Alimentación complementaria para los bebés: ¡al rico puré!

, 20 de septiembre de 2012

Parece mentira, pero el bebé va creciendo y ya no es ese bebé lactante que sólo se alimentaba con tu leche o con la leche de biberón. Ya va siendo hora de que empiece a diversificar su dieta y comience a comer nuevos alimentos, aunque la leche seguirá siendo su alimento principal. Es gracioso ver las caras que ponen cuando prueban nuevos sabores, ¡acuérdate de tener la cámara a mano!

Primeros purés

Se suele recomendar empezar a introducir los purés a partir de los seis meses. El bebé se debe poder mantener sentado y debe mostrar interés por la comida. No hay que forzarle. Al principio no comerá mucho, ya que todavía tiene el reflejo de sacar con la lengua todo objeto extraño que se introduce en su boca.

Los primeros purés serán muy sencillos: frutas como la pera, la manzana o el plátano y verduras como la patata, la zanahoria, la calabaza o el puerro. Se pueden mezclar con cereales como el arroz o la avena. Selecciona frutas que estén maduras, que serán más blandas y dulces para comer.

A medida que vaya cumpliendo meses se introducirán alimentos que pueden causar alergias como el gluten, el pescado, el huevo, según las recomendaciones del pediatra y vigilando la reacción del niño por si efectivamente no los tolera bien.

Se recomienda empezar con una cuchara de punta blanda, que cuidan de las delicadas encías del bebé. Las cucharas para bebé de Philips AVENT son fáciles de limpiar y de manejar y tienen un mango largo, ideal para usar con botes hondos.

Empezando la masticación

A partir de los 9 meses, cuando empiezan a salir los primeros dientes y las encías son más fuertes, conviene empezar a no triturar tanto los purés, y darle la comida picada o triturada. La fruta blanda como el plátano se puede dar machacada con un tenedor. Así el pequeño irá aprendiendo poco a poco a masticar.

Los vasos de almacenamiento de Philips AVENT te resultarán cómodos para organizar su comida, y se pueden lavar en lavavajillas.

Primeras comidas sólidas

A partir del año pueden comer prácticamente de todo, pero tampoco se trata de que empiecen a masticar como adultos de la noche a la mañana. El arroz, los guisantes, la carne picada, el pescado, son sus platos favoritos porque comen cosas “de mayores” y son fáciles de comer. Si tienes suerte de que le guste la salsa de tomate, aprovecha, porque el tomate va con todo: arroz con tomate, bonito con tomate, carne picada con tomate, berenjenas cortadas en pequeños trocitos con tomate…

Foto | Abbybatchleder
Mi mundo Philips | ¡Excursión a la vista! Comer fuera de casa con los más pequeños

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.