Café en tu rostro: tres mascarillas caseras para llenar de energía tu piel

, 24 de enero de 2018

mascarilla cafe casera

Ya lo hemos dicho muchas veces: las propiedades del café van mucho más allá de despertarnos por las mañanas. Para la limpieza, para la cocina o para nuestros rituales de belleza, nuestra bebida favorita es una compañera de batallas ideal.

Y lo es especialmente para el cuidado de nuestra piel. No es de extrañar: si nos encanta para beber porque nos llena de energía gracias a su efecto estimulante, ¿por qué no iba a ser beneficioso también para nuestro rostro?

mascarilla cafe casera

El café contiene axtioxidantes, ayuda a exfoliar la piel, a eliminar toxinas y a activar la circulación sanguínea. Y, por todo eso, es uno de los ingredientes habituales en los cosméticos.

Para esos días en los que quieras un boost de energía extra en tu rostro, nada como aplicar sobre tu piel una dosis de café en forma de mascarilla. Aquí tienes tres ideas de lo más sencillas para despertar… con muy buena cara.

Back to basics: café, miel y yogur

Esta opción es un clásico. De hecho, si le cuentas a tu abuela que tu último descubrimiento beauty es este te dirá que ella ya seguía un ritual así hace décadas. ¿Qué necesitas para esta mascarilla? Tres básicos de la cocina: café molido, un poco de miel y un yogur.

Mezcla los tres ingredientes en un bol hasta que cuentes con una masa uniforme, aplícala sobre tu rostro, déjala actuar unos 15 minutos y retírala con agua tibia. Voilà: una piel tersa y exfoliada en un momento.

mascarilla cafe casera

Para innovadores: cúrcuma y café

Si estar entre fogones y probar cosas nuevas es lo tuyo, seguro que en los últimos tiempos has oído hablar maravillas de la cúrcuma e incluso te habrás atrevido a probar esta especia.

Da un paso más y lleva sus propiedades a tu piel. Mezcla una cucharada de cúrcuma con otra de café molido y medio yogur para unir los dos componentes, deja actuar en tu cara durante 20 minutos y retira con agua templada.

Una manera (más) de reutilizar los posos

La vida del café no termina cuando lo servimos en la taza. Sus posos, ya sabéis, tienen múltiples usos. Entre ellos, aliviar nuestra piel. Déjalos enfriar en la nevera y, cuando sientas que tu rostro necesita un poco de frescor tras una dura jornada, añádeles unas gotitas de aceite de oliva (o de tu aceite facial favorito) y ponlos sobre tu cutis. Lo sentirás más despierto, relajado y terso.

mascarilla cafe casera

Un truco extra: si lo prefieres, puedes guardar los posos en una fina bolsa de papel (o incluso en un filtro de café), congelarlos y apoyarlos así sobre tu piel. La cafeína, aun a través de la bolsita, activará tu rostro en esos días en que solo un buen café puede hacerte arrancar.

Imágenes | Unsplash – Tyler Nix, Irene CocoNathan Dumlao, Isabell Winter

En Mi Mundo Philips | Esmalte de uñas con café: la nueva tendencia ideal para el otoño

En Mi Mundo Philips | El café es saludable: añádelo a tu lista de alimentos antioxidantes

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.