Cinco escenas míticas de películas que no serían lo mismo sin un café

, 5 de marzo de 2018

Desayuno con diamantes

Acaba de celebrarse la 90º edición de los Premios Óscar y seguro que muchos habéis seguido la gala con una buena taza de café. Aprovechando la gran fiesta del cine no podemos evitar acordarnos de tantas escenas míticas de películas con café en las que nuestra bebida favorita también ha jugado su papel protagonista. ¿Te apetece hacer un paseo cinéfilo muy cafetero?

Desayuno con diamantes

Sin duda, una de las escenas más míticas y conocidas del cine mundial. El filme arranca con Audrey Hepburn vestida de Givenchy bajándose de un taxi en pleno Manhattan. Es temprano por la mañana y la chica, destilando elegancia y estilo, desayuna ensimismada degustando su café mientras contempla las joyas del escaparate de Tiffany’s. Con la fantástica canción de Moon River de fondo, es todo un icono del cine.

Pulp Fiction

Las películas de Tarantino están llenas de detalles de la cultura popular que hacen que su peculiar universo nos atrape. La que sigue siendo su obra más aclamada nos deja por ejemplo esta escena en la que aparece el propio cineasta, interpretando a un mediocre padre de familia que recibe una visita inesperada. Pero cualquier buen anfitrión sabe que incluso una pareja de gángsters en problemas se merece un café de categoría cuando se presentan en tu puerta sin avisar. Siempre es un buen momento para saborear el café bien hecho.

Baby Driver

Cada mañana millones de personas repiten la misma escena: van caminando por la calle, escuchando música, buscando su cafetería de confianza para pedir el café para llevar de todos días. Pero el peculiar protagonista de Baby Driver sabe hacer las cosas con verdadero estilo, y así lo demuestra la secuencia de inicio de esta reciente película, uno de los éxitos del año pasado.

Bailando con lobos

El teniente americano interpretado por Kevin Costner establece poco a poco una relación de amistad con los indios sioux en esta película ganadora de siete Óscar. Para causarles buena impresión, el protagonista les ofrece una bebida que nunca habían probado, café que incluso muele a mano con un molinillo tradicional. Reticentes al principio, los sioux parecen más convencidos cuando añaden “un poco” de azúcar a sus tazas.

The Green Hornet

También conocido como El Avispón Verde, este peculiar superhéroe es el heredero de una multimillonaria fortunaquien un buen día decide aprovechar sus recursos para combatir el crimen. También hereda una compleja máquina de café de ultimísima generación que solo el mecánico personal de su padre, Kato, sabre manejar a la perfección. El que será su compañero inseparable demuestra tener tantas dotes practicando artes marciales como preparando un café latte perfecto.

Amélie

Amélie con café

Este cuento mágico está lleno de momento memorables, y muchos tienen lugar en la encantadora cafetería donde trabaja la protagonista. En esta escena, Amélie derrama una taza de café recién hecho sobre su compañera para forzar un encuentro pasional con su enamorado en el cuarto de baño. Aquí el café se sacrifica por un bien mayor, y es que nuestra bebida favorita puede enamorarnos de muchas maneras diferentes.

El café forma parte de nuestras vidas y también de la historia del cine. Cada vez más salas ofrecen acompañar las palomitas con alguna preparación cafetera, aunque no hay nada como disfrutarlo con nuestra cafetera antes de una sesión de cine en casa. ¿Qué otras escenas míticas de películas con café recuerdas?

En Mi Mundo Philips | Así es la tendencia en Instagram del café con leche servido en boles

En Mi Mundo Philips | Café y citas románticas: un clásico del cine en 7 escenas, y cuál es el mejor para acompañarlas

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.