5 consejos de cómo iluminar correctamente tu estudio y darle un toque personal

, 30 de noviembre de 2014

Philips-STUDY-EVE-PURPLE-AND-RED

Tu estudio, tu despacho, tu oficina, en general el lugar en el que pasas una gran cantidad de tiempo centrado en tus obligaciones, tiene que estar bien iluminado. La luz es probablemente uno de los aspectos más importantes en un estudio a nivel funcional y también a nivel decorativo. Necesitamos una iluminación adecuada para concentrarnos bien, para trabajar mejor y sobre todo para no cansar la vista.

Hay una serie de consejos que debemos tener en cuenta a la hora de iluminar un estudio. Todos sabemos que necesitamos varias lámparas y en general, que la iluminación sea buena. Pero a veces no sabemos cuál debe ser su ubicación o sus características y cometemos errores al elegirlas y colocarlas. Como sucede con todo en decoración, es fundamental pensar antes de actuar y seguir unas pautas básicas concretas.

Adapta la iluminación a tus necesidades en el trabajo

En primer lugar hay que tener en cuenta que no todos los trabajos son iguales. Por lo tanto lo primero que debemos analizar es cuáles son las tareas y actividades que vamos a realizar en nuestro estudio y cual es el tipo de iluminación más adecuado para ellas. La luz blanca e intensa nos ayuda a concentrarnos. Pero puede haber situaciones en las que sea más adecuada una luz más tenue o de otro color.

Optimiza el aprovechamiento de luz natural

luz-natural-estudio

Lo ideal sería que todos pudiésemos disfrutar constantemente de una abundante luz natural, pero sabemos que muchas veces no es así. Si tenemos una ventana en nuestro estudio debemos colocar nuestra mesa de trabajo cerca de ella, preferiblemente no de frente, sino de lado, para recibir el flujo de luz natural de forma adecuada. Aún así lo normal será que necesitemos completar con luz artificial.

Intenta que la luz para trabajar se parezca a la del Sol en lo posible

Como ya hemos dicho la mejor luz para trabajar es la natural, porque es la mejor para nuestros vista, para enfocar, para distinguir bien los colores… el tema es que no siempre podemos disponer de ella, pero hoy en día existen sistemas de iluminación artificial que imitan la luz del Sol realmente bien. Eso es lo que debemos buscar una luz intensa y que en su tonalidad imite a la luz blanca que recibimos del astro rey cada mañana.

Evita las sombras

496631023_5d8e50a068_b

Hay que prestar especial atención a la situación de las lámparas con respecto a la mesa. Las lámparas deben estar colocadas de forma que no creen sombras incómodas sobre nuestra área de trabajo. Esto afecta especialmente a los focos que se dirigen directamente a la mesa que se pueden colocar directamente sobre ella, a la izquierda si somos diestros y viceversa o sobre ella, pero siempre adelantados con respecto a nuestro puesto, para evitar la sombra de nuestra propia cabeza.

Emplea varios focos de luz y con iluminación flexible

Teniendo en cuenta que lo normal será que en nuestro día a día pasemos por momentos diversos y realicemos actividades diferentes, lo mejor será que que dispongamos en nuestro estudio de varios focos de luz, para poder utilizar los que mejor se adecuen a cada situación y si es posible, que contemos con una iluminación flexible que podamos controlar y variar a nuestro antojo.

Será genial poder atenuar la luz en momentos en los que queramos relajarnos o fijar nuestra atención en una pantalla y subir su intensidad cuando vayamos a escribir, leer o dibujar en papel e incluso, en ocasiones, cambiar su color. Eso es algo que nos permite, por ejemplo, Philips Hue, el sistema del que tanto hemos hablado en estos días.

Fotos | Philips, chrismeller, Benjamin Thompson

En Mi Mundo Philips | Cinco razones por las que vas a triunfar regalando Philips Hue esta Navidad

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.