Claves para depilar las zonas masculinas más íntimas

, 25 de mayo de 2015

Depilación

Ahora que se acerca el veranito, lo más probable es que a los hombres nos entren ganas de recortar o depilar nuestro vello corporal. Pecho, hombros, espalda, piernas e, incluso, axilas, suelen ser las zonas habituales. ¿Pero qué pasa con nuestros genitales?

Por supuesto, también podemos afeitar o recortar el vello púbico para evitar que se acumule el sudor o, simplemente, porque estéticamente nos guste más. Después de años en los que la tiranía de la metrosexualidad nos animaba a ir totalmente depilados, ahora hay cierto equilibrio entre los hombres que no desean renunciar a su vello corporal frente a otros que no quieren ni un pelo en su cuerpo.

Sea como fuere, esto es cuestión de gustos y no deja de ser una opción totalmente personal. Aunque si admitís un consejo, os diría que es conveniente que el vello de las zonas íntimas vaya al menos arreglado.

Con esto quiero decir que, si no te gusta ver tus genitales completamente rasurados, deberías probar con limitarte a recortar el vello, dejándolo a una longitud media.

¿Cómo debo afeitar mis genitales sin riesgo?

Afeitadora corporal Serie 1000 de Philips

Cabe la posibilidad de que nunca te hayas atrevido a afeitar tus genitales por miedo a hacerte daño. Lo cierto es que una zona muy sensible y el vello es muy recio como para usar cera (el dolor y la irritación pueden ser enormes) y acercar una cuchilla a esa zona puede provocarte mucho respeto por temor a sufrir cortes.

Pues bien, la mejor opción es recurrir a una afeitadora corporal, como por ejemplo la nueva Serie 1000 de Philips, que incluye un accesorio que protege la piel de las cuchillas.

Los pasos que habría que seguir son los siguientes:

* En primer lugar, colocamos el peine de 3 milímetros en la afeitadora corporal.
* Recortamos el vello púbico a dicha longitud, incluyendo tanto el pene como los testículos. Esto deberemos hacerlo en seco, ya que se trata de mucho pelo y si lo recortamos cuando está mojado la afeitadora corporal puede trabarse. Si nos gusta a esa longitud, podemos parar aquí. En caso de querer afeitar del todo, continuamos con el siguiente paso.
* Sustituimos el peine por el protector de piel y procedemos a afeitar toda la zona.
* Tanto para el pene como para los testículos, lo mejor es ir estirando ayudándonos de la mano que tenemos libre para que la piel esté tersa y la afeitadora trabaje mejor.

¿Alguna duda en la sala? Por supuesto, si queréis que os aclaremos algo, dejad vuestras preguntas en los comentarios y lo haremos encantados.

En Mi mundo Philips | ¿Pensando ya en la depilación corporal? Te presentamos la Bodygroom PRO

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.