Un café para cada estación: así puedes personalizar tu café en otoño

, 3 de octubre de 2016

Café de otoño con calabaza

Los días se hacen más cortos, los bosques se tiñen de colores y los árboles pierden las hojas, apetece quedarse en el sofá bajo la manta mientras cae la lluvia… no hay duda, estamos en pleno otoño. Pero no nos ponemos melancólicos porque es la mejor época para reenamorarnos del café, ¿y si le damos un toque otoñal a nuestra taza? Apunta bien estas ideas para probarlas en casa.

Calabaza y manzana: las reinas del otoño también en tu café

Si hay dos productos de temporada que reinan en la cocina dulce y salada de otoño, son la calabaza y la manzana. Acaba de comenzar la cosecha y se celebran muchas fiestas alrededor de ambas, desatando una auténtica pasión por recetas de todo tipo. Más allá de tartas, bizcochos y mermeladas, la calabaza y la manzana también pueden estar en tu café.

Los americanos nos han contagiado su obsesión por el Pumpkin Spice Latte, un delicioso café de otoño facilísimo de preparar. Empieza mezclando una cucharada de puré de calabaza asada con una cucharada de azúcar, canela y jengibre. Calienta una taza de leche y mezcla todo con unas varillas. Prepara un café con tu cafetera espresso y combina en un vaso o taza grande. Decora con nata montada, canela molida, ¡y listo! Puedes hacer lo mismo cambiando la calabaza por puré de manzana, y añadiendo nuez moscada a las especias.

Para los más golosos

Café de otoño

Es un hecho, en cuanto bajan las temperaturas nos ponemos más golosos. Será que el dulce nos ayuda a entrar en calor y nos recuerda a cuando éramos niños y tomábamos la merienda después del cole. En cualquier caso, el otoño es perfecto para darse un capricho en forma de café reconfortante. Por ejemplo, mezclando un café espresso con chocolate caliente a la taza, endulzándolo con sirope de vainilla o añadiendo una cucharada de caramelo salado al capuccino.

¿Quieres más ideas? Prueba a preparar un café con espuma de leche y decora con polvo de galletas trituradas, o sirve un café vienés montando la nata casera con una cucharada de crema de castañas. Y para una experiencia dulce irresistible prueba a cubrir el fondo de una taza con crema de chocolate y avellana, añade una capa de leche condensada, otra de café y decora con nata espolvoreada con azúcar vainillado y canela. ¿A que ahora te gusta más el otoño?

En Mi Mundo Philips | La ciencia nos explica por qué tomar un café es tan placentero

En Mi Mundo Philips | ¿Desayunas café con tostadas? Entonces te encantará la mantequilla de café

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.