Comienza la temporada de piscina: recuerda estos consejos para evitar sustos

, 9 de junio de 2016

 

piscina

Con el mes de junio no solo da comienzo el verano, es también la inauguración de la temporada de piscina que tanto gusta a grandes y pequeños. Las piscinas son el lugar ideal para refrescarse y pasar un rato divertido con la familia o los amigos, ya sea en la ciudad o en nuestro destino de vacaciones. Pero conviene recordar algunos consejos y recomendaciones esenciales para disfrutar de los días de piscina sin riesgos y evitando posibles sustos.

Antes de ir a la piscina

Prepara la jornada sin improvisar sobre la marcha organizando el tiempo que vais a estar en la piscina, haciendo inventario de la bolsa o mochila que llevaremos y comprobando las predicciones meteorológicas. Es una buena idea informarse de los posibles avisos de radiación ultravioleta y las recomendaciones de las autoridades sanitarias respecto a las altas temperaturas, para evitar riesgos. En cualquier caso, es preferible evitar las horas centrales del día, por eso es mejor acudir a la piscina pronto por la mañana o ya a media tarde, pasada la hora de la siesta.

Antes de salir siempre tenemos que ponernos la crema de protección solar. Estas lociones son fundamentales para proteger la piel de quemaduras, insolaciones y también para evitar otras enfermedades más graves. Las cremas se deben extender de modo uniforme por todo el cuerpo, incluyendo la espalda y las piernas, y debemos usar un factor de protección adecuado según nuestro tipo de piel. La cara y las zonas más sensibles, como el escote o el cuello, se protegerán mejor con productos específicos de alta protección. Si tienes el cabello delicado también puedes rociarlo con un spray especial para protegerlo del sol y del cloro.

¿Qué llevar en nuestra bolsa?

Consejos de seguridad en la piscina

Parece obvio que para bañarnos en una piscina solo necesitamos el bañador, pero hay una serie de elementos que no deberían faltar en nuestra bolsa o cesta de verano antes de ir a darnos un chapuzón. Es una buena idea preparar un pack básico en casa antes de la primera salida a la piscina, así evitaremos los típicos olvidos de última hora y dispondremos de nuestro equipamiento siempre listo para todo el verano. Estos objetos harán nuestra experiencia piscinera mucho más placentera:

Ropa cómoda transpirable. Camisetas, camisolas, pareos o vestidos veraniegos para vestir cómodamente al ir y venir de la piscina. Podemos llevarlos encima del bañador si está seco o cambiarnos una vez allí. Las prendas ligeras nos protegerán del sol cuando no estemos en el agua.

Chanclas o sandalias de piscina. Si no las llevamos directamente puestas, habrá que sumarlas al equipaje de piscina. Es mejor no entrar al recinto con calzado de calle.

Gafas de sol. Es importante que tengan el sello de seguridad de la UE y que estén adaptadas a todos los miembros de la familia. Los niños también necesitan gafas de sol para proteger la vista, y podemos adquirirlas graduadas si lo necesitamos.

Sombreros o gorras. Si no estamos dentro del agua o a la sombra los rayos del sol pueden ser muy dañinos en las horas centrales del día. La cabeza es muy sensible al calor y también se puede estropear el cabello, así que mejor llevar protección.

Crema de protección solar. Aunque ya nos hayamos puesto crema antes de salir, hay que renovarla cada dos horas o después del baño. Mejor llevar también una especial para la cara.

Aftersun. Para calmar la piel después de largas exposiciones al sol es conveniente tener también a mano una crema específica al final de la jornada.

Agua fresca. Hay que mantenerse bien hidratados ante las altas temperaturas. Las botellas de agua especiales para conservar el frío, como las típicas de excursionistas y deportistas, son muy prácticas para tener siempre una fuente de agua cerca.

Botiquín de primeros auxilios. Todas las piscinas deben contar con un socorrista equipado ante cualquier accidente, pero no está de más tener nuestro propio kit básico para afrontar los pequeños sustos que puedan surgir. Debe incluir una loción para picaduras de mosquitos y avispas.

Consejos de seguridad en el agua

Consejos de seguridad en la piscina

Las piscinas públicas cuentan un una normativa de seguridad que suele estar bien a la vista en grandes paneles o carteles informativos. Lee bien todas las indicaciones, aunque te parezcan obvias, para recordar qué está permitido y qué no. Por ejemplo, normalmente no se permite correr o saltar al agua de cabeza o dando volteretas, son formas de prevenir accidentes. En cualquier caso, estos son los consejos esenciales a tener en cuenta para mantener la seguridad a la hora de bañarse:

