Saeco Xelsis: la nueva cafetera espresso para tener una experiencia barista en casa

, 16 de octubre de 2017

Lograr la taza de café perfecta es una suma de factores en la que no solo la materia prima es importante. Ese perfect serve solo se puede conseguir con una buena cafetera capaz de adaptarse a nuestro gusto en cualquier momento. ¿Se puede disfrutar de una verdadera experiencia barista en casa? La respuesta podría estar en la nueva cafetera espresso súper automática Saeco Xelsis, que se presenta como la gran máquina que todos hemos soñado. ¿Cumple las expectativas? Hoy la ponemos a prueba para comprobarlo.

Un primer vistazo

La Saeco Xelsis llama la atención ya desde su caja. Es una máquina de calidad premium y uno espera recibir una cafetera de gran tamaño y dimensiones, llena de piezas. Pero lo cierto es que, si bien se nota el peso, la Xelsis tiene un volumen muy ajustado y está empaquetada aprovechando al máximo la caja, facilitando el unboxing para montarla rápidamente.

Se agradece que sea fácil de extraer y que esté prácticamente montada por completo, sin accesorios superfluos ni molestos excesos de embalaje. Se percibe la atención por el detalle en la propia caja, creando expectación en el usuario con la cuidada presentación. Tienes la sensación de estar delante de una cafetera de primer nivel desde el primer momento en que abres la caja.

Principales características

Estamos ante una cafetera espresso súper automática dirigida a los verdaderos amantes del café, quienes no se conforman con un café mediocre y buscan la excelencia en cada taza. Por eso, la Saeco Xelsis ofrece la última tecnología para poder disfrutar del café perfecto, adaptado al gusto personal, de la forma más sencilla y en cualquier momento, al instante.

Su gran apuesta es que nos permite preparar hasta 12 bebidas distintas con los parámetros totalmente personalizables. Además podremos guardar nuestros ajustes creando hasta seis usuarios distintos, así cada miembro del hogar podrá preparar diferentes cafés a su gusto solo pulsando un botón.

Las bebidas que podemos preparar son:

  • Espresso
  • Café
  • Americano
  • Capuccino
  • Latte Macchiato
  • Caffè Latte
  • Agua caliente
  • Leche caliente
  • Cortado
  • Café con leche
  • Ristretto
  • Café largo

Cada una de ellas se puede personalizar ajustando la cantidad de café o de leche, la temperatura o la intensidad de sabor y del aroma, así como el grosor del molido en el molinillo.

Especificaciones técnicas

 

Esta cafetera tiene una medidas muy ajustadas a las prestaciones que ofrece y no da la sensación de ser un armatoste excesivamente voluminoso. El diseño, compacto y en una línea moderna elegante, en negro piano, se integra perfectamente en cualquier cocina actual y es fácil encontrarle su sitio. Es de agradecer que no tenga partes que sobresalgan o adornos superfluos que al final solo dificultan el uso.

El depósito de café en grano se sitúa en la parte superior, con una tapa hermética de apertura totalmente extraíble muy cómoda, y tiene capacidad para 450 g de café. El molinillo es cerámico y se manipula fácilmente para ajustar el grosor de molido, y junto a él se encuentra la apertura para usar café ya molido.

Los depósitos extraíbles de agua y posos están en el frente de la máquina. Esto es otro punto a favor porque son los que más usamos y puede ser molesto cuando están en la parte de atrás o en un lateral. El de agua admite hasta 1,7 litros y el de café puede acumular posos de 14 bebidas. La bandeja de goteo tiene una capacidad de 500 ml de líquido.

Esta cafetera incorpora un filtro AquaClean, filtro de agua patentado que purifica el agua para mejorar la calidad del café, y permite preparar hasta 5000 tazas sin eliminación de la cal sustituyendo el filtro regularmente. Esto depende de la dureza del agua, y para conocerla también se cuenta con una tira de prueba. Además, se incluye una cuchara medidora, un cepillo de limpieza, engrasante para el sistema de preparación y un recipiente para leche con el tubo conector.

El montaje y la puesta en marcha

Como ya he comentado, el montaje es muy rápido porque prácticamente la recibimos lista para usar. Tan solo hay que situarla en una superficie estable y limpia cercana a una toma de corriente, colocar la bandeja de goteo en su sitio y conectar el cable de corriente en la parte trasera, donde también está el interruptor general de funcionamiento.

Para su uso diario utilizaremos el panel de control con pantalla digital LCD situado en el frente. Antes del primer uso, la cafetera necesita unos pequeños ajustes muy fáciles de realizar, pues contamos con una guía de inicio rápido en papel y también con las propias instrucciones que nos dará la cafetera al encenderla por primera vez.

