Así planchaba, así, así, con el Centro de Planchado Perfect Care

, 9 de julio de 2015

centro de planchado philips

Hace unos días, os hablábamos de los consejos de planchado del diseñador Juan Duyos. Hoy, os voy a contar mi experiencia personal con este sistema de plancha que tengo en casa hace casi dos meses y que me ha facilitado muchísimo la tarea más dura del hogar en verano: la plancha. Cada vez que uso el Centro de planchado, me es inevitable cantar mentalmente “Así planchaba así, así, con el Centro de Planchado Perfect Care“, recordando la popular canción de los payasos de la tele.

Desde que tengo este sistema de plancha, tardamos mucho menos en una tarea que se hace especialmente dura en verano, como consecuencia del calor. Entre otras ventajas, la primera que quiero señalar es la gran capacidad de su depósito, que permite planchar sin tener que estar continuamente rellenándolo como en las planchas tradicionales. Resulta comodísimo para que el día que nos decidamos a afrontar la plancha lo podamos hacer de una vez, sin más pausas que las necesarias para doblar o colgar las prendas.

El Centro de Planchado Perfect Care

centro de planchado perfect care

Una de las mejores características del Centro de Planchado Perfect Care de Philips es que se adapta automáticamente a la temperatura óptima para planchar todo tipo de prendas, sin importar con qué material estén elaboradas. Así, nos podemos poner a planchar una pila de ropa arrugada sin tener que andar cambiando la temperatura cuando planchemos un vaquero, una blusa o unas sábanas. Todas quedarán perfectas sin necesidad de regular nada.

Así se puede planchar desde vaqueros hasta seda sin necesidad de ajustar la temperatura y con la garantía de que no se quemará ningún tejido. Esta revolucionaria tecnología la realizan el procesador de control Advanced Smart, que regula la temperatura de la suela o base de la plancha de forma automática; y la cámara de vapor ciclónica, que, con su potencia, genera un caudal continuo de vapor para un planchado más sencillo y rápido.

asi planchaba asi asi

Cuando planchamos camisas, tras los cuellos y las mangas, nos centramos con la pechera, y da gusto ver cómo se cambian las arrugas por un planchado a prueba de revisión, simplemente con un par de pasadas. Seguro que en las imágenes que tenéis sobre este párrafo podési ver cómo cambia hasta la prenda más arrugada.

Lo mismo nos ocurre si la prenda que planchamos es, por ejemplo, un polo de algodón, tan habitual en verano. Los cuellos, la parte delantera y la trasera y las mangas, quedan como nuevos en apenas dos movimientos. Da gusto ver cómo nuestro montón de ropa va bajando y se va convirtiendo en una pila ordenada de prendas bien estiradas y dobladas.

centro de planchado perfect care de Philips

Además, en comparación con otros centros de planchado, el Perfect Care de Philips es muy silencioso, por lo que no molesta a nadie. De hecho, cuando tenemos mucha ropa, nos solemos poner a planchar con la tele encendida para hacer más entretenido el trance y nadie se queja en casa por ruido o molestias. Con la carga de litro y medio del depósito, hemos llegado a estar planchando hasta dos horas sin tener que rellenar agua.

Otra de las cosas que me gusta de este centro de planchado es su capacidad de dar “golpes de vapor”. Cuando una prenda está muy arrugada o cuando es delicada y la queremos planchar sin tocarla, colgándola de una percha y planchándola en vertical, resulta muy práctica esta función que realmente parece deshacer las arrugas en el acto.

Temas de seguridad

Esta era una de mis preocupaciones con respecto a la plancha, ya que alguna vez con dispositivos de tipo convencional, se nos ha quemado una prenda, o hemos dañado incluso nuestra tabla. El Perfect Care de Philips está pensado para evitar este tipo de problemas, ya que podemos dejar quieta la plancha tanto en su base como sobre la tabla, o sobre una prenda, y no se quemará.

Durante el planchado, no es necesario colocar la plancha en la estación base, ya que es posible dejar la suela de la plancha caliente directamente en las prendas o la funda de algodón de la tabla de planchar sin usar ningún accesorio adicional. El Perfect Care no dañará ninguna de las prendas, ni la tabla, lo cual facilita el planchado con menos esfuerzo.

Además, el sistema se apaga automáticamente si no lo usamos durante 5 minutos, tanto por cuestiones de seguridad como por ahorro energético. Si unimos a esto la posibilidad de colocar y bloquear la plancha sobre su base para facilitar el traslado del centro de planchado a otro lugar o al armario donde lo guardéis, y las ranuras para esconder todos los cables al recoger el centro de planchado, vemos que el diseño de este electrodoméstico, además de seguro, es muy práctico.

Conclusiones

GC9246_02-DPP-global-001
Tras unos meses con el Centro de Planchado Perfect Care de Philips en casa, estamos muy contentos, tanto por el resultado de su función como plancha -nuestras prendas están siempre impecables-, como por la eficiencia de su funcionamiento, ya que tanto por seguridad, silencio, ahorro energético y diseño, resulta una gran adquisición.

Además, su depósito desmontable de litro y medio, con su gran capacidad de generar vapor y de estar planchando hasta dos horas, y su rapidez de puesta en marcha, que nos permite empezar a planchar en menos de dos minutos desde que se enchufa con una potencia de hasta 6,5 bar de presión en el vapor, que se genera de forma continuada y que penetra en el interior de las prendas con cada pasada, nos permiten un planchado más rápido y mejor que hace muy recomendable este electrodoméstico.

En Mi mundo Philips | Los trucos de planchado de Juan Duyos en el Máster de Planchado Philips
En Mi mundo Philips | Cómo planchar la ropa para que ocupe menos en tu maleta en vacaciones

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.