Barba y acné: todo lo que tienes que saber

, 22 de agosto de 2017

El acné es uno de los problemas de la piel masculina más habitual en la adolescencia y, aunque aparece en diferentes partes del rostro y el cuerpo, es en la zona de la barba donde puede tener una presencia mayor. Descubre cómo hacerle frente.

Lo primero que has de tener en cuenta es que el acné es una enfermedad y, como tal, debes acudir al médico especialista, en este caso un dermatólogo, para que realice un diagnóstico y te diga cuál es el tratamiento más adecuado para tu caso. Aún así, hay aspectos que puedes conocer de antemano y medidas que puedes tomar para que la mitigar la presencia de granos.

Acné en la zona de la barba, ¿por qué?

La aparición de acné en la zona inferior del rostro durante la etapa de la adolescencia puede relacionarse con el crecimiento y aumento de grosor del vello facial para convertirse en barba.

Pero ojo, porque en lugar de tratarse de acné, los granitos pueden deberse a otras enfermedades de la piel, como son la foliculitis (infección de folículos pilosos) o la pseudofoliculitis de la barba (infección de folículos después de que el vello crezca en sentido contrario y quede incrustado en la piel).

Ambas patologías pueden darse a cualquier edad tras la adolescencia y están relacionadas con el afeitado, ya sea porque se busca el máximo apurado o porque se realiza a sentido contrario del nacimiento del vello.

¿Qué hacer con el acné en la zona de la barba?

Sea cual sea el causante de los granos en la zona de la barba, lo que jamás se debe hacer es tocarlos o explotarlos. Con esto solo conseguiremos empeorar su estado, provocar heridas que pueden dejarnos marcas permanentes, aumentar la infección o hacer que ésta se extienda a otras partes de la cara y, por lo tanto, aparezcan más granos.

También es importante mantener una limpieza adecuada. Para ello, utilizaremos a diario un gel facial específico que mantenga a raya el exceso de grasa. A la hora de elegir el producto, lo mejor es seguir las pautas del dermatólogo, que sabrá indicarnos cuál es el que más nos conviene y si debemos complementar con alguna crema para la infección.

Consejos sobre afeitado

En general, afeitarse provoca irritación en la piel, lo que resulta contraproducente cuando tenemos granitos. Por ello, podemos optar por dejar de afeitarnos y empezar a lucir barba, o recurrir a sistemas de afeitado que no busquen el máximo apurado, como por ejemplo las maquinillas eléctricas de Philips.

Entre ellas, cabe destacar la Philips Series 7000, perfecta para pieles sensibles y que se puede utilizar en húmedo con espuma o gel de afeitar. De este modo, no cortaremos los granitos (como podría ocurrir con una cuchilla) y evitaremos la irritación posterior.

Además, esta maquinilla incluye como accesorio un cepillo para hacer limpieza facial en profundidad, por lo que podremos mantener el rostro siempre limpio.

Imágenes | iStock.com/g-stockstudio | iStock.com/shironosov
En Mi mundo Philips | ¿Eres de los que afeitan o de los que recortan su vello corporal?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.