Cine y café: diez historias de cine con mucha cafeína (I)

, 4 de abril de 2013

Tom Waits e Iggy Pop

Ya sea a través de la imagen de una taza humeante, en las manos de los apresurados brokers neoyorkinos, en los mordaces diálogos de Pulp Fiction o como parte del universo particular de Amelie, el café ha estado y estará presente en grandes escenas del cine internacional, incluso en el inglés, muy a pesar del té.

He aquí el primero de los post en forma de breve repaso a la presencia de esta estimulante bebida en diez de los filmes más reconocidos por el público, aunque la lista podría ser interminable, seguro que tú ya estás pensando en los diez siguientes.

Coffee and cigarettes

Coffee and cigarettes

Para quienes habéis reconocido al Iggy Pop y al Tom Waits de la imagen de portada, muchos habréis también identificado esta escena como parte de una de las once historias de Coffe and cigarettes, en la que comparten protagonismo con otros artistas como Roberto Benigni, Bill Murray, Cate Blanchett o los mismísimos Jack White y Meg White de The White Stripes (segunda imagen), entre otros.

Historias todas ellas entramadas a partir de dos elementos comunes: el tabaco y el café. Así que esta vez el café es algo más que un simple instrumento para contar algo, es parte en sí de la historia.

Taxi driver

El café en este film constituye un elemento socializador ya que solo aparece en las escenas en las que el protagonista se encuentra acompañado. Lo describen muy bien en Aroma y Sabor o en Cine y Café:

Por ejemplo, en “Taxi Driver”, de Martin Scorsese, 1976, película que refleja de manera sobrecogedora la dureza y poder transformador de la soledad en medio de la gran ciudad, el café solamente aparece en los pocos momentos en los que el personaje protagonista, interpretado por Robert de Niro, se relaciona con otras personas: Es un símbolo del valor social que tiene esta bebida.

Desayuno con diamantes

Ya desde los créditos iniciales de la película reconocemos al instante la escena que transcurre a continuación con una Audrey Hepburn observando el escaparate de Tiffany y una taza de café en la mano. Tal vez no sea esta la forma más deliciosa de tomarse un café, en envase desechable y de pie, pero en ella parece hasta cobrar un aspecto refinado.

Los Pájaros

Alfred Hitchcock

Tan negro como los molestos pájaros del film es el café que preparan en la película las víctimas de sus ataques. Lola Gracia nos cuenta esta y otras historias en El café en el cine, editado por Cafés Salzillo. Estas son sus palabras para eldiadecordoba.es:

Los Pájaros de Alfred Hitchcock también tiene su hueco en la selección de películas de la autora, aunque en realidad el elixir negro “aparece en absolutamente todos los filmes como algo muy importante”, según la cinéfila. De hecho, en Los Pájaros el café aparece cuando tapan todas las puertas y ventanas para protegerse de los ataques de las aves, lo preparan para que la gente no se duerma. “En realidad, la presencia del café en la películas de Hitchcock es muy curiosa porque él era inglés pero nunca sacaba té en sus filmes sino siempre café”, reseña.

Los abrazos rotos

Los abrazos rotos de Almodóvar

También en España, uno de los grandes como es Almodóvar, nos muestra una Penélope Cruz tomándose una taza de café en Los abrazos rotos en un gesto tan común en este país, aunque afortunadamente, en la mayoría de los casos, como parte de una vida menos atormentada, aunque no por ello, en escenas menos cinematográficas.

O ¿me vas a decir que nunca has sentido que formabas parte de una historia de ficción alrededor de una taza de café?

Vídeo | Youtube
Vídeo | Youtube
Mi mundo Philips | Cómo el café ha estado presente en los momentos más importantes de tu vida

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.