Café Doppio: cuando necesitas una dosis extra de energía

, 24 de julio de 2018

¿Cuántas veces has pensado que el café de la mañana se te quedaba muy corto? ¿Te gustaría tener más tiempo para disfrutar de una segunda taza en casa antes de salir al trabajo? Para los días en los que necesitamos una dosis extra de energía, el Café Doppio es la receta que estás buscando. ¿Sabes cómo prepararlo?

¿Qué es exactamente un café doppio?

Menos conocido que el espresso, el cappuccino o el ristretto, el caffè doppio es una especialidad italiana muy popular cuya traducción más directa y literal sería “café doble”. A pesar de su sencillez, a menudo se confunde con otras preparaciones, sobre todo por turistas poco acostumbrados al ritual cafetero de Italia.

Un doppio es un café elaborado con dos espressos que se unen en una sola bebida. Por tanto, tiene mayor volumen de líquido y necesita una taza más grande, semejante a la del cappuccino, o un vaso de buen tamaño. No contiene leche y lo ideal es degustarlo con poco o nada de azúcar.

Si un espresso al estilo italiano se prepara con unos 20-25 ml de agua, el café doppio contiene, al menos, 40 ml, pudiendo llegar hasta los 50 ml de café en total. A la vista es prácticamente idéntico a un espresso, con la crema sedosa de color avellana y homogénea.

A menudo se confunde el doppio con un café largo o un americano. Fuera de Italia el público está más acostumbrado a tomar tazas de café más grandes, incluso en España nuestro “solo” de toda la vida puede llegar a contener hasta 50 ml. Por eso el espresso auténtico sabe a poco, o más bien, se disfruta intensamente demasiado rápido. Eso lleva a pedir cafés más largos.

café doppio

Pero un café doppio tiene su personalidad propia, es mucho más intenso en aromas y sabor que cualquier café preparado con más agua. Y, por supuesto, contiene el doble de cafeína que un café solo normal. El café largo o el americano pierden intensidad aromática y muestran una crema más diluida, mientras que el doppio mantiene los signos distintivos del espresso.

Cómo preparar el café doppio o café doble perfecto

Conociendo la teoría, pasemos a la práctica: ¿cómo se prepara un café doppio al estilo italiano en casa? Hay varias maneras de conseguirlo, y todas parten de tener nuestra cafetera superautomática a punto.

Cafetera Philips

La forma más simple consiste en preparar un espresso al gusto en una taza o vaso más grande y, una vez la máquina ha terminado, a continuación preparar otro más sin cambiar el recipiente. Tan solo hay que asegurarse de que la taza elegida no se va a desbordar.

Otra opción es aprovechar el modo de preparación de dos cafés al mismo tiempo que incorporan muchas cafeteras, como la Philips Series 3100 o la Philips Saeco Xelsis. En lugar de colocar dos tazas de espresso bajo los dos orificios de salida, colocaremos solo una taza más grande.

cafetera saeco

Finalmente, la forma más sencilla y directa es utilizar la receta programada de Café Doppio en cafeteras superautomáticas como la Philips Saeco PicoBaristo Deluxe. Con solo pulsar el botón del menú es la máquina la que automáticamente prepara el café doble con los valores perfectos.

Cuándo disfrutar de un café doppio en casa

El café doppio es perfecto para esas jornadas que sabemos que van a ser muy largas y exigentes, cuando tenemos que dar lo máximo de nosotros mismos y no vamos a tener ni un minuto para tomarnos la pausa del café. Somos muchos los que tenemos la costumbre de parar a media mañana a por el segundo café del día, pero si no sabes cuándo podrás tomarte un descanso, un doppio a primera hora puede ser tu gran aliado.

También es un café ideal para tomar en casa si vamos con el tiempo justo para salir corriendo por la puerta, pues aporta el doble de energía en una bebida que todavía es pequeña, mucho más rápida de tomar que un café con leche o un latte macchiato. Y, por supuesto, es una bebida estupenda para todos aquellos que simplemente quieran disfrutar el doble de su café favorito.

Un café doppio contiene el doble de energía que un espresso, aunque eso no quiere decir que vaya a resultar doblemente “fuerte” de sabor o amargo. Además, con tu cafetera superautomática puedes ajustar los valores de intensidad, volumen y temperatura. En el bar de la esquina uno nunca sabe qué va a recibir al pedir un “café doble”, pero en casa lo tendrás siempre a tu gusto.

En Mi Mundo Philips | Cinco tecnologías en las cafeteras espresso que marcan la diferencia entre un café normal y uno excelente

En Mi Mundo Philips | Cafetera espresso manual o automática… ¿con cuál quedarse?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.