Cómo conseguir un café latte extra cremoso si eres vegano

, 26 de abril de 2016

Café latte

El café latte es una de las formas más populares de disfrutar de nuestra bebida favorita, sobre todo en los últimos años y con el auge del café art. Es la taza perfecta para degustar a cualquier hora, con un sabor muy suave y su irresistible textura cremosa. Pero, ¿qué ocurre si eres vegano o no puedes tomar lácteos? ¿Cómo conseguir un latte cremoso en versión vegana?

El latte perfecto: en busca de la cremosidad

Café latte

Ya hemos visto que la principal diferencia entre un capuccino y un latte está en la forma en la que se sirve la leche. El primero es más bien una espuma, mientras que en el segundo se consigue una leche en forma de crema melosa que permite dibujar bonitas formas sobre el café, dependiendo de la habilidad del barista.

La clave de un buen latte está precisamente en esa capa de leche, que debe calentarse a una temperatura muy concreta para conseguir la textura perfecta que permite crear los dibujos al verterse directamente sobre el café expreso. Se diferencia así del café con leche o del capuccino, tiene un sabor más suave y aromas más delicados, pero lo que engancha tanto es su espuma cremosa.

La mejor alternativa para veganos

Latte

Los veganos, alérgicos e intolerantes a la lactosa no pueden tomar un café latte corriente ya que tienen que eliminar la leche de vaca de sus dietas. ¿Cómo preparar entonces las recetas de café? Existen muchas leches o bebidas vegetales en el mercado adecuadas para vegetarianos y veganos, siendo las más comunes la de soja, avena, arroz, almendra y coco.

El problema es que ninguna ofrece la misma consistencia que la buena leche de vaca que suelen utilizar los baristas profesionales. Pero hay una alternativa que ofrece resultados prácticamente idénticos: la leche de cacahuete. Si quieres conseguir la máxima cremosidad en tus lattes caseros, apuesta por elaborar tus propias bebidas vegetales y notarás la diferencia.

En este enlace puedes encontrar el paso a paso para preparar leche de cacahuete y cáñamo en casa. Solo necesitas dejar a remojo 100 g de cacahuetes al natural y después triturarlos en una buena batidora con 3 cucharadas de semillas de cáñamo, una pizca de sal, sirope de arce o miel al gusto y un poco de vainilla, si quieres darle más aroma. Ya puedes usar tu bebida vegetal para preparar los mejores cafés veganos que te puedas imaginar, con toda la cremosidad de un auténtico latte.

Fotos | Takeaway, Pixabay

En Mi Mundo Philips | ¿En qué se diferencia un capuccino de un café latte? ​y otras dudas sobre el café por fin resueltas

En Mi Mundo Philips | Receta de café Baby Latte

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.