Cafés del mundo: el café de Brasil

, 22 de octubre de 2014

cafes del mundo café de Brasil

Al hablar de los cafés del mundo, es inevitable mencionar al primer productor del mundo, Brasil que prácticamente dobla la producción del siguiente productor, Vietnam. El Café de Brasil es de la variedad arábica y entre otras características, se reconoce a este café por su sabor dulzón, similar a los cafés africanos como el de Kenia, aunque no tiene la acidez característica del afamado café africano.

Además de ser Brasil el mayor productor y exportador del mundo, también es uno de los mayores consumidores de esta bebida, que además es una bebida social que forma parte de su manera de entender la vida. En Brasil se ofrece un cafezinho a cualquiera que entra en un comercio, o al llegar a una casa como parte de la relación de cortesía social.

Quizás por esa forma de convivir con el café tanto como productores como también como consumidores, se ha creado una gran cultura de café en este país sudamericano y hoy en día el Café de Brasil se considera como uno de los mejores cafés del mundo.

cafe de brasil

La calidad del café de Brasil

La industria cafetera brasileña, para garantizar la calidad del café que se exporta introdujo el denominado Sello de Pureza que se combina con una mayor información sobre su producto tanto dirigida a los compradores o importadores como a los propios consumidores.

El Programa de calidad de Brasil, da información sobre cuestiones tan interesantes como el aroma del café, su cuerpo, el proceso desde el árbol del cafeto a la taza, el tostado o el molido del mismo, temas de los que ya hemos hablado o hablaremos próximamente en este blog.

Además, la Asociación de Cafeteros de Brasil ABIC, forma a los minoristas como bares, hoteles, cafeterías y restaurantes, para que sepan preparar debidamente el café, servirlo adecuadamente y utilizar solamente café de calidad, promoviendo así una cultura de café asociada a la calidad del mismo.

Esa envidiable política de formación y calidad, hace que cuando te tomas un cafezinho en Brasil, tengas muchas posibilidades de disfrutarlo desde el primer sorbo, de la misma manera que sucede al pedir una taza de café en Portugal, cuyo café nos gusta tanto.

cafecito

Características del café de Brasil

El café de Brasil es habitualmente un café con mucho aroma y no demasiado cuerpo, un café con sabor intenso y notas dulces muy características. Precisamente por su baja acidez es un café que apetece tomar casi a cualquier hora. Precisamente, esa característica de su baja acidez hace que se esté investigando en técnicas bioquímicas para dotarle de un poco más, ya que la acidez del café se considera una virtud, muy presente en otros cafés como el de Kenia del que hablaba antes.

El café de Brasil tiene mas cuerpo que otros cafés americanos procedentes de América Central, y además, su sabor y aroma dulce son muy bien identificados, siendo atribuidos a que los cultivos de café en Brasil se hacen en zonas de distintivo y se atribuye a las zonas en donde se cultiva.

A diferencia con los cultivos de otros países americanos, la mayoría del café producido en Brasil proviene de grandes haciendas, donde el café se cultiva a baja altitud y en general a pleno sol. Esto le da características idóneas para utilizar el café brasileño en mezclas o blends.

En casi todos los cafés que se toman en cualquier ciudad del mundo,-salvo los monovarietales de una zona-, suele haber café de Brasil debido a su calidad, y por eso se incorpora en casi todas las mezclas o blends para aportar el aroma, el dulzor y la crema del café.

El café de Brasil, no es el mejor café del mundo, ni el más caro, ni el de más calidad, pero es un gran café con grandes características organolépticas que le hacen ser muy apreciado tanto para consumir en pequeñas dosis de café solo, los famosos cafezinhos, como para ser utilizado como componente fundamental en las mezclas para conseguir el café perfecto. No en vano su dulzura es única.

Fotos | F. Bisson, F.BecerroJulius Schorzman
En Mi mundo Philips | El café de Portugal. ¿Por qué nos gusta tanto?
En Mi mundo Philips | El café torrefacto. Esa invención diabólica

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.