Café, el ingrediente secreto para triunfar con tus postres

, 22 de febrero de 2016

Postres con café

A la hora de darse un capricho dulce no hay nada como disfrutar del momento junto con una buena taza de café. Pero, ¿y si convertimos al café en el verdadero protagonista de los postres? Ya hemos aprendido a elaborar algunas deliciosas recetas con café, y es que puede ser el ingrediente secreto que te haga triunfar con tus postres caseros. Si aún no te has animado a sumar el café a tus recetas de dulces, te damos las razones para hacerlo.

Cómo añadir café a tus postres

tarta de galletas y crema de café

Del mismo modo que hay muchas maneras diferentes de preparar y degustar una taza de café, también podemos añadirlo de formas distintas a nuestras recetas. El café como ingrediente de postres se puede utilizar molido, entero o descafeinado, o directamente salido de la cafetera. Además podemos usar café espresso, café con leche, café largo o café concentrado, en caliente o frío, con azúcar o solo. Todo depende del tipo de receta.

Salvo que las indicaciones de la elaboración indiquen lo contrario, es conveniente dejar que el café recién hecho se enfríe un poco antes de añadirlo a los demás ingredientes, ya que normalmente los cambios de temperatura no son recomendables cuando mezclamos masas antes de hornear. El café habrá que añadirlo junto con los demás líquidos de la receta, salvo que lo usemos en grano, en cuyo caso es mejor sumarlo a la harina y el azúcar para que se integre correctamente en la masa.

¿Por qué los postres mejoran con café?

Postres con café

Las propiedades organolépticas del café lo convierten en un ingrediente ideal para mejorar el sabor de los postres caseros. Hace una pareja de excepción sobre todo con el chocolate, ya sea negro o con leche, pues tiene la capacidad de intensificar sus aromas. Simplemente añadiendo una cucharadita de café molido a cualquier receta con cacao conseguirás un sabor a chocolate mucho más pronunciado y durarero.

También es un producto fantástico para potenciar los matices de las especias y esencias aromáticas más usadas en pastelería. La canela, el jengibre, la nuez moscada, la vainilla y el cardamomo maridan muy bien con el café, creando combinaciones de sabor más profundas e intensas. Otra buena forma de sacar el máximo partido al café es emparejándolo con frutas, especialmente cítricos y frutos rojos. La acidez del limón o de la frambuesa se equilibra de forma natural con los sabores del café.

El ingrediente secreto

galletas-para-cafe-610x406

El café armoniza de una manera tan equilibrada con el resto de componentes en los postres que se convierte en todo un ingrediente secreto. Si no desvelas su presencia, es muy probable que ninguno de los comensales decubra que está ahí, a pesar de que marca la diferencia en el resultado final. Un toque de café en una tarta, en galletas o en un bizcocho consigue potenciar todos los sabores con armonía.

Si hay niños en casa o te preocupa que alguno de los invitados no pueda tomar cafeína la solución es muy sencilla, tan sólo hay que usar café descafeinado. Ya sea en grano o infusión, el café sin cafeína sigue siendo un gran ingrediente para sumar a tus postres, puesto que su poder como potenciador del sabor no se ve alterado. Del mismo modo que es buena idea usar lácteos sin lactosa por si hay intolerantes o alérgicos en la mesa, el café descafeinado permite que todos puedan disfrutar de tus postres caseros.

Las mejores ideas para triunfar con tus postres

cafe-puding

Para empezar a convertirte en el maestro de los postres gracias al café puedes empezar por lo más sencillo: potenciar el sabor de las recetas con chocolate. Una manera muy fácil es sustituir una cucharadita de la cantidad de cacao en polvo que indiquen las instrucciones por café molido, y también puedes cambiar la mitad de los líquidos por café preparado. Brownies, cookies, pastas de cacao, bizcochos o tartas, cualquier dulce con chocolate tendrá mucho más sabor.

Más allá del cacao, el café combina muy bien con frutos secos como las avellanas y las almendras, así como el mazapán. Los siropes, la miel y la melaza también resaltan sus aromas con un toque de café, especialmente las mieles oscuras y tostadas, incluso el sirope de arce. Utiliza cafés de origen que tengan notas de cata con aromas tostados a frutos secos y conseguirás aún mejores resultados.

Si quieres ir un paso más allá anímate a preparar un concentrado de café. Para ello, prepara una o dos tazas de café bien cargado con tu cafetera Saeco, endulza al gusto con azúcar y ponlo a calentar en un cazo a fuego lento. Deja que reduzca durante unos 30-45 minutos hasta conseguir una textura ligeramente espesa y úsalo como ingrediente de cualquier receta.

cafe-cake

Además, el café es excelente para macerar frutas y aromatizar los líquidos de los postres. Puedes dar mucho sabor a frutos como las uvas y ciruelas pasas, orejones de albaricoque, dátiles o higos secos. Las galletas y bizcochos que necesitan hidratación, por ejemplo en las recetas de tartas y pasteles, también se pueden hacer muy jugosos y sabrosos bañándolos con café dulce. ¿La receta te pide un vaso de leche o de zumo de naranja? Sustituye la mitad por café con leche o por un café aromatizado con canela y corteza de limón.

Hay muchas maneras de utilizar el café en las recetas de dulces, anímate a probar y experimentar en la cocina y verás cómo conseguirás triunfar con tus postres. Aprovecha todas las posibilidades que nos ofrece el café en la cocina y déjate seducir por su lado más goloso.

En Mi Mundo Philips | Receta de tarta de galletas y crema de café con cobertura de chocolate

En Mi Mundo Philips | Receta de bizcocho de café en un tiempo exprés

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.