¿Por qué se agacha el Príncipe Guillermo para hablar con Jorge? Descubre la escucha activa

, 2 de septiembre de 2016

Prince William with son Prince George during a visit to the Royal International Air Tattoo at RAF Fairford

¿Te imaginas verlo todo desde la altura de tu hijo pequeño? ¿O tener que hablar con alguien que mide el doble que tú? Ponerse a la altura del niño, agacharse para hablar con él, escucharle y mirarle a los ojos, es un método de crianza que se conoce como escucha activa y que es más importante de lo que parece. El príncipe Guillermo lo aplica para hablar con su hijo Jorge, como puede verse en esta foto, y como padres deberíamos tener esto en cuenta a la hora de hablar de manera similar con nuestros hijos, ya que este método ofrece grandes ventajas.

Este método de escucha activa fue desarrollado por dos psicólogos estadounidenses, partiendo del principio de que los niños (hasta los 12 años) no comprenden el mundo de los adultos, así que debemos ser nosotros los que nos pongamos a su nivel para intentar entender el suyo. Cada vez que queramos hablar con el niño podríamos agacharnos, escuchar lo que dice y mirarle a los ojos para tratar de entenderle para crear así un clima de igualdad y confianza. Así el niño se siente seguro, escuchado y comprendido, y en lugar de echar mano del berrinche para llamar nuestra atención, puede trata de dialogar con nosotros de tú a tú.

Entre los beneficios que implica la escucha activa encontramos el fortalecimiento del vínculo con tu hijo, ayudas a reducir los enfados sin razón, consigues que el niño te trate con respeto y autoridad, ellos se sienten más seguros y con más confianza en sus padres, refuerza la autoestima y hace que los niños aprendan a expresarse y a escuchar también ellos.

Tampoco se trata de que el niño consiga todo lo que quiera, pero si tomamos una decisión con la que el niño no está de acuerdo, debemos explicársela y tratar de razonar con él de manera cercana y agradable. En cualquier caso, las normas y los límites siguen siendo necesarios. A los padres nos ayudará a comprender mejor a nuestros hijos y conseguiremos modificar sus conductas inapropiadas sin pasar por el eterno proceso del disgusto, discusión y castigo.

Foto | Gtres

En Mi Mundo Philips | ¿Eres un padre demasiado controlador? Estas son las señales que debes vigilar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.