Tu cocina a la moda: la tendencia de las estanterías abiertas

, 24 de agosto de 2016

Estanterías abiertas

¿Buscas nuevas ideas para dar un toque diferente a tu hogar? Ahora que se acerca ya el final del verano es el momento de ir pensando en la vuelta a casa y a la rutina, pero también es una buena ocasión para hacer pequeños cambios en casa. Replantear nuestras metas de cara el nuevo curso y emprender nuevos proyectos en el hogar hacen más llevadera la vuelta, como por ejemplo renovando un poco la decoración. La moda de las estanterías abiertas es una forma fácil de renovar la cocina con un aire actual y a la moda.

Estanterías abiertas: hay un estilo para cada cocina

Estanterías abiertas

Esta nueva tendencia llegó desde el mundo anglosajón hace poco años y parece que se ha quedado como una alternativa más que triunfa en los estudios de decoración. El llamado estilo open shelves no podía ser más sencillo, ya que consiste simplemente en colocar estanterías completamente abiertas en la cocina para guardar todos los utensilios y vajillas de uso cotidiano.

Hay muchas soluciones que se adaptan a cada estilo o a cada necesidad, según el tipo de cocinillas que seamos y el espacio disponible. Con unas baldas superpuestas sobre la encimera, el fuego o el fregadero ya está todo el trabajo hecho, y podemos escoger el material que más encaje en la decoración de casa. Por ejemplo, madera natural desgastada para un estilo rústico o nórdico, metal para un toque industrial o abedul lacado y pintado en tonos vintage o mediterráneos.

Además de baldas se pueden instalar módulos de estanterías para colgar en la pared específicos para cocina, o eliminar las puertas de un armario. Pintando el fondo de un color distinto se consigue un efecto decorativo muy llamativo, y en las cocinas más pequeñas las baldas típicas de libros se pueden encajar en cualquier hueco de la pared sin restar espacio.

Ventajas y desventajas de las estanterías abiertas

Estanterías abiertas

La desventaja más evidente es que exponemos los objetos constantemente al exterior, así que tendremos que limpiar el polvo más a menudo. Por eso lo más recomendable es usar las estanterías abiertas para los objetos que usamos casi a diario o con más frecuencia. Pero al ser siempre visibles nos “obligamos” en cierta manera a tenerlo todo bien ordenado de cara a las visitas, tenemos todo a mano para el trajín diario y es más fácil encontrarlo todo sin problemas. El efecto decorativo de unos estantes de cocina perfectamente ordenados nunca pasa de moda y da la sensación de un espacio dinámico, cálido y más espacioso.

Una buena idea es llenar los estantes de botes, tarros, cuencos, cajas y botellas bonitas donde guardar los ingredientes que más utilizamos. De este modo no caemos en la tentación de apilar de cualquier manera bolsas y paquetes abiertos de harina, pasta o arroz. Si guardamos los productos en botes herméticos se conservarán mucho mejor durante más tiempo y controlaremos más fácilmente cuándo hace falta ir a la compra para reponer algún ingrediente.

Si abres cualquier revista de decoración seguro que encuentras multitud de ejemplos de casas de ensueño que siguen esta tendencia. ¿Te animas a unirte a la moda de las estanterías abiertas?

Fotos | Sarah Sherman Samuel, A Couple Cooks, House Beautiful

En Mi Mundo Philips | DIY: Reutiliza recipientes de cocina para decorar con plantas

En Mi Mundo Philips | Cómo superar la vuelta a la rutina después de las vacaciones

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.