Cinco razones para recuperar el placer de merendar con café

, 8 de mayo de 2019

merendar con cafe

Hagamos un ejercicio de nostalgia: ¿recuerdas cuando al salir del cole corrías a por la merienda? Era una deliciosa manera de reponer energías antes jugar o de hacer los deberes, que, sin saber muy bien cómo, hemos ido perdiendo con los años. ¿Y si lo recuperamos? Vuelve a disfrutar del placer de merendar, eso sí, ¡ahora con café!

Que hayamos crecido no quiere decir que tengamos que renunciar a pequeños placeres como ese paréntesis que era la merienda. Puede además ser muy saludable si elegimos bien, acompañada de buen café que no, no te va a quitar el sueño. Con estas razones queremos reivindicar la sana costumbre de merendar con café y te damos ideas para ponerla en práctica.

1. Es la forma más fácil de practicar las 4-5 comidas diarias

A pesar de que importa más la calidad total de la dieta en su conjunto, la merienda también es muy importante a la hora de adoptar hábitos saludables. Los expertos llevan muchos aconsejando repartir las comidas en unas 4-5 tomas diarias, y tiene su sentido: evitar las largas horas de ayuno.

merendar con cafe

En nuestro país poca gente cena antes de las nueve de la noche, por lo que pasa demasiado tiempo desde la comida del mediodía hasta que volvemos a tomar alimentos. Por eso se insiste mucho en que los niños tomen merienda, pero también tiene sus ventajas saludables para los adultos.

Repartiendo las comidas evitamos llegar con un hambre de lobo a la cena, comeremos de forma más equilibrada y tendremos menos ansiedad. Si a media tarde te tomas un pequeño tentempié acompañado de tu café favorito, ya no te rugirá el estómago y podrás seguir aprovechando las últimas horas del día sin esperar con ansia la hora de cenar.

Atrévete a combinar tu café con queso, por ejemplo con un sándwich de pan integral, o en formato tosta. ¿Te falta costumbre o temes que te quite el apetito? Puedes merendar solo una taza de café sin más acompañamiento, preparándote alguna bebida con leche para que sea más nutritivo y saciante.

merendar con cafe

Un café con leche o bebida vegetal, un cappuccino o un café latte aportan nutrientes de forma ligera, para que no te den ataques de hambre a media tarde, pero dejando sitio para disfrutar más tarde de la cena. Y el tiempo no es excusa, con la cafetera Philips Series 5000 Latte Go! Apenas necesitas unos segundos para tener listo tu café con la espuma de leche a tu gusto.

2. Puede ser la excusa perfecta para encontrarte con amigos o familia

Con los ritmos de vida actuales es fácil descuidar un poco las amistades, pues parece que cuesta mucho encontrar tiempo para quedar y verse las caras lejos de pantallas y grupos de chat. Aprovecha cualquier tarde para tomar un café con ese amigo al que hace tiempo que no ves, o para visitar a la familia.

merendar con cafe

Solo es cuestión de coordinar agendas y fijar días concretos para sacar un pequeño hueco y compartir un rato en casa, en una cafetería o al aire libre. Tampoco hace falta dedicar la tarde entera al encuentro, una hora cada pocos días ya es mucho para compartir una taza de café y confidencias.

Podéis convertirlo en una rutina habitual, incluso estableciendo turnos de casas para quedar invitando al otro. Así puedes hacer de anfitrión perfecto invitándole a un café de calidad profesional con tu cafetera Latte Go!, acompañado de unas galletas o magdalenas caseras de toda la vida.

3. Reponer energías y vencer la pereza vespertina

¿Eres de los que hace mil planes para terminar todas las tardes en el sofá? Vencer esa pereza que nos invade al salir del trabajo o de clase no es fácil, por eso la merienda puede ser el mejor acicate para espabilarte. ¿Y qué mejor estimulante que el café?

merendar con cafe

Un café solo o con leche, o incluso en versión fría ahora que se acerca el verano, te puede ayudar a vencer la modorra de las tardes encerrados en casa y animarte a sacar partido del resto del día. Y no temas por el sueño de esa noche; el café no provoca insomnio y el cuerpo elimina la cafeína por completo en unas tres o cuatro horas.

Y si ha sido un día muy largo y has tomado ya varios cafés a lo largo de la jornada, siempre puedes optar por merendar con descafeinado. El sabor y de un buen café no depende de la cafeína, sino de la calidad de los granos y la preparación con una máquina superautomática al estilo profesional. El simple aroma del café recién hecho ya puede espabilarte, aunque sea descafeinado.

4. Puede ayudarte a equilibrar la dieta (y reforzarla si eres deportista)

Si los días son un caos o te cuesta establecer rutinas de alimentación saludable, recuperar la merienda te puede ayudar a planificar una dieta saludable completa y equilibrada. Por ejemplo, si te has saltado el desayuno, o si has almorzado poco y mal, si te toca cenar muy tarde, etc.

Las comidas fuera de casa también nos obligan en muchas ocasiones a limitar los alimentos disponibles, con menús del día pobres o cafeterías sin demasiada oferta. La hora de la merienda es un momento estupendo para compensar acompañando el café con fruta, proteínas de calidad, cereales integrales o grasas saludables.

merendar con cafe

¿Ejemplos? Muy sencillo: un cuenco de yogur natural o smoothie bowl preparado con frutas frescas y con toppings crujientes de semillas y muesli, un tazón de avena o copos de espelta integral con macedonia de fruta, un puñado de frutos secos, tostadas de pan multicereales con aguacate, una onza de chocolate negro sin azúcar…

Una merienda energética acompañada de café es además una comida perfecta para tomar antes o después de cualquier actividad física. Ya seas un deportista empedernido o simplemente practiques algo de ejercicio por las tardes, la merienda te ayudará a preparar y recuperar el organismo.

5. Porque te mereces un momento de placer y desconexión de la rutina

merendar con cafe

En un mundo ideal podríamos llegar a casa después del trabajo sin tener ninguna obligación pendiente, pero ya sabemos que nos esperan las tareas domésticas, compromisos, la vida familiar… Eso no quiere decir que no podamos dedicarnos un rato de mimo personal. Piensa en la merienda como ese paréntesis “egoísta” de la jornada, porque sí, te lo mereces.

Olvídate de todo, enciende tu cafetera y relájate con algo de música o escuchando tu podcast favorito mientras seleccionas la receta de café que más te apetezca y deja que la cafetera Philips Series 5000 Latte Go! sea tu barista personal preparando la bebida a tu gusto.

Acompaña tu taza con un pequeño capricho, como un hojaldre de crema de café casero o una tostada, y disfruta de un rato de desconexión sin prisas, poniéndote al día con esa serie que tenías pendiente o recuperando una lectura atrasada.

Y si tienes peques en casa, no hay mejor ocasión que compartir este momento de felicidad con ellos, tú con tu café y ellos con su merienda favorita. Hay muchos motivos para recuperar el placer de merendar que muchos recordamos con nostalgia, ¿cuál es el tuyo? Lo que tenemos claro es que un buen café siempre mejorará la experiencia.

En Mi Mundo Philips | Cómo preparar un espresso perfecto en casa

En Mi Mundo Philips | El café entra por los ojos: siete cuentas de Instagram que enamorarán a los cafeteros

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.