¿Bóxer o slip? Pros y contras de cada tipo de bañador

, 10 de agosto de 2015

20150810_Slip_Boxer

Usar bañador tipo slip o bóxer debería ser una de las pocas decisiones a tomar en las vacaciones, junto a si hoy voy a tomar espeto de sardinas o fritura de pescado o si voy a bajar a la playa o a quedarme en la piscina.

Sí, amigos, las vacaciones son para desconectar y dejarse llevar por lo que nos apetezca. Por eso en Mi mundo Philips os vamos a poner muy fácil lo de elegir bañador, analizando pros y contras de cada tipo de prenda de baño. Del resto de decisiones, ya os encargáis vosotros. Aunque si me permitís el consejo, yo apuesto por la fritura y la playa.

Bañador tipo BÓXER: pros y contras

20150810_Boxer_02

Cuando se habla de bañador tipo bóxer o bermuda, solemos referirnos a los que son similares a los pantalones cortos de deporte. Es decir, a los que llegan hasta mitad del muslo (algunos más abajo) y son de tejido suelto. Desde hace bastantes años, son los más utilizados por los hombres españoles. Y con motivo, ya que presenta las siguientes ventajas:

* Ofrecen una gran comodidad fuera del agua gracias al tejido suelto.
* Suelen llevar un slip interior que sujeta de forma confortable y que favorece la libertad de movimientos.
* No es necesario utilizar pantalón en los desplazamientos hasta la playa o cuando nos vamos al chiringuito, ya que este tipo de bañador hace sus funciones perfectamente.
* Queda bien en cualquier tipo de físico, con indiferencia de si tienes un cuerpo forjado en el gimnasio o si luces orgulloso una tripa cervecera.

Eso sí, a pesar de estas ventajas, también presentan inconvenientes:

* Toda la comodidad que ofrecen fuera del agua es inversamente proporcional a que proporcionan en su interior. Nadar es mucho más incómodo con este tipo de bañadores, sin olvidar las indeseables bolsas de aire que se forman.
* Al ser tipo pantalón, muchos hombres toman la mala decisión de dejarse debajo los calzoncillos. A ver si queda claro: nunca, bajo ningún concepto, debemos bañarnos con la ropa interior puesta debajo del bañador. No solo es antihigiénico, sino que además tarda mucho tiempo en secarse. Un auténtico horror, vamos.
* La marca del bronceado es demasiado grande y antiestética, sobre todo si optamos por bañadores de gran longitud de pierna. Y aún peor, para evitarlo, hay muchos que deciden remangarse las perneras cuando salen del agua, dando como resultado una imagen bastante fea.
* Al mojarse, estos bañadores pesan bastante, por lo que si no los llevamos bien atados, corremos el riesgo de que se bajen, por ejemplo, al tomar un impulso dentro del agua o al salir por la escalerilla de la piscina.

Bañador tipo SLIP: pros y contras

20150810_Slip_02

En cuanto al bañador tipo slip, también conocidos por marcas comerciales como speedos o turbos, suelen ser de tejido de lycra, por lo que van muy pegados al cuerpo. Al igual que los anteriores, presentan pros y contras. Empecemos por las primeras:

* La comodidad dentro del agua es innegable. La lycra ofrece una libertad total para nadar y moverse como pez en el agua, con la sensación de que no se lleva prácticamente nada. No es igual que hacer nudismo, pero se le parece mucho.
* La marca del bronceado es mínima y sin necesidad de hacer cosas raras con el bañador.
* Se seca muy rápido, tanto por la lycra como por la poca cantidad de tela.
* No hay posibilidad alguna de que alguien se deje los calzoncillos debajo. Solo por eso, este tipo de bañador debería tener su propio día en el santoral.

Pero ojo, que también hay inconvenientes:

* No es apto para todo tipo de cuerpos. Partamos de la base de que cada quien debe ser libre de ponerse lo que quiera sin importar lo que digan los demás, pero no hay que perder de vista que hay prendas que sientan mejor que otras según el físico. En el caso de estos bañadores, no quedan nada bien a no ser que no haya rastro de lorzas, ni de barriga cervecera.
* Cuentan con bastantes detractores entre la población femenina. Es decir, es bastante probable que a tu novia o esposa no le guste. Y es más, es bastante probable que no ligues con ninguna chica (a no ser que seas David Gandy o David Beckham o el David de Miguel Ángel). Ellas prefieren los tipo bóxer y punto.
* Marcar demasiado, sea lo que sea, está feo. Queda claro, ¿no?
* Es necesario arreglar el vello tanto púbico, incluidas las ingles, como de los gluteos. Los hombres tenemos bastante pelo de cintura para abajo y dado que estos bañadores son la mínima expresión, no está de más que depilemos, afeitemos o, al menos, recortemos las diferentes zonas para que quede más estético. Por ejemplo, podemos usar para ello la nueva Serie 1000 de Philips.

Y hasta aquí los pros y los contras de ambos tipos de bañador. ¿Vosotros cuál usáis de los dos? ¿Sois de bóxer o de slip?

Imágenes | El Corte Inglés
En Mi mundo Philips | Claves para depilar las zonas masculinas más íntimas

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.