  • No te bañes con el estómago lleno o recién comido, ya que el choque térmico puede afectar a la digestión y causar malestar. Tampoco vayas a nadar en ayunas, el ejercicio físico y el calor pueden causar debilidad y mareos.
  • Evita entrar de forma brusca en el agua, hacerlo poco a poco evita los contrastes de temperatura.
  • Ducharse antes y después del baño es una norma de higiene básica en las piscinas públicas, también ayuda a evitar el choque térmico mencionado al entrar en el agua.
  • Cuidado con las zambullidas de cabeza. No las practiques si no conoces bien la piscina, debe tener suficiente profundidad, estar libre de obstáculos y sin personas en la zona para no chocar con ellas.
  • Mucha atención con los bordes y bordillos. El perímetro de la piscina estará mojado y puede ser muy resbaladizo. Una caída tonta junto al bordillo puede causar golpes severos.
  • Aunque estés en el agua, no pases demasiado tiempo bajo el sol, sobre todo en las horas en las que más calienta. Utiliza un sombrero o gorra para evitar insolaciones.
  • Los niños siempre deben estar bien vigilados, aunque sepan nadar. Enséñales las normas de seguridad y asegúrate de que aprendan que en la piscina también hay que cumplir una reglas.
  • Los más pequeños que todavía no nadan muy bien estarán mejor protegidos con chalecos salvavidas especiales para ellos que con flotadores o manguitos.
  • Si aprieta mucho el sol puedes poner a los peques una camiseta especial para la piscina, sobre todo cuando juegan fuera del agua. También deberían llevar un gorro y gafas de sol.
  • Al salir del agua, secáos bien para que la humedad no actúe como una lupa con los rayos del sol, y vuelve a poner crema protectora a toda la familia.

¿Qué hacer en caso de accidente? Primeros auxilios

 

piscina

A pesar de todas las medidas de seguridad, a veces los accidentes ocurren de forma fortuita o por algún despiste. Lo más importante es no perder la calma, avisar rápidamente a los servicios de emergencia y socorrer adecuadamente a los heridos. En las piscinas públicas debe haber al menos un socorrista bien formado, así que lo primero es avisarle. Si no se dispone de servicio de salvamento llamaremos al teléfono de emergencias, el 112, informando de forma clara y concisa de todo lo que ha sucedido.

Cuando socorremos a un herido el primer paso es controlar las constantes vitales: comprobaremos si está consciente y si sabe qué ha pasado, si respira bien y si tiene un pulso normal. Intentaremos que no se amontone la gente a su alrededor para no agobiarle, y evitaremos moverle de forma brusca. Si ha sufrido alguna herida la mejor posición es sentado o tumbado con las piernas en alto, para que no se maree. Normalmente las heridas son leves y es suficiente con limpiarlas con agua potable y realizar un vendaje compresivo hasta que pueda examinarlo un médico. En caso de picaduras de insectos, hay que limpiar la piel con agua y jabón, una compresa con agua fría o hielo y un producto específico que calme la hinchazón.

apps de primeros auxilios

Hoy en día podemos aprovechar la tecnología para un baño más seguro. Existen diferentes aplicaciones para smartphones y tabletas muy útiles con las que podemos aprender los pasos básicos a seguir en caso de emergencia, y así evitar males mayores. Con la app Primeros Auxilios tendremos en el bolsillo una completa guía a modo de fichas explicativas que reúnen síntomas y protocolos de actuación en diferentes situaciones, y está disponible para iOS y Android. Por su parte, la Cruz Roja también dispone de app oficial, con asesoramiento de expertos en diversas materias para saber manejar las situaciones de emergencia más frecuentes. También está disponible para plataformas iOS y Android.

Vuelta a casa

Consejos de seguridad en la piscina

 

Antes de volver a casa debemos asegurarnos de que recogemos todo lo que nos hemos llevado a la piscina, prestando especial atención a los posibles juguetes que pueden haber dejado los niños en el agua. Nos enjuagaremos el cloro en la ducha y, si queremos, podemos limpiarnos bien con jabón en los vestuarios, en el caso de las piscinas públicas. Si estamos en casa o en una urbanización podemos cambiarnos al volver a la vivienda, pero no deberíamos permanecer con el bañador mojado demasiado tiempo. Utiliza crema para después del sol y recupera líquidos con un buen vaso de agua, no demasiado fría, para rehidratar.

La piscina puede ser un lugar muy divertido y también relajante donde desconectar del calor veraniego y pasar un buen rato con los niños. Si tenemos en cuenta estos consejos de seguridad evitaremos posibles sustos innecesarios y así podremos disfrutar de la temporada de baño durante todo el verano. Una última recomendación, quizá la más importante: ¡pasarlo muy bien!

Fotos | iStock.com/conejota, iStock.com/FamVeld, iStock.com/kaspiic, iStock.com/Sasha_Suzi, iStock.com/DragonImages

En Mi Mundo Philips | La mejor ensalada de pasta para llevar a la playa o a la piscina

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.