Café servido dentro de un dónut, ¿la combinación loca definitiva?

, 13 de diciembre de 2017

El café es mucho más que una tendencia pasajera y por eso los profesionales no dejan de inventar nuevas recetas para llamar la atención del público. Hemos visto propuestas muy locas que fueron flor de un día, pero la última idea en llegar podría ser la definitiva: café dentro de un dónut. ¡Desayuno completo!

Café y dónut, tentación completa

Si repasamos las tendencias más virales de los últimos meses parece que los baristas se empeñan en prescindir de la taza para fidelizar a los clientes, especialmente los más jóvenes. El café en cucurucho triunfó en verano mientras que el famoso avolatte sigue levantando polémicas, pero seguro que esta nueva ocurrencia gana muchos más adeptos.

Es la creación de Fernando Santi, barista de Kenilworth Bakery’s en Australia, un local ya famoso por iniciativas algo atrevidas como un dónut de un kilo de peso. Al parecer son precisamente los dónuts uno de los productos estrella de esta cafetería, pareja inseparable de sus cafés.

En Kenilworth prefieren la variedad de dónut sin agujero para poder rellenarlos con diferentes sabores dulces, así que su barista tuvo la idea de aprovechar el espacio para servir dentro los cafés con los que se ha ganado ya buena fama entre la clientela local. Y su creación ha sido muy bien recibida.

El dónut-café consiste en uno de estos bollos tradicionales fritos, rebozado en azúcar y canela, al que se crea un hueco en el centro. Para proteger la masa y darle un toque aún más suculento, se cubre con una pequeña capa de Nutella y luego se prepara el café: espresso, leche vaporizada, espuma y cacao o canela.

La verdad es que la combinación suena deliciosa y mucho más lógica y apetecible que el café con aguacate o con zanahoria. Eso sí, hay que saber cómo tomarlo: primero se bebe el café y luego se come el dónut, que habrá absorbido parte del café, humedeciendo y dando sabor a la masa.

Es un desayuno todo en uno que además no genera residuos al prescindir de vasos o tazas. Se acabó la discusión sobre si se debe o no mojar el dulce dentro del café, ahora es el café el que moja el dulce. ¿Alguien se anima a probarlo en casa con su cafetera?

Fotos | Kenilworth Bakery’s

En Mi Mundo Philips | Escapada a París: los siete cafés que no te puedes perder

En Mi Mundo Philips | Granulado, espuma, cuerpo y crema: cuatro formas de personalizar el café en una sola máquina

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.