con brandy o vino tinto y añade un poco de agua. Deja cocinar a fuego lento 30 minutos. Añade pimentón dulce, remueve y echa 2-3 puñados de macarrones crudos. Cubre con agua o caldo y cuece hasta que las pasta esté tierna.

Espinacas con garbanzos y pasta

Pocha 1 cebolla con 2 dientes de ajo picados en una cazuela, añade 2 tomates pelados picados, un poco de pimentón y 1 hoja de laurel. Incorpora 200 g de garbanzos cocidos, salpimenta, cubre con agua y dejar cocer lentamente 30 minutos. Añade un buen puñado de espinacas frescas y cocina 5 minutos más. Sirve con huevo duro picado y la pasta que más te guste.

Receta de raviolis: el clásico de la pasta rellena

Entre los platos más tradicionales de la cocina italiana no pueden faltar las pastas rellenas, destacando los raviolis como los más populares. Solo necesitas preparar cuadrados de pasta para rellenarlos con una sencilla mezcla de espinacas, ricotta y piñones; son deliciosos con la típica salsa de mantequilla de salvia.

¿Cómo hacerlos diferentes? Para empezar, puedes recortar los ravioli con forma redondeada usando un cortador de galletas o un vaso, incluso puedes hacerlos triangulares o con forma de corazón. Después, anímate con estas variantes de rellenos y salsas:

  • Prepara el relleno con queso feta, avellanas, tomate seco en aceite y avellanas tostadas picadas. Para la salsa, pocha 1 cebolleta con 1 diente de ajo, añade 250 g de setas y 300 ml de nata líquida.
  • Cambia las espinacas por calabaza cocida y mezcla con queso fresco de cabra y un poco de jamón picado. Cambia la salvia de la salsa por unas hebras de azafrán y ralladura de limón.
  • Rellena los raviolis con una mezcla de unos 12 langostinos y 6 mejillones cocidos picados y un poco de pisto de verduras. Acompaña con una salsa verde de almejas.

Recetas de pasta fresca y casera: haz tú mismo la masa

Si cocinas tus propios platos de pasta, ¿por qué no hacerlo desde la propia masa? Elaborar pasta fresca casera de forma artesanal ahora es muy fácil y rápido gracias a la innovación de máquinas como la Pasta Maker de Philips, con la que apenas tardarás unos minutos en tener tu masa lista, totalmente personalizada a tu gusto.

Recetas de pasta

Consigue dos o tres raciones de spaghetti, macarrones, fettuccine, lasaña, tallarines, pappardelle, cabello de ángel o tagliatelle, con el sabor clásico o jugando con los tipos de harina, añadiendo un toque vegetal con espinacas, tomate, zanahoria o remolacha, o incluso con versiones sin gluten.

La máquina hace todo el trabajo amasando, estirando y cortando la pasta en el formato elegido, y gracias a la función de peso automático es muy fácil dar con la cantidad exacta de ingredientes. Solo tendrás que preocuparte en elegir la receta que querrás preparar con ella, y si necesitas más inspiración, no dudes en consultar el recetario incluido con ideas para sacarle el máximo partido a tu máquina.

cocinar pasta

Olvídate de comer siempre los mismos platos aburridos fuera de casa y anímate a innovar con tus propias recetas de pasta diferentes. ¿Cuál es tu favorita?

Fotos | iStock.com/ALLEKObarol16YelenaYemchukevgenybAndrei Kravtsov

En Mi Mundo Philips | ¿Una barbacoa 100% vegetariana? Siete recetas sabrosas y divertidas solo con verduras

En Mi Mundo Philips | Operación bikini y pasta: ¿son incompatibles?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.