Se recomienda hacer una prueba de dureza del agua con la tira medidora antes de colocar el filtro AquaClean en el depósito. Así la cafetera puede ajustar los parámetros necesarios según la calidad del agua corriente de nuestra zona, ya que un agua de mala calidad puede estropear el sabor del café, y también podría dañar a la larga la máquina.

En pocos minutos tendremos nuestra Saeco Xelsis lista para usar. Con los depósitos de café y de agua llenos, tan solo nos queda elegir la bebida a preparar. El menú frontal muestra iconos de las principales preparaciones, más un botón extra con seis bebidas. Si somos varios en casa podemos ir creando nuestro perfil de usuario personal, asignado por colores, para guardar nuestras “recetas” personalizadas de cada café.

 

En las preparaciones con leche, esta cafetera utiliza la tecnología Latte Perfetto patentada por Saeco que logra hasta el doble de espuma en apenas unos segundos. Podemos utilizar el cómodo depósito de leche incluido, con una tapa que permite guardar la leche que sobre en la nevera, o introducir el tubo de vapor directamente en el cartón de leche.

Una vez lista la bebida, la cafetera limpia todo el circuito rápidamente con la función HygieSteam, usando un chorro de vapor higiénico, dejándolo listo para la siguiente taza. Además, con la función LatteDuo solo tenemos que pulsar el botón de preparación de café dos veces seguidas para preparar dos bebidas iguales al mismo tiempo.

Detalles que marcan la diferencia

Un buen gourmet del café sabe que la excelencia en la taza solo se logra cuidando todos los aspectos de la preparación, desde el mismo origen de los granos. Por eso nos aterra a veces pedir café en cafeterías desconocidas; en muchos locales el mantenimiento de las cafeteras deja tanto que desear que estropearían hasta el mejor grano del mundo.

¿Qué distingue un café corriente de una taza realmente exquisita? Son esas pequeñas cosas que hasta ahora era difícil conseguir en casa, pero que hoy la tecnología de máquinas como la cafetera Saeco Xelsis nos lo pone muy fácil. Un molinillo ajustable de cerámica, el control del aroma, la pureza del agua o la total personalización de las bebidas son un lujo para cualquier amante del café.

Pero además son los pequeños detalles los que marcan la diferencia hacia una experiencia auténticamente gourmet, empezando por la facilitad y rapidez de uso. Gracias al calentamiento rápido de la caldera podemos tener nuestra taza de café recién hecho al gusto casi al instante, en cualquier momento, solo pulsando un botón.

La limpieza es otro aspecto que se ha querido cuidar mucho, ya que solemos pecar de perezosos y a veces la descuidamos un poco. Nuestra cafetera también necesita mimos y la Saeco Xelsis hace que el mantenimiento sea muy sencillo. El sistema de preparación interno se extrae con facilidad y solo hay que enjuagarlo en unos segundos para dejarlo limpio, y es la máquina la que avisa cuándo conviene realizar una descalcificación.

Mi experiencia usando la cafetera espresso súper automática Saeco Xelsis

La primera impresión que tuve al poner en marcha la cafetera Philips Saeco Xelsis fue muy positiva y casi me faltó tiempo para probar todas las variedades distintas de bebidas que permite preparar. En casa somos muy cafeteros y somos muy exigentes con la calidad, pero tenemos gustos distintos a la hora de elegir bebidas o intensidades de aromas.

Poder tener un espresso o un café cortado exactamente como a ti te gusta, sin más complicaciones que pulsar un par de botones, es un lujo al que te acostumbras rápidamente. La creación de perfiles de usuarios con ajustes distintos para cada bebida funciona sin peros, todo el proceso es muy intuitivo y realmente te permite tener el café como más te gusta.

El accesorio de leche también es muy cómodo y me gusta que se pueda colocar directamente en el cartón, incluso funciona muy bien con bebidas vegetales. Bebidas como el capuccino se obtienen con una crema de leche espesa y densa, cremosa y muy suave, en apenas unos segundos. También me parece un acierto la posibilidad de usar café molido; es muy práctico para usarlo descafeinado y así poder ofrecer las dos opciones según nuestra necesidad.

En definitiva, una cafetera como la espresso súper automática Saeco Xelsis hará las delicias de cualquier sibarita del café que quiera convertir su casa en un cafetería de especialidad. Cuando puedes disfrutar de un café exquisito, a tu gusto, fácilmente y en cualquier momento, es difícil volver a conformarse con un café mediocre.

En Mi Mundo Philips | Cinco tecnologías en las cafeteras espresso que marcan la diferencia entre un café normal y uno excelente

En Mi Mundo Philips | Diferencias entre una cafetera espresso, por goteo o monodosis

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.