El ahuecado, así es el tratamiento que da volumen a tu cabello

No hay comentarios , 20 de Marzo de 2017

A pesar de que el pelo liso ofrece múltiples posibilidades, y de que resulta fácil de peinar y manejar, lo cierto es que también puede evidenciar ciertos defectillos. Nos estamos refiriendo, sobre todo, a aquellos cabellos finos y lacios, que acaban por dar a nuestra melena un aspecto descuidado, y poco saludable; adhiriéndola a nuestra cabeza en un efecto muy poco favorecedor.

Una queja habitual y una carencia que muchas usuarias tratan de compensar, erróneamente, mediante el uso de espumas que acaban por resecar el cabello y disponerlo en mechones, acentuando la sensación de falta de mata. Por fortuna, existe una manera de dar volumen sin necesidad de complicarse la vida: el ahuecado.

En qué consiste el ahuecado


Como su propio nombre indica, un ahuecado es un tratamiento de peluquería que se sirve, precisamente, de los huecos para crear la sensación de volumen. En concreto lo que hace es levantar las raíces, evitando de esta manera que el pelo se pegue al cuero cabelludo. Algo que da lugar a una suave onda que dura entre tres y cuatro meses.

Para que te hagas una idea, se trata de algo así como un moldeado pero mucho más específico, y que se aplica únicamente en la mencionada zona. Algo que seguramente has intentado hacer tú misma con la ayuda de los dedos a lo largo del día sin éxito (probablemente la grasa de las manos ha acabado siendo contraproducente). Y precisamente el ahuecado corta de lleno con la grasa, de manera que es ideal para aquellas que padecemos de este “problemilla”.

Tampoco tiene nada que ver con esas permanentes odiosas, ni tampoco te verás obligada a utilizar gomina cada vez que quieras que se te quede perfecto, sino que nos permite peinarnos a nuestro antojo, sin ayuda del secador y demás. Eso sí, no podrás alisártelo hasta una semana después de hacértelo para que el producto no pierda efecto. En concreto, se utiliza líquido de permanente y tubos en lugar de rulos.

Otras consideraciones y trucos


Por supuesto, además del ahuecado en sí mismo, existen otros trucos que te servirán para darle cuerpo a tu cabellera. Secarlo boca abajo, darle un toque con ondas surferas en los extremos con la ayuda de una plancha y escoger un corte favorecedor, a capas, impedirá ese efecto “cortina” o “bloque” sin movimiento. Que no te de miedo apostar por los degradados.

Para acabar no podíamos dejar de comentar que antes de llevar a cabo este tratamiento deberías acudir al médico. Una melena pobre, de cabello fino y quebradizo, tendencia a la caída o similares puede ser síntoma de mala salud, una incorrecta alimentación, el estrés y otros problemas que han de abordarse más allá de la pura estética, en la que nos hemos centrado en este artículo.

Imágenes | Pixabay

En Mi mundo Philips | Cómo ganar volumen en los labios gracias al delineador labial

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.