Café con hielo: qué hacer y qué no para no aguar tu bebida favorita

, 13 de agosto de 2018

café con hielo qué hacer y qué no

Los coffee lovers lo tenemos claro: no renunciamos al café en verano. Pero eso no quiere decir que sigamos tomándolo al modo clásico, con la leche bien calentita, casi abrasando. Ni tampoco que estemos dispuestos a decir adiós a su mejor versión o a tomarlo aguado. Hay un término medio y estamos aquí para desgranarlo. Sí, como el café que tanto nos gusta.

Porque no todo en el verano son cortados con hielo. Esa combinación, tan extendida en las terrazas españolas en periodo estival, puede ser peligrosa, pues puede terminar con un café aguado y más amargo de lo debido en nuestro paladar.

Aguado porque, claro, los hielos se derriten y añaden H20 a nuestro brebaje favorito. Más amargo porque, si el café que nos sirven —o tomamos en casa— es uno muy tostado, no hará buenas migas con el agua y terminará resultando algo agrio a nuestras papilas gustativas.

Hielos de café: LA solución

Para acabar con el problema anterior, la solución (al menos, en casa) está en tus manos. Como te aconsejamos el verano pasado, sustituye los hielos clásicos —de agua— por hielos de café. Es decir, pon tu cafetera Philips a funcionar y llena una cubitera con café recién hecho, deja que se congele y voilà, problema resuelto. Café más café es igual a coffee lover feliz.

café con hielo qué hacer y qué no

Café frappé: el café con hielo más elaborado

Añadir hielos al café no es, en sí, una mala idea. Solo hay que saber cómo ejecutarla. Un buen modo es preparar un café frappé, que no es otra cosa que un café con hielo en versión gourmet.

Con origen en Grecia, como ya te contamos aquí, es muy fácil de elaborar y muy refrescante. Prepara un espresso y déjalo enfriar. Mientras, pica unos hielos en tu picadora Philips. Vierte en un vaso grande el café, la leche fría (unos 200 ml) y el edulcorante y mezcla bien. Agrega los hielos a la mezcla, bate o revuelve con energía y decora la superficie con un poco de canela o cacao en polvo.

Tip extra para los más golosos: suma una bolita de helado de vainilla. Delicioso y nada aguado.

café con hielo qué hacer y qué no

Cócteles de café frío, la opción para la sobremesa

Una buena comida tiene que acabar con un buen café en la sobremesa. Pero, en verano, podemos sustituir nuestro clásico cortado o macchiato por un cóctel con base de café sin tener que recurrir, pues, al básico de café y hielo.

Una opción es un margarita de café, que se prepara con una taza de espresso, un chupito de tequila, una pizca de sirope de limón y hielos bien picados. Añádele un poco de rayadura de limón para decorar y lo tendrás listo.

También puedes preparar un cóctel de café agitado: algo tan sencillo como incluir en una coctelera un espresso, unas gotas de caramelo líquido y otras de licor de vainilla y unos hielos picados. Agita con fuerza para obtener la espuma… y a saborear con una buena conversación.

En todos los casos, recuerda añadir el hielo lo más tarde posible para que no se derrita demasiado pronto y, también, si te gusta el café más bien dulce, agrega el edulcorante cuando esté el líquido caliente para facilitar su disolución.

Imágenes | Unsplash –  Matt HoffmanNathan Dumlao | Pixabay – Koleida

En Mi Mundo Philips | El café frío floral es la nueva tendencia barista: así puedes prepararlo en casa

En Mi Mundo Philips | Cinco batidos de café fríos para reponer fuerzas después de un entrenamiento

 

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.