Cinco consejos para que tus planes de San Valentín sean románticos pero no cursis

, 14 de febrero de 2018

Pareja en el sofá

Ya está aquí San Valentín y tú, que estás muy enamorado, quieres celebrar este día de una forma muy especial pero sin caer en la cursilería. Te contamos qué hacer para romper con los tópicos relacionados con esta fecha y vivir con tu pareja un día de los enamorados romántico pero no cursi.

Pasa de la cena con velas

Puede que montar una mesa con ese mantel que nunca usas, poner velas y sacar la cubertería y la vajilla cara te parezca un plan romántico, sin embargo, puede que también resulte algo artificial y frío. Mucho mejor idea -y menos cursi- es salir a probar un nuevo restaurante o, simplemente, pedir unas pizzas y cenar en casa mientras veis unas películas de miedo. ¡En la naturalidad está la clave!

pareja cocinando

Si prefieres un plan más original, podéis poneros a preparar la cena juntos. Sí, sí, estás leyendo bien. Lo de cocinar no se os da nada mal. Cuando os convertís en chefs improvisados y os metéis los dos a la cocina os lo pasáis en grande. Tu pareja y tú rodeado de sartenes y ollas sois un auténtico dúo cómico que, entre risas y bromas, acaba haciendo suculentos platos. ¿Por qué no celebrar San Valentín así?

Arreglado pero informal

No es necesario que te vistas de gala a no ser que vayáis a ir a un restaurante cuyas características exijan que vayas trajeado. Vístete arreglado pero informal. Si ir de corbata no va contigo, no te disfraces. Puedes elegir ese look que tanto te gusta llevar los fines de semana. Lo importante es que estés cómodo y que te sientas atractivo.

chico con look informal

Tu pareja y tú ya tenéis suficiente complicidad y, aunque no se trata de que celebréis San Valentín en chandal, lo de vestirse de gala no es necesario para demostraros vuestro amor. Eso sí, si llevas barba recuerda arreglarla bien. La OneBlade de Philips te ayudará a conseguir tu mejor look ya que recorta tu barba a la longitud que deseas con gran precisión. Es cómoda, fácil de usar y te permitirá estar irresistible para tu cita.

No le regales bombones ni perfume

Como parte de la gracia de celebrar San Valentín con tu pareja está en sorprenderle, tienes que tener en cuenta que si le regalas bombones o perfume no lo vas a conseguir. Es algo muy típico y seguro que todavía le queda alguna caja de chocolatinas de las que sobraron de las navidades y dos o tres frascos de colonia que le trajeron los Reyes Magos o Papá Noel.

pareja de viaje

Resulta mucho más romántico y rompedor regalar a tu pareja esos libros que tantas ganas tiene de leer, la música que está deseando escuchar o incluso atreverse con algo de ropa (que si no le gusta podrá cambiar). En el caso de que tengas claro que quiere asistir a algún concierto en concreto, regalarle unas entradas puede ser un gran detalle. Si hay algún viaje que tenga muchas ganas de hacer, andas bien de presupuesto y sabes con seguridad las fechas en las que podrá moverse, puedes atreverte a regalarle un viaje. Cupido se marcará un tanto con este regalazo nada cursi pero muy romántico.

En la misma línea, no hay nada mejor que un regalo práctico y de calidad con el que te recordará cada día.  Si es chico, una afeitadora polivalente para rostro y cuerpo sería un regalo perfecto, como la Serie 7000 de Philips. Para las mujeres, hay muchas posibilidades, aunque una apuesta segura es sorprenderla con una depiladora de luz pulsada como la Lumea Prestige, así podrá liberarse definitivamente de tener que ir al centro de belleza cada dos por tres.

Probad nuevas experiencias

Has estado varios días pensando en qué puedes regalar a tu pareja. Cada idea que se te ocurría la descartabas porque te dabas cuenta de que eso ya lo tenía o que, simplemente, no le iba a gustar. Suspiras. Si no tenías suficiente con los regalos de Navidades y los de cumpleaños, ahora además tienes que sorprender a tu pareja por San Valentín. Menos mal que se te ha ocurrido algo muy original.

la experiencia del masaje

Las experiencias siempre son una buena opción para regalar, más aún cuando pueden servirte para celebrar San Valentín con tu pareja. Un bono canjeable por un masaje para los dos o una sesión de spa para disfrutar en pareja son opciones con las que convertirás la celebración de día de los enamorados en totalmente diferente. ¡Mucho más original que la típica cena!

Prepara un buen postre tú mismo

Nada mejor que demostrar el amor que sientes hacia tu pareja haciendo el regalo de San Valentín con tus propias manos. Si es una persona golosa, hacer una tarta puede ser una buena opción para sorprenderle. Brownie, cupcakes o cualquier otro postre también queda bien. No hace falta que seas un experto en repostería. En Youtube encontrarás recetas muy fáciles de hacer para que tardes muy poco y no la líes mucho en la cocina.

postre casero

No te preocupes si habéis decidido salir a celebrar San Valentín cenando en un restaurante. Dile a tu pareja que el postre le está esperando en casa y cuando lleguéis dale la sorpresa. Por cierto, no es necesario que la tarta tenga forma de corazón. Se trata de que Cupido deje su huella pero sin que la cosa resulte demasiado cursi. ¡Buen provecho!      

En Mi Mundo Philips |¡Recuerda!, no hay barba atractiva sin dientes cuidados

Imágenes | Portada iStock.com/Ivanko_Brnjakovic; interior iStock.com/vadimguzhva, iStock.com/Fotografikumfotostudio, iStock.com/ViewApartiStock.com/karelnoppe, iStock.com/Kaycco

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.