Cómo aprovechar y guardar las sobras de comida

, 4 de mayo de 2015

tupper pasta pra llevar al trabajo

Cuando cocinamos procuramos hacer las cantidades justas para evitar acumular sobras, pero hay platos que nos exigen hacer grandes cantidades y es conveniente saber cómo aprovechar y guardar las sobras de comida para no tirarlas ni dejar que se estropeen.

Hoy os vamos a dar algunos consejos para ayudaros a guardar mejor los alimentos, dependiendo del tipo de plato que sean, indicando cuáles se pueden congelar, cuáles conviene comer rápidamente y cuáles se pueden usar para hacer otras recetas de aprovechamiento con las que darles salida.

Potajes, platos de cuchara y legumbres

Cuando hacemos platos de cuchara es fácil que nos sobre ya que no podemos hacer un cocido madrileño o una fabada asturiana para dos personas y es normal que al terminar de comer tengamos un puchero lleno que guardar.

legumbres1

En el caso de los platos de legumbres, conviene retirar la patata cocida, ya que ésta no se conserva bien, y el resto se puede meter en frascos o en tuppers, que podemos congelar o guardar durante una buena temporada. También podemos escurrir las legumbres y utilizarlas para hacer ensaladas.

En el caso de sopas y caldos, conviene retirar la pasta o el arroz (fideos, estrellas y similares) y guardar el caldo de la misma manera. Si dejamos los fideos dentro del caldo, seguirán “chupando” el caldo y engordarán demasiado quedando “babosos”.

Platos de pasta o arroces

pasta tupper

Los platos de pasta y los arroces se pueden comer muy fácilmente recalentándolos en el microondas por lo que son muy cómodos para tupper. Yo no suelo congelar las sobras sino que las guardo en una fiambrera que dejo en la nevera y las tomo en los tres días siguientes cuando no tengo ganas de cocinar.

Guisos de carne, estofados y platos de patatas con otros ingredientes

Los estofados y guisos de carne en los que suele haber patatas, (patatas con costillas, patatas con chorizo o chistorra y similares) no son buenos para congelar, por la patata. Sin embargo se pueden calentar muy bien por lo que se pueden usar para comida para llevar al trabajo si nos resulta cómodo.

freidora philips

Otra posibilidad es separar las carnes del resto de ingredientes y hacer con ellas recetas de aprovechamiento, idóneas para la cena. Por ejemplo con las carnes desmenuzadas se puede hacer croquetas y con las patatas trituradas con un poco de nata y mantequilla con ayuda de la batidora, preparar un delicioso puré lleno de sabor.

Ensaladas

Las ensaladas se conservan muy mal una vez aliñadas, por lo que si veis que habéis preparado mucha cantidad y os va a sobrar, es preferible aliñar cada ración en el plato y guardar las sobras en la nevera listas para la comida siguiente, momento en el que se aliñarán.

Frituras, carnes y pescados

Los platos fritos, tanto croquetas, rebozados, pescaítos, etc, pierden su textura crujiente al recalentarse por lo que es preferible guardarlos y comerlos en el día, sin calentar. Pueden venir bien para un aperitivo.

menu carne

Las carnes y pescados a la plancha, pueden guardarse y utilizarse muy picados para hacer rellenos de ensaladillas, croquetas y sandwiches, pero no son buenos para congelar ni para recalentar, por lo que debéis calcular bien las cantidades para que no sobren.

Los asados de carne, pollo y pescado, son susceptibles de congelación, pero lo mejor es utilizarlos para comer en los próximos días, recalentando la salsa y dando a las carnes un leve calor en el horno, para evitar que se resequen.

Con estos consejos, podéis tener más claro qué hacer con los alimentos que os sobren, decidiendo cuáles congelar, cuáles conservar y cuáles consumir inmediatamente.

En Mi mundo Philips | Cómo preparar un smoothie rápido de yogur y fresas
En Mi mundo Philips | Cómo hacer espumas y aires con tu batidora de mano

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.