¡Adiós al pañal! Cómo lograr que tu hijo logre hacer pipí solo de forma natural

, 25 de octubre de 2016

Cada niño tiene un proceso evolutivo distinto. Controlar la orina y la caca no es tarea fácil para un niño pequeño. Aunque estemos deseando prescindir del pañal, no debemos agobiarle ni exigirle que adquiera el hábito de un día para otro. Es un proceso natural que forma parte de su desarrollo. ¡Exactamente igual que caminar o hablar! Pretender enseñar a un niño a que controle el pis antes de tiempo es totalmente contraproducente.

El momento ideal no existe: espera a que tu niño esté preparado

Muchos padres esperan a la llegada del verano para realizar las primeras pruebas con la retirada de pañales. Piensan que al tener más tiempo libre, podrán esforzarse más por inculcar este nuevo hábito en sus hijos. Es un error común que puede derivar en una frustración para el pequeño e incluso tener un efecto totalmente contrario al deseado.
Por regla general, la mayoría de los niños desarrollan las habilidades físicas y cognitivas necesarias para prescindir de los pañales entre los 18 y los 24 meses, pero hay niños que no están listos hasta que tienen casi 3 años. Tan normal es lo uno como lo otro. No existe una edad mágica a partir de la cual el peque puede prescindir del pañal. Si quieres quitar el pañal a tu hijo, no tengas prisa. Él mismo te dirá cuándo está listo para usar el orinal, independientemente de que sea verano o cualquier otra estación del año.

Planifícalo con antelación

Si estás pensando en empezar a quitarle los pañales a tu niño, piensa cómo quieres llevar a cabo el entrenamiento. Decide cuándo y cómo vais a empezar, en qué momentos del día lo intentaréis, si saldrá con pañal puesto fuera de casa o no, y prepara una bolsa con todo lo necesario para solventar los “accidentes”.

También puede servirte de ayuda consultar con tu pediatra el mejor plan de actuación o la mejor técnica a seguir. Una vez que hayas decidido cómo y cuándo quieres hacerlo y tengas claras las líneas de actuación, informa a las personas que también lo cuidan para que estén preparadas.

Sé paciente y tolerante

Aunque algunos niños aprenden en pocos días, lo normal es que el “entrenamiento” dure semanas o meses, siendo el pañal de la noche el más difícil de retirarNo trates de apresurar a tu niño. Acepta el hecho de que habrá “accidentes” y permítele que lo haga a su propio ritmo. Motívale cariñosamente y felicítale cuando lo haga bien.

Si tu hijo se retrae o retrocede, no insistas. No des importancia a sus errores, son parte del proceso. No te enojes ni lo regañes. Ponte en su lugar y recuerda que hasta hace muy poco tiempo, tu hijo aún no había desarrollado completamente la capacidad muscular para lograr contener sus necesidades. Si no obtienes buenos resultados al cabo de varias semanas, significa que tu hijo no estaba listo todavía para la retirada del pañal. Espera algunas semanas más para volver a intentarlo de nuevo y mantén la calma y la paciencia.

Un niño autosuficiente

Lo normal es que los pequeños vayan superando poco a poco las primeras pruebas. ¡Y qué después se entrenen utilizando el orinal! Llegará el momento en que tu hijo sea completamente capaz de ir solo al baño. Aunque puede que todavía necesite usar una tapa especial y el proceso requiera tu supervisión.

Acostúmbrale a cerrar la tapa del inodoro cuando acabe, a tirar de la cadena y a limpiarse las manos después. También deberás prestar especial atención a la higiene de tu cuarto de baño para mantener a raya los gérmenes. ¡Los peques lo tocan todo y se llevan la mano a la boca constantemente! 

Imágenes | iStock / Evgenyatamanenko / deucee_ / didesign021 /Markcarper.

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.