Bechamel perfecta: trucos para evitar los grumos y cómo hacer una versión vegana

, 3 de mayo de 2017

Las salsas son una de las bases esenciales de la cocina. Las hay de diferentes tipos y con muchos usos, pero está claro que la salsa bechamel es la reina de las salsas básicas que no puede faltar en ningún recetario. No hay nada como una buena bechamel casera pero, ¿cómo evitar los grumos? ¿Y si queremos una versión vegana? Apunta bien estos trucos imprescindibles para la bechamel perfecta.

Cómo cocinar la salsa bechamel perfecta y sin grumos

La fórmula básica de cualquier bechamel consiste en derretir mantequilla, calentar en ella un poco de harina e ir agregando poco a poco la leche, que puede ir previamente infusionada con especias o hierbas. Para evitar los grumos existen varios trucos:

  • Calentar previamente la leche.
  • Tamizar la harina antes de añadirla a la mantequilla.
  • Mezclar muy bien ese roux de mantequilla y harina tostada.
  • Mantener una temperatura media, bien controlada.
  • Agregar la leche muy poco a poco, dejando que caiga con suavidad usando una jarra o cazo.
  • Remover al mismo tiempo con unas varillas, enérgicamente y sin parar.
  • Dejar que la leche sea absorbida por la mezcla antes de seguir añadiendo.
  • Cocinar con paciencia hasta que espese, sin dejar de remover.
  • Si a pesar de todo se han formado grumos, llevar todo el contenido de la sartén a nuestra batidora de vaso o batidora de mano y triturar muy bien hasta que desaparezcan. Volver a cocer con un poco más de leche hasta dar con la textura deseada.

Cómo hacer una bechamel vegana y sin lactosa

Si tenemos veganos en casa, intolerantes o alérgicos a la lactosa, la mejor alternativa para hacer una salsa bechamel igual de sabrosa es utilizar buen aceite de oliva virgen extra, con el mismo peso que la harina, y una bebida vegetal neutra sin endulzar. La leche de soja es la más recomendable porque no tiene mucho sabor, pero también podemos experimentar con bebida de arroz o de avena, ligeramente más dulzona. Eso sí, que no falte el toque final de la nuez moscada, mucho mejor si es recién rallada en el momento.

¿Soléis hacer salsa bechamel casera? ¿Para qué la utilizáis más a menudo?

En Mi Mundo Philips | Siete razones para tomar un zumo natural cada día

En Mi Mundo Philips | 5 errores que no debes cometer al comprar productos para el hogar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.