Así ha sido mi primer afeitado con la nueva Afeitadora Philips Serie 3000

, 31 de marzo de 2016

20160330_Philips_01

El afeitado es una de las rutinas que muchos hombres viven a diario. Por ello, es fundamental encontrar la afeitadora que realmente se adapte a nuestra piel y nos haga vivir una experiencia positiva. Entre la amplia gama de afeitadoras que nos ofrece Philips, hoy hemos probado la nueva Afeitadora Serie 3000, perfecta para afeitarnos en seco.

Cabezales Flex de 4 direcciones

20160330_Philips_09

 

Lo que más llama la atención de la Serie 3000 al tenerla por primera vez en la mano es su zona superior, compuesta por tres cabezales Flex de cuatro direcciones. No sé si os ocurre lo mismo que a mí, pero siempre que tengo una afeitadora de este tipo delante, no puedo evitar tocar los cabezales para ver todos los movimientos posibles.

Claro que no es hasta que empiezas a afeitarte que no compruebas si realmente se adapta a todos los ángulos del cuello y la cara. En mi caso, mi zona más complicada (y la de muchos hombres) es la de la de nuez, donde habitualmente me toca hacer varias pasadas hasta conseguir un máximo apurado. Mentiría si dijera que con la Serie 3000 he logrado este apurado en la nuez a la primera (como ya digo, es mi punto débil), pero lo que sí es cierto es que con unas tres pasadas fue más que suficiente.

Si esto fue así en mi peor zona, sobra decir que en el resto fue mucho más sencillo, logrando un buen apurado rápidamente y con una pasada.

afeitado con Philips

¿Y qué hay de la irritación? En mi caso, tengo la piel bastante sensible, por lo que la zona del cuello se me suele irritar con cualquier tipo de afeitado, ya sea cuchilla, afeitadora eléctrica, en seco o en húmedo. Si bien con la Serie 3000 esperaba una gran irritación, dado que es eléctrica en seco, la verdad es que, para mi sorpresa, no he notado un incremento de la misma. Así que feliz.

Recortador desplegable

20160330_Philips_03 20160330_Philips_04

En algunos modelos de la Serie 3000, como es el caso del modelo S3510/06, encontramos el recortador de pelo largo, que se abre al pulsar un pequeño botón. Debido a la anchura que tiene, es perfecto para perfilar zonas como patillas, bigote o la barba en la zona de la mandíbula.

En cambio, si queremos definir algo con más detalle o una parte más estrecha, es mejor recurrir a alguno de los perfiladores de Philips, que pueden ser un buen complemento para esta afeitadora.

Con o sin cable

20160330_Philips_05 20160330_Philips_06

El modo de carga de esta afeitadora es mediante conexión de cable por la zona inferior de la misma. Además, se puede usar tanto con el cable puesto como sin él, lo que es de agradecer en caso de que a mitad del afeitado te quedes sin batería. Porque seamos honestos, la carga en soporte queda mucho más bonita, pero nos impide usar el aparato en cuestión mientras ésta dure. Por ello, estoy muy a favor del cable.

Por cierto, cabe destacar que con una hora de carga en el modelo S3510/06, tenemos más de 50 minutos de afeitado . Esto viene a ser, más o menos, dos semanas y medio afeitándonos todos los días.

Enjuagar con agua

20160330_Philips_07 20160330_Philips_08

Por último llegamos a la limpieza de la Afeitadora Serie 3000. Como todas las afeitadoras de Philips, trae un cepillito para quitar los pelos, pero también podemos limpiarla bajo el grifo, lo que resulta bastante cómodo. Es decir, aunque sea para afeitado en seco, no debemos tener miedo a enjuagar los cabezales con agua, una vez abiertos, ya que es totalmente seguro.

Y hasta aquí el análisis de la nueva Afeitadora Philips Serie 3000. Mi experiencia ha sido muy positiva. Ahora falta que la probéis vosotros también y nos contéis qué tal. ¡Esperamos vuestros comentarios!

En Philips | Afeitadora Philips Serie 3000
En Mi mundo Philips | Probamos la afeitadora Serie 5000: máxima potencia al alcance de la mano

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.