¿Agua caliente? No, ¡mejor ducha fría! Estos son sus sorprendentes beneficios

, 28 de mayo de 2018

ducha fria

Un café, una cazadora bien abrigada, una ducha calentita… en invierno buscas cualquier cosa que te quite el frío del cuerpo. Pero ahora que estamos en primavera y que el verano se acerca, ya no tienes excusa para probar los beneficios de una ducha bien fría. ¿Que por qué? Tienes muchos motivos para hacerlo. La ducha de agua fría tiene muchas propiedades beneficiosas para el cuerpo. Ahora que llega el buen clima, será la mejor terapia para lucir una piel ideal y mucho más.

La mejor terapia para la piel

Ducharse con agua fría es mucho mejor para tu piel que hacerlo con agua caliente. El motivo es que esta última acaba con la barrera de grasa natural que hay en la superficie de la piel, y eso hace que esta acabe resecándose. Como consecuencia de ello, la cara queda con un aspecto escamoso y sin brillo. El agua fría de la ducha también viene muy bien para cerrar los poros de la cara y tonificar los músculos faciales, lo que proporciona un aspecto joven y sin imperfecciones. No lo dudes, es mejor que el agua caliente porque aportas firmeza y elasticidad a la piel y, además, la hidratas sin irritarla.

También se nota en el cabello

Ahora que conoces los beneficios de la ducha de agua fría para la piel, seguro que te planteas probarla. Pero cuando sepas que también hace que tu cabello brille más, renunciarás a la ducha de agua caliente sin pestañear. La ducha de agua fría elimina las células grasas del cuero cabelludo y mejora la salud de tu pelo, aportándole brillo. Además, al enjuagarse el cabello con agua fría, la fibra capilar se cierra correctamente. De esta forma, el pelo está más protegido gracias a que se sella la cutícula.

Mejora la circulación y te sientes menos cansado

Se trata de un clásico que seguramente habrás oído muchas veces. Quizás hayas pensado que se trata de un falso mito, pero te equivocas, ¡es cierto! El agua fría activa la circulación sanguínea, por lo que si sientes tus piernas cansadas después de una buena sesión de running, te vendrá mucho mejor que ducharte con agua caliente. El motivo es que, al ser la temperatura más baja, el cuerpo lleva más sangre a los tejidos internos, por lo que produce un mejor flujo sanguíneo. ¡Saldrás de la ducha mucho más descansado!

ducha fria

Te ayuda a activarte

Ducharte con agua fría por la mañana puede producir un efecto similar al de la cafeína, así que si no te queda café, ya sabes… El choque térmico que produce el contacto con el agua fría provoca que el sistema nervioso simpático se active y, de esta forma, equilibra la temperatura del organismo, que libera adrenalina. El cuerpo se oxigena y te sientes mucho más despierto. Como la ducha de agua fría activa las terminaciones nerviosas de la piel, tu nivel de energía aumenta. ¿Qué mejor forma de empezar el día?

Lo mejor después de un afeitado en húmedo

Si tu piel es sensible, además de ducharte con agua fría para aliviar el picor y la irritación, afeitarte en húmedo será una muy buena opción. El afeitado en húmedo se lleva a cabo con el rostro mojado. Puedes utilizar espuma o gel de afeitar, que reblandecen el vello facial y hacen que tu piel no sufra. Expande bien la espuma o el gel por tu cara y déjala actuar unos 60 segundos.

ducha fria

¿Sabías que puedes realizar el afeitado en húmedo utilizado utilizando una máquina eléctrica en lugar de cuchillas? La afeitadora series 5000 de Philips cuenta con el sellado Aquatec Wet & Dry, lo que permite afeitarte con la cara mojada y usando gel o espuma. Además, dispone de un sistema de cuchillas MultiPrecision y cabezales Flex de 5 direcciones, que protegen la piel hasta 10 veces más que una cuchilla tradicional. Al acabar de afeitarte en húmedo puedes aprovechar para ducharte y aclarar el rostro con agua fría, ya que así cerrarás los poros y la suciedad no penetrará en la piel.

En Mi Mundo Philips | Cinco cosas que estás haciendo mal al ducharte (y tú sin enterarte)

Imágenes | Portada, iStock.com/LukaTDB; iStock.com/.shock, iStock.com/Antonio_Diaz

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.