¡Adiós, barba! ¿Qué pasa cuando vuelves al rostro afeitado?

, 22 de septiembre de 2017

¡Qué bien te quedaba la barba! Sin embargo, te apetecía un cambio de look y has decidido volver a afeitarte, algo que no hacías desde hace meses, puede que años. Ya te habías acostumbrado a cuidar de tu vello facial incluso más que del pelo de tu cabeza y ahora te sientes algo extraño luciendo la cara suave y sedosa. Tienes ante ti un nuevo mundo. ¿Qué pasa cuando vuelves al rostro afeitado?

Tu abuela no te reconoce

Para tu abuela vas a ser como un extraño, al menos durante los primeros cinco minutos que te vea con la cara afeitada. Ya le costó reconocerte cuando apareciste en su casa con aquella frondosa barba que te habías estado dejando durante un mes. De hecho, la pobre casi te echa pensando que eres un vendedor de no sé qué. Así que ahora dale tiempo, porque para ella (y para mucha gente) vas a ser un total desconocido que huele a after shave.

Tienes que cambiar la foto en tus perfiles de ligoteo

Una de las primeras cosas que vas a tener que hacer una vez que te hayas quitado la barba es actualizar tu red social de dating. No, no nos referimos a que tengas que pensar otra descripción de cómo eres, qué buscas y qué te gusta. Eso puedes dejarlo tal y como está, pero lo que sí te va a tocar cambiar sí o sí es tu foto de perfil. Así, cuando por fin quedes con tu ligue para conoceros en persona, no pensará que le has dado gato por liebre con la foto.

Ahorras tiempo al arreglarte

Que si lavarte la barba con el gel adecuado, que si secarla correctamente, que si hidratarla, que si cepillarla para que esté bien peinada y no se enreden los pelos… ¡Uff, cuántas cosas! Quienes viven contigo saben que cuando entras al cuarto de baño este queda inaccesible durante una hora porque cuidar de tu barba te lleva lo suyo. Por eso, cuando los habitantes de tu hogar se enteren de que has dicho adiós a esa melena que lucías en tu rostro, se van a llevar una alegría. Y tú te vas a llevar otra: vas a ahorrar un montón de tiempo y vas a poder dormir veinte minutitos más por las mañanas.

Ya no tienes pelo que acariciar

Esa costumbre de acariciarte el vello facial que tanto te relaja mientras piensas, hablas o haces cualquier otra cosa es algo que vas a echar mucho de menos cuando ya no tengas barba. Vas a tener que acostumbrarte a mantener las manos alejadas de tu rostro porque, ¡cuidado!, tocarte la cara continuamente puede estropear tu piel y hacer que incluso te salgan granitos. ¡No estropees ese cutis terso que luces!

Te sientes más fresquito

Vale que en invierno la barba te abriga, pero… ¿y el calor que has pasado tú en verano con esa espesa capa de pelo cubriendo tu rostro, qué? Menos mal que ya estabas acostumbrado y casi ni notabas que la temperatura subía en tu cara cuando el sol pegaba bien fuerte. Ahora que te has afeitado vas a reencontrarte con el mundo del frescor… sobre todo cuando las temperaturas bajen. Echarás de menos que el vello facial te abrigue, pero piensa en lo tersa que se te va a quedar la piel.

Ya no tienes que preocuparte por ensuciarte

¿Cuántas veces has notado que, mientras comías, alguien se quedaba mirando fijamente a tu barbilla con cara de circunstancia? ¿Recuerdas cómo te quedabas cuando, al ir al baño y verte en el espejo, descubrías que llevabas salsa boloñesa colgando en tu barba? Eso no volverá a ocurrir. Ahora, con la fina piel de tu rostro al descubierto, te darás cuenta si cualquier intruso en forma de comida se posa en ella sin avisar. ¡Se acabó ensuciarse la barba en medio de una cita!

Vuelve a usar after shave… pero no dejes tu afeitadora

Cuando te regalan por Navidad o por tu cumpleaños esos packs formados por perfume, desodorante y after shave te preguntas qué hacer con esto último. Al final acabas coleccionándolos en el armario del cuarto de baño porque claro, ¿cómo te vas a poner el after shave si lo de shave no lo practicas? Eso va a cambiar a partir de ahora…Ve sacando todos los botes que has ido guardando: vas a sentirte tan fresquito como esos futbolistas que se echan las lociones para después del afeitado en los anuncios de la tele. Y como no, ajusta tu afeitadora de siempre al apurado que quieras llevar a partir de ahora, One Blade sigue siendo una opción perfecta para el mantenimiento de un rostro sin barba.

En Mi mundo Philips | Siete famosos que se dejaron barba… ¡y mejoraron!

Imágenes | portada iStock.com/dima_sidelnikov; interior iStock/DeanSanderson, iStock/nd3000, iStock/g-stockstudio

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.