El chiringuito y estar fit son compatibles: cómo mantenerte en forma en verano

, 8 de Agosto de 2017

 

ejercicio en la playa

Desayuno continental. Un vermú al subir de la playa. Horas y horas bajo un sol que no nos deja despegarnos de la tumbona. Merienda con amigos en la casa del pueblo. Paella en el camping. Son escenas costumbristas de unas vacaciones de verano cualquiera, esas desde las que muchos nos leéis ahora mismo. Pero esos planes que llevan el hedonismo por bandera no son incompatibles con una buena forma física: basta con sumar a la ecuación un poco de ejercicio.

Porque todo el esfuerzo que has hecho en invierno no puede irse por la borda –del yate o del patín con tobogán en el que navegues- en solo unas semanas y porque tu salud, aun en tiempos de disfrute, sigue siendo lo primero, hoy repasamos los trucos para volver a la oficina igual de fit que te fuiste al chiringuito.

La clave es aliar tu rutina de ejercicios con tus planes estivales. Es decir, integra el deporte en tu día a día vacacional. ¿Estás en la playa? Nada en el mar, juega un partido de vóley con tus amigos o compite a las palas con tus sobrinos. Con cualquier actividad que realices, si la haces en la arena, quemas unas 200 calorías más a la hora que si la practicas sobre el asfalto.

Además, tus vacaciones junto al mar pueden ser el momento ideal para probar un deporte distinto. Inténtalo con el surf, el paddle surf o el buceo… y, quién sabe, quizá descubras tu nuevo ejercicio favorito.

ejercicio surf playa

Disfruta de las vistas haciendo deporte

Ver un lugar diferente a ese en el que resides el resto del año puede ser motivación suficiente para continuar con tu rutina de ejercicios. Si eres runner o sales habitualmente a caminar, ¿qué mejor que hacerlo con unas vistas de las que solo puedes disfrutar unos días al año? Igual que decíamos con los deportes de agua sucede con las carreras: el ejercicio será mucho más intenso si lo practicas en la arena.

Eso sí, mucho cuidado con el calor: las mejores horas para salir a correr son la primera de la mañana y la última de la tarde. Como premio a tu disciplina de fit girl tendrás unos atardeceres y amaneceres dignos de ser retratados para tu Instagram.

Además, con los entrenamientos al aire libre te bañarás en la vitamina D del sol y darás a tu mente una dosis extra de energía. Practicar ejercicio outdoor nos genera una sensación de libertad, optimismo y cero estrés que sienta mejor a nuestro cuerpo que cualquier bronceado.

ejercicio playa

En compañía sabe mejor

Y, al igual que ocurre con las cañas del chiringuito, el entrenamiento veraniego sabe mucho mejor si se hace en grupo. Si vamos con unos buenos acompañantes que estén motivados con las actividades, nos contagiaremos de su energía y dejaremos la pereza para las tardes invernales de domingo de peli y manta.

Si, aun con todos los elogios que hemos lanzado al deporte al aire libre en verano, no te hemos convencido para salir a la calle a entrenar, te contamos el plan B: deporte en casa. No podrás hacer kilómetros ni tendrás las 200 calorías extra de la arena, pero sí tendrás la tranquilidad y el frescor de un hogar –o una habitación de hotel-.

ejercicio en casa

En caso de que te decantes por esta opción, necesitarás poco más que una esterilla y tu tabla de ejercicios. Ponte buena música, coge una botella de agua para combatir la deshidratación, intenta entrenar siempre en la misma zona de la casa para generar la sensación de rutina… y comienza tu plan de entrenamiento. Sentadillas, burpees, flexiones Spiderman y movimientos inspirados en deportes como el crossfit serán tus mejores aliados.

Antes de comenzar a entrenar…

… un plus de energía. Para evitar golpes de calor y malestar al practicar deporte este verano, sal a hacer ejercicio con las pilas bien cargadas. Come unos 15 gramos de frutos secos antes de comenzar, bebe agua durante la actividad y reponte al terminar con alguna pieza de fruta.

Y no olvides las máximas del deporte (porque las lesiones no se van de vacaciones): calienta antes de arrancar motores y estira al finalizar. Siguiendo estos consejos, volverás a la oficina como si no hubieras salido del gym.

Fotos | Filip Mroz, Pexels, Filipp Nekhaev, Pixabay

En Mi Mundo Philips | Si no has pisado el gimnasio en invierno: siete formas de ponerte en forma en la playa

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.