Cocina al vapor para bebés: cuatro recetas divertidas para los primeros meses

, 8 de noviembre de 2017

recetas bebe transicion

Han pasado seis meses desde que tu bebé nació y, ahora que se ha acostumbrado a la leche materna y tú a sus tomas, llega un nuevo reto en la maternidad: el periodo de transición. Es el momento de que tu pequeño comience a ingerir otros alimentos, aunque la leche materna pueda seguir en su dieta hasta los dos años.

Un cambio de este calibre puede suponer un quebradero de cabeza más para la mamá, pero siempre hay trucos que ayudan a hacer el paso a la nueva etapa más sencillo. Uno de ellos es optar por cocinar las primeras comidas de tu hijo al vapor.

Este método no solo es ideal para los niños, también para los adultos, así que las comidas familiares pueden basarse en los mismos ingredientes y el mismo modo de prepararlos. ¿Cuáles son los beneficios de la cocina al vapor? El principal es que mantiene intactas las propiedades de los alimentos. Ya que no se emplean sartenes, planchas u otros utensilios, los nutrientes quedan inalterados.

 

cocina vapor bebes

Además, se eliminan grasas y se facilita al pequeño la digestión de sus primeros alimentos corrientes. Tampoco se perturba el sabor con la cocina al vapor, así que el niño va poco a poco acostumbrándose a los nuevos sabores.

Este tipo de cocinado, tan arraigado de la cocina oriental, es apto para cualquier ingrediente que te venga a la cabeza: verduras, hortalizas y hasta carne (a una elevada temperatura, eso sí), pueden pasar por el vapor. Luego, con paciencia, se trata de que vayas probando cuáles son las recetas que más le gustan a tu pequeño.

Para cocinar al vapor, sí, puedes emplear utensilios de cocina corrientes, pero una buena ayuda como la de el robot de cocina para bebés esencial de Philips nunca está de más. Con uno así te ahorrarás tiempo, pues podrás cocinar y triturar los alimentos en un solo recipiente, y te atreverás a probar nuevas combinaciones de verduras y frutas.

cocina vapor bebes

Para cuando se te acabe la imaginación y ya no sepas qué nueva receta preparar para que tu hijo coma, aquí van unas cuantas con las que podrás innovar.

Gazpacho para bebés

¿Por qué privar a los niños de uno de los platos más refrescantes y sanos de la gastronomía española? Con juntar en el recipiente del robot de cocina los tomates, una pizca de pimiento y pepino (sabores fuertes que conviene introducir con suavidad en la dieta del pequeño) y un poco de sal y aceite, será suficiente.

Cuece la mezcla –para que los ingredientes no resulten agresivos al estómago de tu pequeño-, pásala por un colador para deshacerte de los restos de piel y semillas y ponla a enfriar en la nevera.

Puré de zanahoria y queso

El clásico puré de zanahoria, patata y cebolla es una apuesta segura y de lo más sana. Coloca esos ingredientes en el robot, cuécelos y, cuando esté lista la mezcla, añade unos gramos de queso crema. Un extra de lácteos en la dieta infantil nunca está de más. Y tu niño reconocerá en cada cucharada un sabor a leche que le resultará familiar.

cocina vapor bebes

Hummus en versión infantil

El hummus, al fin y al cabo, es un puré de garbanzos. A los pequeños de la casa les puede gustar mucho si se lo presentamos como un puré divertido. Se trata de cocer los garbanzos en el robot, añadir sal y un chorrito de zumo de limón y triturar.

Para que el pequeño se encandile de esta comida no hay más que darle unos picatostes: los untará en el puré y le encantará. Esta receta, eso sí, es adecuada para bebés que ronden el año y medio y ya estén familiarizados con sabores y texturas de purés varios.

Arcoiris para comer

La fruta es uno de los elementos esenciales en la dieta del bebé. Para ir introduciéndosela poco a poco, una de las opciones es prepararla al vapor. Así le resultará más fácil comérsela y pronto comenzará a resultarle un sabor familiar.

Y, ¿por qué no aprovechar los colores de la fruta para ganarnos al pequeño? Puedes crear una versión de los tan famosos smoothie bowls que triunfan en Instagram para tu pequeño mezclando purés de frutas de distintos colores. Porque los pequeños, como los adultos, también comen por los ojos.

Imágenes | Philips, iStock – KerkezOtmarW

En Mi Mundo Philips | ¿Cuál debería ser la alimentación ideal de una embarazada?

En Mi Mundo Philips | Alimentación complementaria para los bebés: ¡al rico puré!

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.