¡Bebé al agua! Todos los beneficios de la matronatación para tú bebé

, 17 de Mayo de 2017

Cuando hablamos de matronatación no estamos hablando de que el bebé aprenda a nadar, sino que se trata de estimular su desarrollo psicomotor a través de juegos y de contacto con el agua de la piscina y de los brazos de los padres.  Los bebés pueden disfrutar mucho en el agua y nosotros con ellos, además de tener muchos beneficios durante el crecimiento del pequeño. Para ellos, el agua es su medio natural ya que se han pasado 9 meses sumergidos en el líquido amniótico, así que les cuesta muy poco adaptarse a sus primeras clases de natación en la piscina.

¿Cuando empezar las clases de matronatación?

Podemos empezar a llevar al bebé a la piscina entorno a los 4-5 meses de edad, siempre que las condiciones de la piscina sean las adecuadas en cuanto a temperatura, cantidad de cloro, etc. En la propia piscina nos dirán cuál es el mejor momento para empezar. También debemos estar atentos a cómo reacciona el bebé en el agua: si le gusta, si disfruta o si se siente incómodo o si el cloro les hace alguna reacción en los ojos o en la piel. Otro punto a tener en cuenta son los horarios, para que el niño no esté demasiado cansado o hambriento cuando comience la clase.

No es adecuado llevar a los niños a natación si vemos que tienen problemas respiratorios frecuentes, si sufren mocos, tos, rinitis, alergias, otitis, asma, etc. Algunos estudios desaconsejan incluso llevar a los niños menores de dos años a las piscinas públicas, aunque lo que tenemos que tener en cuenta es si la piscina está preparada  y tiene niveles de cloro aptos para niños tan pequeños.

¿Qué beneficios tiene para el bebé jugar en el agua?

Los beneficios de la matronatación son múltiples: 

  • Moverse en el agua favorece el desarrollo psicomotor, ya que es un medio en el que puede moverse más que fuera de agua. Con 4-5 meses aún no gatea ni aguanta sentado, pero el agua le permite una gran libertad de movimientos, lo que permitirá mejorar en coordinación de pies y manos y desarrollará sus músculos, sobre todo los de la espalda y el cuello, tan necesarios para aprender a gatear.
  • Fortalecimiento del sistema cardiorrespiratorio. Moverse en un medio como el agua les hará que su corazón y pulmones trabajen como nunca.
  • Fomentar la relación con los padres. Los niños necesitan que interactuemos con ellos, y siendo tan pequeños, muchas veces no sabemos ni cómo jugar con los bebés. La piscina favorece la creación de esos vínculos y les ayuda a los pequeños a confiar en el medio gracias a la seguridad que le aporta escuchar la voz y sentir las manos de sus padres cerca de ellos.
  • Les ayuda a socializar. En las clases de matronatación pueden ver a otros bebés y a otros adultos, jugar con ellos y comunicarse en su lenguaje. Estar desnudos y rodeados de agua hace que se note más la cercanía de los demás.
  • Este contacto tan temprano con el agua les ayudará a desenvolverse en el medio, les quitará el medio a sumergir la cabeza y a bucear y ayudará a que en el futuro aprendan más rápido a nadar.

¿Cómo son las sesiones de matronatación?

En realidad, por muchas clases a las que acuda de matronatación, los niños no aprenden a nadar hasta los 4 o 5 años, pero se pueden beneficiar los efectos del movimiento del agua desde mucho antes. Para que el bebé se encuentre a gusto, necesitará un tiempo para aclimatarse al agua y hacerlo poco a poco. Lo importante es que asocie el agua con diversión.

Los bebés se mueven dentro del agua con ayuda de los brazos de sus padres y con elementos como las tablas, las pelotas de goma, los churros, y diferentes juguetes que harán más divertido el juego dentro del agua. Seguiremos las instrucciones el monitor que cambiará de actividades y juegos para que pasemos un buen rato con nuestro hijo.

Aparte de que sigamos una rutina de clases de matronatación con el niño, podemos continuar esta actividad tan placentera siempre que tengamos tiempo como una manera de divertirnos juntos en familia.

Fotos | iStock Denis Moskvinov, iStock FamVeld

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.