Cazando mitos sobre fertilidad y embarazo: consejos a los que NO hay que hacer caso

, 31 de julio de 2014

841211_MCC_EB_05-L

Es curioso lo que ocurre a veces con el embarazo: basta que no lo busques para que te quedes embarazada y basta que estés buscándolo desesperadamente para que no consigas quedarte embarazada aunque lo intentes de mil maneras. Hay un componente psicológico muy importante en la fertilidad y todos conocemos historias de parejas que después de intentarlo mucho tiempo, se dieron por vencidos y cuando “dejaron de intentarlo” llegó el embarazo. Vamos a utilizar un poco el sentido común y repasar algunos mitos sobre la fertilidad y la concepción a los que NO hay que hacer caso:

Mitos sobre fertilidad y embarazo que no son verdad

* Elegir el sexo del bebé según la posición en la que hagas el amor, según el día que sea, según tu alimentación. Sea niño o sea niña, un hijo es una bendición, no hay que darle tanta importancia al sexo del bebé. Y que sepas que nada de eso funciona. Yo incluso apliqué el calendario chino para saber si esperaba niño o niña en mis embarazos. Resultado: en un caso acertó y en otro no. Menos mal que los métodos médicos son cada vez más fiables y prematuros para adelantarte el sexo del bebé durante el embarazo.

* A las mujeres nos afecta la edad a la hora ser más o menos fértiles, a los hombres no. Mientras que nosotras empezamos a notar la caída en la fertilidad a partir de los 35 años, en el caso de los hombres, también tienen menos capacidad de ser padres a partir de los 40, y si lo hacen, el riesgo de que conciban niños enfermos aumenta con la edad. Chicos, no solo nuestro aparato reproductor se estropea con la edad.

* Sólo me tengo que cuidar una vez me quede embarazada: dejar de fumar, el alcohol, cuidar nuestro peso, reducir el consumo de café, tomar ácido fólico son cosas que muchas veces empezamos a hacer una vez que estamos embarazadas, pero si buscamos quedarnos embarazadas, debemos cuidarnos desde antes de concebir. Fumar, tener sobrepeso, consumir excesivo café, beber demasiado alcohol, o tener déficits en nuestra dieta de ciertos nutrientes puede reducir nuestra fertilidad.

* Practicando sexo todos los días es más fácil quedarse embarazada. No voy a poner ninguna pega a una vida sexual tan satisfactoria, pero las probabilidades de quedarse embarazada no aumentan drásticamente por hacerlo diariamente o hacerlo cada dos días. Debes tener en cuenta que el esperma puede sobrevivir hasta tres días en el aparato reproductivo, es decir, puede que practiques sexo el lunes y te quedes embarazada el miércoles.

* No te puedes quedar embarazada dando el pecho. Después de dar a luz, si estás amamantando, estás un periodo de tiempo en el que es muy difícil quedarse embarazada si las tomas son cada 3 o 4 horas, pero aún así puedes quedarte embarazada, e igual no tienes ni siquiera un mes la menstruación para avisarte de que eres otra vez fértil (de hecho, conozco un caso muy cercano a la que le sucedió exactamente eso).

* Levantar las piernas tras el sexo hace que el semen llegue mejor a su destino final. No hace falta contorsionismos, la eyaculación ya hace que el esperma llegue a donde tiene que llegar.

* Sólo te puedes quedar embarazada los días que estás ovulando. Si tienes el ciclo bastante regular, puedes calcular cuáles son tus días fértiles bastante fácilmente, pero aún así debes tener en cuenta que te puedes quedar embarazada los días previos a la ovulación por lo que comentábamos anteriormente de que el esperma se mantiene vivo en el aparato reproductor femenino dos o tres días.

Así que si estás buscando quedarte embarazada, no desesperes y ten paciencia, que todo llega. No hagas mucho caso a los consejos que te den porque hay muchos mitos falsos por ahí circulando. En cada ciclo menstrual una pareja sana sólo tiene un 15% de posibilidades de quedarse embarazada, así que es normal esperar una media de unos 8 meses antes de que la prueba de embarazo dé positivo. Y si tardas más, es perfectamente normal, en la mayoría de los casos todo acaba llegando (tengo amigos que tardaron unos dos años en dar en la diana la primera vez y ahora son padres de tres niñas de tres embarazos diferentes).

En Mi mundo Philips | Cuando empezar a lavar los dientes de los bebés

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.