Probamos la afeitadora Serie 5000: máxima potencia al alcance de la mano

, 28 de enero de 2016

20160128_Philips_5000_01

En los últimos meses os hemos venido hablando de las características de las nuevas afeitadoras de Philips, pero nos faltaba profundizar en una de ellas, la Serie 5000. He tenido ocasión de probarla y en este post os voy a contar mis impresiones.

De entrada, os puedo adelantar que nos encontramos ante afeitadora de gran potencia, que consigue un gran apurado en poco tiempo. Vamos, que es perfecta para los que vamos con prisa en nuestro día a día, pero no queremos renunciar a ir bien afeitados.

Características: afeitado en seco

20160128_Philips_5000_02

Antes de contaros en detalle mis impresiones personales, empecemos por analizar las características de la afeitadora Serie 5000 de Philips. En primer lugar, hay que dejar claro que esta máquina permite únicamente el afeitado en seco. Es decir, que no podemos usar espuma, ni gel de afeitar, ni tampoco utilizarla en la ducha. Aunque eso sí, las cuchillas se pueden lavar poniéndolas bajo el grifo.

Y hablando de cuchillas, esta afeitadora cuenta con las MultiPrecision, que se encargan de levantar el vello facial para facilitar el corte con independencia de su longitud.

Estas cuchillas van en unos cabezales Flex que van en cinco direcciones y con hasta cinco movimientos independientes. ¿Qué se consigue con esto? Que el contacto con la piel sea total, logrando un apurado máximo hasta en las zonas más complicadas del rostro.

Por si todo esto fuera poco, la Serie 5000 incluye la modalidad Turbo+, con la que conseguimos un 20% más de potencia para nuestro afeitado. Además disponemos de 50 minutos de afeitado sin cable con apenas una hora de carga.

Diseño ergonómico y elegante

20160128_Philips_5000_03

Cada vez agradezco más la belleza en los gadgets. Sí, también en las afeitadoras. La vida es un poco más agradable si las cosas de las que nos rodeamos tienen un diseño atractivo. En el caso de la Serie 5000, esta premisa se cumple.

Es elegante, muy masculina y, además, la combinación de líneas rectas y curvas consiguen no solo que sea “bonita”, sino también ergonómica, adaptándose a nuestras propias manos para que la experiencia de afeitado sea aún más cómoda.

En cuanto al color, dependiendo del modelo, encontramos opciones diferentes. Así, mientras el negro y plata de la zona principal se mantiene, el del mango varia con tonos como rojo, azul oscuro, azul hielo, marrón o gris.

Mis impresiones

20160128_Philips_5000_04

Llegamos a la parte final: la de mi propia opinión. Teniendo en cuenta que, en mi día a día, lo que le pido a una afeitadora es que me apure al máximo y sin perder tiempo, estoy en condiciones de decir que la Serie 5000 es perfecta para ello.

Realmente me ha sorprendido la fuerza que tiene y, aunque no es específica para pieles sensibles, lo cierto es que no he notado una irritación mayor con respecto a otras afeitadores de Philips. También he podido comprobar que se adapta bien a todas las zonas. En mi caso, me suele costar más la parte de la nuez y no he tenido problemas.

Si tuviera que ponerle algún pero, sería que no se puede usar en húmedo. Pero eso es algo totalmente personal. Aunque no suelo afeitarme en la ducha, sí me gusta poder usar espuma y en este punto, la Serie 5000 me limita más. Pero si tú eres de los que prefiere afeitarse en seco, sin duda esta es una muy buena opción para ti. ¡Te la recomiendo!

En Philips | Afeitadora Serie 5000
En Mi mundo Philips | Para tu padre, para tu hermano, para tu cuñado… Cómo elegir la afeitadora perfecta para regalar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.