¿Qué cuidados básicos necesita un bebé recién nacido?

, 21 de mayo de 2014

218574269_c5adeb36f5_z

Por fin el pequeño bebé ha llegado a casa, y como los niños no vienen con manual de instrucciones (ojalá lo hicieran), debemos tener en cuenta los cuidados básicos de un recién nacido punto por punto. Nos surgen dudas continuas ¿Cuándo le doy de comer? ¿Cuánto tiene que dormir? ¿Cuándo le baño?, que esperamos resolver en este artículo.

La alimentación del recién nacido

La mejor alimentación que le puedes dar a tu bebé es la lactancia materna. Los estudios lo demuestran con todo tipo de ventajas y pruebas. La lactancia debe ser a demanda, es decir, los primeros días debes estar atenta a cuando el bebé quiere comer y facilitarle las tomas, haya pasado una hora, dos o tres. Debes ofrecerle de los dos pechos, primero uno hasta que lo vacíe del todo y luego el otro. Debes acordarte con qué pecho empezaste la última toma para ir alternando en la siguiente toma.

La lactancia materna no debe doler, así que si notas cualquier molestia, coméntalo con tu matrona, porque probablemente estés haciéndolo en una mala posición. Es la opción más cómoda, higiénica, y mejor para tu salud y la de tu bebé, así que no tengas reparos en empezar con ella.

El cambio del pañal

Los bebés suelen hacer deposiciones muy frecuentes y líquidas cuando nacen. Es habitual que tengan el culito rojo e irritado, sobre todo si tienen la piel sensible. También suele estar más irritado cuando les están saliendo los dientes, porque cambia el Ph de la saliva, y con él, el de las heces.

Hasta ahora se creía que la causa de las rojeces del culito del bebé eran las agresiones externas como el roce del pañal o el contacto con la orina y las heces. Sin embargo, los investigadores de Mustela han hecho un descubrimiento revolucionario tras 11 años de investigación: los factores que las desencadenan se encuentran en el corazón de las células de la epidermis.

creamabalsamo

La solución es una crema que actúe en el origen de los factores desencadenantes de las rojeces y el dolor. La nueva fórmula Crema 1 2 3 de Mustela, por tanto, garantiza el cuidado completo para la zona del pañal con una triple eficacia:

* PREVIENE las irritaciones y rojeces en cada cambio de pañal
* ALIVIA desde la 1ª aplicación
* REPARA la piel duraderamente

Así que ya sabemos cómo debes cuidar el culito del bebé para que no sufra.

El sueño del bebé

Los bebés duermen mucho, pero en siestas pequeñas. Así que lo de dormir ocho horas seguidas con un recién nacido, como ya te habrán advertido, vete olvidándote para unos cuantos meses. No te preocupes, porque los padres nos acostumbramos, conseguimos sobrevivir y las alegrías de la maternidad y la paternidad compensan con creces la falta de sueño.

Al principio, el bebé no distingue las noches de los días y le da igual cuando dormir. Hay que dejar que duerma de día con luz y ruidos, para que se vaya acostumbrando y distinguiéndolo de la oscuridad y silencio de las noches. El bebé se despertará de noche para comer, pero poco a poco irá durmiendo más durante las noches y menos durante el día.

El baño del bebé

El momento del baño les encanta a los pequeños. Es un mundo de nuevas sensaciones para ellos. Se les puede empezar a bañar a partir de la semana de nacer, teniendo mucho cuidado de secar el ombligo después el baño si todavía no se les ha caído. Más adelante no hace falta que le bañes todos los días, pero está bien hacerlo a última hora de la tarde, justo antes del momento de la cena, para que vayan cogiendo la rutina y se relajen antes de dormir.

MBB 7 PRODUCTOS sin fondo

Utiliza productos suaves, adecuados para la delicada piel del bebé. Las colonias también deben ser con bajo contenido en alcohol. El momento del baño es ideal también para hacerle un masaje al bebé, les encantará sentir tus manos en su cuerpecito. Utiliza un aceite de masajes para deslizar tus manos y aprovecha así para hidratar su piel.

La visita al pediatra

Una vez que te den el alta de la clínica, debes confirmar con el pediatra del bebé la primera visita, que tendrá lugar al cumplir el pequeño una semana. Así comprobarán que va cogiendo peso, que se está alimentando bien y que su comportamiento y salud es normal. De recién nacido, las visitas al pediatra para revisiones serán muy frecuentes: a la semana, al de dos semanas, y posteriormente, cada vez que cumpla meses. El pediatra también se encargará de informarte del calendario de vacunas, que tan importantes son para la salud del pequeño.

Foto | Flickr Gabi_menashe
En Mi Mundo Philips | Olvida los mitos que te han contado sobre la maternidad con apego: así es la maternidad más cercana

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.