Si quieres un café aún más aromático, congela los granos recién tostados

, 4 de agosto de 2016

Granos de café

A la hora de preparar un café perfecto, hasta el más mínimo detalle tiene su importancia. Ya sabemos que hay que huir del torrefacto y apostar por materia prima de calidad, y que es vital conservarlo bien en casa para que no se estropee. Tenemos claro que el mejor café será siempre el que se haya preparado con agua mineral en una cafetera expreso capaz de molerlo en el momento pero, ¿sabías que si buscas un café aún más aromático deberías congelar los granos?

Cómo afecta la temperatura a los granos de café

La temperatura del agua y de la infusión es otro factor clave en el proceso de preparación del café para conseguir el espresso o capuccino perfecto, pero lo que no solemos hacer es prestar atención a la temperatura de los granos, y es algo que debería cambiar si somos auténticos sibaritas del buen café. Al menos esa es la conclusión que se puede extraer de un reciente estudio publicado en Scientific Reports.

¿Cómo afecta el calor o el frío a los granos? La clave está en el momento del molido, que dependiendo de si es más grueso o más fino nos dará un café más amargo o más ácido. Los baristas ajustan el grosor según los resultados que pretenden obtener y nosotros podemos ajustarlo también en casa con nuestra cafetera expreso. Pero parece que el molido será diferente dependiendo de la temperatura que tengan los granos de café en el momento.

Más frío para extraer más sabor

Granos de café

Algunos especialistas han empezado a experimentar con nitrógeno líquido y distintos rangos de temperatura, mostrando resultados sorprendentes. A menor temperatura de los granos de café, más aroma y sabor equilibrado en la infusión. Puede que sea complicado tener nitrógeno líquido en casa pero podemos obtener resultados similares congelando el café en grano recién comprado, o simplemente guardándolo en la parte más fría de la nevera.

Si has tenido la impresión de que en verano tu café tenía menos cuerpo y aroma, quizá la clave estaba en el calor de estos días. Guarda los granos de café en recipientes limpios herméticos para que no cojan olores extraños y consérvalos en el congelador o en la nevera para que estén siempre bien fríos. Al molerlos se producirán partículas más finas y uniformes, dando un café mucho más aromático.

Fotos | iStock.com/high-number, iStock.com/marcomayer

En Mi Mundo Philips | El café, la cerveza y el cáñamo también se pueden utilizar en las impresoras 3D

En Mi Mundo Philips | Sorbetes, granizado, frappé y otras formas diferentes de tomar el café muy frío

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.