Adiós a los temores nocturnos: tu hijo ya no tendrá miedo a la oscuridad

, 15 de diciembre de 2015

luces nocturnas (3)

Esta noche mi hijo de cinco años se ha despertado gritando en mitad de la noche. Había viento fuerte y el ruido le ha debido despertar. Se ha asustado y el estar a oscuras no le ha ayudado nada, así que hemos acudido a tranquilizarle y hemos encendido la luz del pasillo. El miedo a la oscuridad es muy habitual entre niños de 3 a 6 años. Su imaginación es infinita, y para ellos los monstruos y fantasmas se esconden debajo de la cama o dentro del armario. Si tu hijo tiene pesadillas o se asusta a menudo por las noches, apunta estos consejos para ayudar a superar sus miedos.

El momento de irse a la cama tiene que ser un momento relajado y agradable. Podemos leer un cuento, contarle una historia, acompañarle a lavarse los dientes y mientras se pone el pijama. Los padres debemos tranquilizarle y asegurarle que está en un entorno seguro y que nosotros estamos cerca de él para cualquier cosa que necesite. La rutina, mantener siempre el mismo horario, seguir una serie de costumbres todos los días hace que el niño esté más seguro.

Debemos evitar que vea en televisión historias de miedo o violentas que le puedan asustar. Incluso los dibujos animados a veces no son adecuados para su edad y pueden atemorizarle y causarle pesadillas.

Tener una luz que maneje él y que le acompañe en la oscuridad le hará sentir seguro. Hay luces muy suaves que son ideales para el cuarto de los niños, dan una luminosidad tenue que ayuda al niño a dormirse, le tranquiliza y le hace sentirse acompañado en todo momento.

Se trata de que el niño coja confianza suficiente para ver que de noche no puede ocurrir nada malo y que no hay de nada de qué asustarse. Nosotros debemos darle seguridad, y tranquilizarle todo lo que haga falta.

En Mi Mundo Philips | 17 regalos realmente prácticos para una familia con bebé

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.