7 juegos con luz para disfrutar con tus niños en verano… y durante todo el año

, 19 de agosto de 2015

sombras-chinescas

La luz es algo fascinante para pequeños y mayores, pero muchas veces no le sacamos todo el partido que podríamos. Muchos de los efectos asociados a ella pueden ser un punto de partida excelente para organizar juegos con niños y para, al mismo tiempo, fomentar el interés en su conocimiento.

Los claros y las sombras, fenómenos como la reflexión o la refracción, la fluorescencia y la fosforescencia, la descomposición de la luz blanca en sus colores e incluso la formación de hologramas… Son cosas que tenemos a nuestro alcance y que podemos aprovechar para pasar un rato divertido con los peques de la casa ahora en verano, que están de vacaciones, o durante todo el año.

Sombras chinescas

shadow-198682_1280
Todos hemos jugado en más de una ocasión con nuestras sombras, con las de nuestros cuerpos o mejor aún con las de nuestras manos. Con luz natural cambian dependiendo de la orientación del sol y de la hora del día y también se puede jugar a hacer sombras con luz artificial. Hay figuras que podemos crear fácilmente y que harán pasar a niños y mayores un rato realmente divertido.

Reloj de sol

time-383099_1280
Precisamente aprovechando el cambio de las sombras a lo largo del día, podemos enseñar a los niños a averiguar la hora que es en función de ellas. Podemos buscar algún reloj solar que haya cerca de nuestra casa o podemos crear el nuestro propio. En internet podemos encontrar tutoriales para hacerlo.

Proyectores Disney

717690816-MI1-global-001
Si lo nuestro no son las manualidades y tampoco se nos da muy bien la física hay opciones más sencillas, cosas que podemos comprar, que funcionan con luz y que están listas para disfrutar como los proyectores Disney de Philips. Con el uso de la luz proyectan sobre la pared imágenes de los personajes favoritos de los niños, haciéndoles pasar un rato muy divertido.

Reflexión y refracción con rayo láser

reflexion
Otra cosa que suele fascinar a los niños es el uso del láser, es luz visible pero muy concentrada y tiene la particularidad de que sobre papel, sobre humo o sobre agua con leche, por ejemplo, podemos ver todo el recorrido de sus rayos. Eso permite apreciar de forma sencilla fenómenos tan interesantes como la reflexión y la refracción, aunque debemos tomar ciertas precauciones porque el láser puede ser peligroso si apunta directamente a los ojos.

Si no tenemos un láser a mano o no nos atrevemos con él, tenemos la opción de jugar con la refracción simplemente al sumergir objetos en agua. Observando como parece que están más cerca de lo que realmente están cuando los vemos en el fondo o como, por ejemplo, un lápiz parece doblarse al estar sumergido en líquido.

Hologramas en 3D

holograma

La tecnología ha avanzado mucho y hoy en día nos permite crear en casa, a través de la reflexión en un par de espejos curvos, nuestros propios hologramas. Es algo muy sencillo y el aparato para hacerlo se puede conseguir por menos de 30 euros. Los niños van a alucinar cuando intenten coger el holograma y vean que realmente solo se trata de una imagen y no de un objeto real, después investigarán sobre como funciona y crearán los suyos propios.

Descomposición de la luz blanca en colores

prisma
La formación del arco iris es otro de esos fenómenos que nos sigue fascinando aún cuando somos mayores. No siempre tenemos la suerte de verlo, las condiciones meteorológicas para que aparezca tienen que ser muy concretas pero a menor escala podemos crear el nuestro propio descomponiendo la luz blanca haciéndola pasar a través de un prisma o de gotas de agua, por ejemplo, con la manguera del jardín.

Fosforescencia y fluorescencia

violet-669042_1280
La fluorescencia y sobre todo la fosforescencia, que es más lenta y duradera, son otras dos propiedades que podemos aprovechar para nuestros juegos con luz. La fluorescencia se produce solo en presencia de luz, pero la fosforescencia hace que las sustancias que la poseen tengan la capacidad de brillar en la oscuridad. Con este tipo de sustancias se hacen pegatinas para el techo, que pueden imitar las estrellas, e incluso libros para que los niños lean de noche como Nocturno: Recetario de sueños.

Y estas son solo algunas ideas para jugar con luz, seguro que a partir de estas a vosotros se os ocurren muchas más. Nos encantará que completéis la lista con vuestras sugerencias y comentarios.

En Mi Mundo Philips | Las lámparas colgantes más divertidas para llenar de luz la habitación de los niños

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.