Para auténticos sibaritas: descubre el café envejecido en barricas

, 21 de septiembre de 2016

café envejecido en barricas

Como buen amante del café, te gusta disfrutar al máximo de tu bebida favorita cuidando cada detalle. Has sabido elegir la cafetera perfecta para tu casa y te preocupas por comprar granos de calidad, recién tostados y lo más frescos posibles. Si tú también te consideras un gourmet del café como nosotros, te sorprenderá conocer una propuesta totalmente diferente: el café envejecido en barricas, solo apto para sibaritas.

Café envejecido en barricas: ¿lo más fresco no es siempre lo mejor?

En el mundo de las bebidas más prestigiosas son los vinos gran reserva y los destilados como el whisky, el bourbon o el ron las más apreciadas. Tienen ese aire gourmet de producto exclusivo que las diferencia de otros tragos, con muchos especialistas que trabajan su elaboración con mimo artesano, combinando las técnicas antiguas con las últimas tecnologías. Con el café sucede lo mismo, una buena taza de calidad requiere cumplir una serie de requisitos que elevan su valor y su categoría.

café envejecido en barricas

Pero parecía haber una diferencia fundamental entre los procesos de los cotizados whiskys y del café más valorado por los expertos: un buen destilado mejora con los años. Estas bebidas alcohólicas se someten a procesos de envejecimiento en barricas de madera seleccionadas; solo así consiguen convertirse en tragos prestigiosos que alcanzan cifras desorbitadas en el mercado y las subastas.

El café, sin embargo, debe ser lo más fresco posible para poder apreciar al máximo sus cualidades. Lo mejor es comprarlo recién tostado y molerlo en el momento de preparar la infusión.

¿O estábamos equivocados? ¿Puede el café mejorar con el tiempo, como si fuera un oporto o un vino tinto? Los emprendedores que hay detrás de Whiskey Barrel Coffee, en Estados Unidos, parecen estar demostrando que sí. El café envejecido en barricas de madera es una realidad que cada vez se esta ganando una mayor atención mediática, y no solo por lo descabellada que resulta la idea al pensarlo por primera vez.

Recuperando un proceso antiguo en busca de la mayor calidad

café envejecido en barricas

Si nos remontamos a los orígenes del consumo del café, cuando se expandió el comercio internacional a través de las grandes rutas marinas, ya encontramos la idea del café envejecido, al menos en su concepto inicial. En realidad, aquel café surgía de una necesidad impuesta, ya que los barriles de madera eran el mejor recipiente del que se disponía para guardar alimentos. Las travesías por mar duraban semanas, sometiendo a los granos al contacto con la barrica. El café que se preparaba entonces adquiría sabor y aromas de esos barriles, sin que los consumidores finales fueran realmente conscientes de ello.

Los responsables que hay detrás de Whiskey Barrel Coffee son unos declarados amantes del café, auténticos apasionados de su cultura, su cultivo, su producción y su elaboración. Al fundar su empresa tenían un objetivo claro: ofrecer un café de verdadera calidad. No iban a conformarse con producir cafés “buenos”, tenían que apostar por lo mejor, un café para sibaritas que supieran apreciarlo. En su opinión, solo merece la pena el esfuerzo si el resultado final es toda una experiencia sensorial, diferente y exclusiva. Querían un café único y distinto.

Trabajando con café verde, antes de ser tostado, se dieron cuenta de que era como una esponja, absorbiendo los olores de los sacos de arpillera en los que habitualmente se transporta. Así se encendió la bombilla: ¿y si se aprovechara esa capacidad del café para mejorarlo? Contando también con experiencia en la producción de bourbon decidieron combinar lo mejor de ambos mundos. Después de años de duro trabajo e investigación, lanzaron al mundo su obra. Así nació el café envejecido, destinado a ser objeto de deseo de los verdaderos gourmets.

¿Qué es exactamente el café envejecido?

café envejecido en barricas

La teoría, realmente, es muy simple. Si el vino, el whisky o incluso la cerveza pueden elevarse de categoría al envejecer en barricas, el café también podría mejorarse. Pero para conseguir buenos resultados se necesita partir de los mejores granos de café verde, variedades naturales de orígenes exclusivos que puedan aprovechar todas las cualidades de este proceso de envejecimiento. Seleccionar los granos de café verde adecuados es el primer paso.

El segundo componente esencial son, obviamente, las barricas. Las que utilizan en Whiskey Barrel Coffee no fueron fáciles de conseguir, ya que los especialistas en destilados y vinos de todo el mundo no dudan en invertir grandes sumas económicas para hacerse con los barriles de la madera de mayor calidad, y para su café se necesitan ejemplares que ya hayan estado en contacto con el bourbon. Porque esa es la idea, que el café absorba sabores y aromas del apreciado líquido que estuvo antes envejeciendo en ese recipiente.

En el mundillo del whisky se conoce como “la parte de los ángeles” una porción destilado que se pierde al dejarlo envejecer. La madera se lo “bebe”, lo absorbe, adquiriendo sus notas aromáticas. Así es como el café consigue su sorprendente aroma, reabsorbiendo la fragancia y el sabor que ya han cogido las paredes de las barricas. Y después hay que cuidar también al máximo el proceso de tostado de los granos para acentuar esos aromas.

Para verdaderos sibaritas del mejor café

café envejecido en barricas

En Whiskey Barrel Coffee producen un café exclusivo solo apto para los paladares más exigentes. Es un producto caro, pero que responde al complicado proceso de elaboración. Solo con los mejores granos verdes y las mejores barricas se logra un café envejecido que responde a las exigencias de sus autores. Hoy comercializan su café en un packaging también único, que hará las delicias de los hipsters. Son botellas de vidrio artesanas, al estilo del bourbon antiguo, que se llenan a mano y se etiquetan también de forma manual.

Cada botella del café envejecido cuesta 50 dólares, pero los que ya lo han probado aseguran que merece la pena. Eso sí, está claro que no es un café para tomar varias tazas al día. Es un producto de lujo para darse un capricho con calma en casa, y apreciar todas sus notas aromáticas. El café no contiene nada de alcohol, solo su distintivo sabor, y se puede preparar en cualquier cafetera al modo que se prefiera. Sus creadores incluso recomiendan usarlo para preparar postres o diferentes bebidas a base de café. ¿Qué tal un café nitro de café whisky envejecido?

café envejecido en barricas

La pasión de estos emprendedores amantes del café es contagiosa. Se nota que han puesto todos sus esfuerzos y cariño en ofrecer un producto único de verdadera calidad. Sin duda, es una propuesta cuanto menos interesante que cualquier buen cafetero querrá poder probar. ¿Qué os parece esta nueva bebida gourmet? ¿Quizá demasiado pretencioso, o es una idea revolucionaria que imitarán otros? A nosotros, al menos, nos ha picado mucho la curiosidad.

En Mi Mundo Philips | Atrévete a probar el café nitro, la bebida de moda para este verano

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.