Así tienes que deslizar la plancha para no dañar tu ropa (ni tu espalda)

, 27 de noviembre de 2018

como planchar

¿Recuerdas cómo era la plancha en casa de tus abuelos? Las primeras planchas domésticas eran verdaderos armatostes que sí, planchaban, pero porque pesaban una barbaridad. Por suerte, hoy es muy fácil planchar sin esfuerzo gracias a la innovación y una técnica adecuada. Te contamos cómo deslizar la plancha para no dañar ni los tejidos más delicados, y tampoco tu espalda.

El agarre y el movimiento, claves para deslizar la plancha

Además de cuidar tu postura y situar la tabla a la altura adecuada, es importante prestar atención a la técnica de planchado para no hacer esfuerzos de más. Si forzamos la mano o el brazo, podemos acabar con pequeños dolores o lesiones, incluso dañar la ropa.

Las nuevas planchas de tecnología avanzada como Azur Pro de Philips están diseñadas precisamente para que planchar sea fácil, rápido y eficiente, con el mínimo esfuerzo. La empuñadura de tacto suave tiene un diseño muy práctico para que el agarre sea cómodo; solo tienes que sujetar la plancha con firmeza, pero sin forzar. ¡No se te va a escapar!

como planchar

La suela de la plancha juega un papel clave. Por ella sale el vapor que acaba con las arrugas, y gracias a la tecnología T-ionicGlide, con una capa de óxido de titanio integrada, podrás deslizarla muy suavemente, sin necesidad de presionar.

Empieza a mover la plancha sin hacer fuerza, deslizándola con suavidad, practicando movimientos que casi salen solos. Notarás cómo la plancha se desliza de forma natural siguiendo los tejidos de cada prenda, acabando con las arrugas sin que tengas que presionar. Aprovecha la punta de precisión para guiarte mejor y perfilar adornos, bolsillos o cuellos.

Plancha vertical para un confort máximo

El planchado más fácil y cómodo lo conseguirás con el vaporizador de prendas en vertical de Philips, un innovador sistema que aplica vapor continuo directamente con la ropa colocada en vertical. Así el esfuerzo es mínimo, solo tienes que aplicar el vapor a cada prenda colgada, refrescándola y acabando con las arrugas rápidamente.

Es la forma más cómoda de dejar tu ropa como nueva cada día, eliminando también olores y bacterias, sin tener que sacar la tabla o hacer esfuerzos de más. Así no sufrirá ninguna de tus piezas más delicadas, y tampoco tu espalda.

En Mi Mundo Philips | Cómo limpiar la plancha

En Mi Mundo Philips | La tecnología del vapor: así te ayudan los distintos modos de vapor de tu plancha

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.