Así era el kit de playa de nuestras madres y así es el nuestro

, 15 de junio de 2016

playa retro

¿Qué llevas en tu maleta de playa? Seguro que cosas muy diferentes a las que llevaba tu madre. Nuestro kit de playa perfecto ha ido cambiando, adaptándose a los nuevos tiempos, a las modas y haciéndose más práctico y sobre todo, más high tech. Descubre cómo han cambiado los kits de playa a lo largo de los años.

Nuestro kit de playa vs el kit de nuestras madres

Las cremas solares. Hoy conocemos muy bien el efecto de las quemaduras solares y de la exposición al sol en nuestra piel: envejecimiento prematuro, cáncer solar, pecas inoportunas, pero antes lo que buscábamos era un bronceado intenso y rápido. Así que mientras antes nos conformábamos con cremas hidratantes untosas o aceites, ahora las hemos sustituido con cremas solares de protección SPF 30 o superior. Con nuestra piel no se juega.

Los libros. Gracias a los libros electrónicos se acabó lo de cargar con una pesada novela histórica en el capazo para entretenernos mientras tomamos el sol. El Hola de nuestras madres ha sido sustituido por el Cuore, pero comentar los looks de las famosas en bikini con nuestras amigas sigue siendo una de las mayores diversiones en la playa.

La depilación. Nuestra madres se depilaban con cera o con cuchilla. No había más opciones. La cera no puede acabar con los pelos más cortos, así que esos días o bien no iban a la playa o bien tenían que recurrir a la cuchilla de afeitar como solución de emergencia. Menos mal que ahora casi todas conseguimos una depilación duradera gracias al sistema IPL de luz pulsada, o que en diez minutos acabamos con el vello más corto bajo la ducha con las depiladoras eléctricas Satinelle y el vello no supone ningún problema para bajar a tomar el sol.

La cámara de fotos. Si antes llevábamos una cámara réflex para inmortalizar los mejores momentos de las vacaciones, con la duda eterna de que si la foto saldría bien o mal hasta que terminaban las vacaciones y conseguíamos relevar las fotos, ahora nos basta con nuestro móvil, con el que no paramos de sacarnos selfies una y otra vez hasta que damos con el ángulo perfecto. Y sino, nos entretenemos con Snapchat y sus divertidas aplicaciones y vídeos.

camera-wallpaper-1

Los productos de belleza. Ahora sí podemos ir maquilladas a la playa gracias a los productos waterproof, y además añadimos agua termal para refrescar nuestro rostro y múltiples productos capilares para protegerlo del sol. Si te habías pasado con el sol, se recurría al vinagre, mientras hoy tenemos el recurso mucho más hidratante de la crema aftersoon.

Las cosas que no cambian. Los bikinis se han vuelto más estrechos y mínimos, pero el estilo retro sigue siendo tendencia, así que podemos estar a la última luciendo un bikini que se parece mucho al que llevaban nuestras madres.

asos_retro

Hoy en día, también hay muchas opciones para elegir gafas de sol, pero podríamos lucir perfectamente las mismas gafas de sol que nuestra madre. Seguimos metiendo en el capazo el pareo, un gorro para protegernos del sol, pañuelos y gomas para recoger el cabello, etc. Hay cosas que no cambian.

Pero al igual que hace décadas, lo que más ganas tenemos de que llegue el verano es de tumbarnos en la toalla o en la tumbona, descansar bajo el sol, disfrutar del aire del mar, de bañarnos en el agua, de saltar olas, y de pasear por la orilla. Las vacaciones son igual de bienvenidas que hace 30 años.

Foto | Psycho beach party, Asos

Mi mundo Philips | Con el verano llega el print tropical más frutero: conviértete en Carmen Miranda

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.