Azúcar, aspartamo, sacarina y stevia: los edulcorantes para el café preferidos por los consumidores

, 6 de mayo de 2015

edulcorantes para el cafe

Todos sabemos que el café es una bebida con notas amargas y, aunque a muchos nos guste tomarlo sin añadir azúcar, son muchas las personas que incorporan en su taza un poco de azúcar, aspartamo, sacarina o stevia, siendo éstos los edulcorantes para el café más habituales.

En este artículo hablaremos de estos productos, indicando sus características y revisando cuáles son sus propiedades para endulzar las bebidas, comparando unos con otros para que sea cual sea la opción que elijas para endulzar tu café, lo hagas con más conocimiento de su composición y origen.

Los edulcorantes para el café

1. El azúcar

edulcorantes para el café azúcar en cubos

Se denomina azúcar, azúcar blanca o azúcar de mesa a la sacarosa, también llamada azúcar común. La sacarosa es un edulcorante formado por una molécula de glucosa y una de fructosa, que se obtiene principalmente de la caña de azúcar o de la remolacha, aunque se puede obtener por otros procedimientos.

Normalmente, todos los edulcorantes se miden en cuanto a su capacidad de endulzar por comparación a la sacarosa o azúcar común. El azúcar se presenta en granel, o en el caso de los servicios de café, tanto en sobres de papel, tubitos monodosis, o terrones, que facilitan la dosificación de este endulzante para los consumidores.

Es el edulcorante más habitual en todo el mundo y en general todo café espresso bien servido tras prepararlo en la cafetera automática italiana, se sirve acompañado de una dosis de azúcar -servida aparte para que el cliente decida si lo añade o no- aunque su carga calórica hace que muchos consumidores busquen alternativas, como el resto de edulcorantes para el café de que hablamos ahora.

2. Aspartamo

edulcorantes para el cafe aspartamo

Fue descubierto en 1965 por unos laboratorios químicos. El aspartamo es un edulcorante de bajo contenido calórico, que se utiliza en numerosos productos como alimentos, y bebidas envasadas. El poder endulzante del aspartamo es 200 veces más potente que el azúcar por lo que con una pequeña cantidad se consigue aportar a los alimentos y bebidas la dulzura deseada.

El aspartamo es elaborado a partir de dos aminoácidos o componentes proteicos: el ácido aspártico y la fenilalanina y se comercializa bajo las marcas de Natreen y Canderel, además de NutraSweet, que fue la marca inicial diseñada por los laboratorios. A este edulcorante le corresponde el código E 951 de aditivos en Europa.

Su consumo es seguro hasta unos 40 mg por kg de masa corporal de la persona, aunque desde su aparición siempre ha habido mitos y bulos sobre la seguridad de este producto, que han sido desmentidos por estudios científicos del Comité Conjunto FAO/WHO de Expertos y de la FDA.

3. Sacarina

edulcorantes para el cafe sacarina

La sacarina fue sintetizada en 1878 a partir de experimentos con derivados del alquitrán y actualmente se obtiene mediante síntesis química del tolueno y otros derivados del petróleo. Tiene una gran potencia como edulcorante y se utiliza normalmente en pastillitas o en sobres monodosis, aunque también se pueden encontrar presentaciones en líquido.

Debido a la gran potencia edulcorante de la sacarina, ha sido un producto muy utilizado ya que al no tener apenas carga de calorías es ideal como sustituto del azúcar. Sin embargo, debido al riesgo de producir aumento de casos de cancer descubierto en los experimentos realizados con animales de laboratorio, determinó su prohibición en Canadá y la obligatoriedad de incluir advertencias sobre los riesgos en las legislaciones más estrictas de países como Estados Unidos.

4. Stevia

edulcorantes para el cafe stevia

La Stevia es el último producto de moda en materia de edulcorantes para el café. Esta sustancia, conocida desde antaño por los indios guaraníes de la República del Paraguay se comenzó a investigar, al descubrir que utilizaban la llamada hierba dulce (ka’a he’? en guaraní) para endulzar sus infusiones y darse cuenta de que tenía un gran poder edulcorante.

El nombre de Stevia viene del apellido Esteve, un médico y explorador que la encontró en Paraguay en el año 1550. Más adelante, en el año 1900, el paraguayo Ovidio Rebaudi publicó en 1900 el primer análisis químico que se había hecho de este producto. Como edulcorante, tiene una potencia de entre 250 a 400 veces mayor que la sacarosa o azúcar por lo que es suficiente usar una pequeña cantidad de este producto para endulzar bebidas.

Actualmente la stevia se encuentra comercializada en numerosos países, tanto en extracto en polvo (dosificable con cucharillas) como en forma de pequeñas pastillitas similares a las de la sacarina. En general lo que se comercializa es el glucósido de esteviol, que también se encuentra en forma de líquido o gotas diluidas, para endulzar yogures y productos similares.

Los mejores edulcorantes para el café

Cualquiera de estos productos es perfecto para endulzar tu café, todo es cuestión de gustos y de cantidades. Teniendo en cuenta que cada producto aporta cierto gusto particular a la bebida, en general el preferido es el azúcar, sobre todo por razones de costumbre y educación del gusto.

Como sustitutos del azúcar para diabéticos o para quienes prefieren endulzar sus bebidas aportando a éstas menos calorías, los otros tres productos se suelen utilizar en dietas hipocalóricas, siendo la elección de uno u otro producto como edulcorante para el café, una cuestión personal y de salud.

Imágenes | Kurtis Garbutt, Maksulhin, Gustavo Zalduendo, Manuel

En Mi mundo Philips | ¿Se han cambiado los británicos al café de las cinco?
En Mi mundo Philips | Cómo hacer un refrescante cappuccino freddo ideal para combatir el calor

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.