Caos de horarios: así viven los niños las vacaciones y el verano

, 17 de agosto de 2015

kid-673584_1280

A estas alturas de agosto, medio país está de vacaciones, acaba de volver de ellas o está apunto de comenzarlas. Y con el verano y los días fuera de casa, llega el descontrol a nuestras vidas. Nos levantamos más tarde, comemos más tarde, las horas de la siesta pueden llegar en cualquier momento del día, y nos acostamos aún más tarde, haciendo que al día siguiente amanezcamos todavía más tarde que el día anterior. ¿Y qué pasa con los niños y los bebés en este caos de horarios que supone el verano?

Desde el punto de vista de un niño, esto se ve de la siguiente manera: tengo hambre y no me dan de comer, estoy muerto de sueño y me quieren dar de comer a estas horas, estamos de fiesta hasta las doce por la calle y ahora quieren que lleguemos a casa y me duerma al momento, es hora de levantarse pero yo aún no me dormido lo suficiente.

¿Y cómo lo manifiestan? Muy fácil, estamos dando un paseo o en la playa y los niños están nerviosos, vamos a comer a un restaurante y los niños no comen, se portan mal, se tiran por el suelo. Lo estoy viviendo con mis hijos estos días.

A los niños les vienen bien las rutinas, saber cuando van a comer, que tras una cosa viene la otra y que la hora de dormirse más o menos es la misma. Y cuanto más pequeños son, más lo notan. Por supuesto que no pasa nada porque vean que en vacaciones hacemos cosas distintas y que aprendan a ser algo más flexibles. Es verano y es normal que el descontrol llegue a nuestras vidas.

Pero también debemos entenderles, ponernos en su lugar,  y fijarnos si están demasiados cansados o demasiado hambrientos para según qué planes y adaptarnos a ellos. Aunque comamos fuera podemos llevarle algo para que puedan comer antes y así no tenga que esperar a nuestros horarios de adultos en verano e incluir actividades o ir a sitios que sean medianamente agradables para los niños.

Aunque tengamos más libertad de horarios en verano, en septiembre tendrán que volver a sus horarios por el colegio y la guardería y nos costará que se readapten, así que lo tendremos que ir haciendo poco a poco.

Foto |  Pixabay

En Mi Mundo Philips | ¿Cómo saber si mi bebé crece y come lo suficiente?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.