Cómo conseguir una rápida producción de leche materna

, 15 de noviembre de 2018

produccion leche

En ocasiones, necesitas una producción rápida de leche por diferentes motivos durante la lactancia. En estos casos, el extractor de leche es una herramienta fundamental para conseguir más leche materna, aconsejada incluso por expertos. Con un poco de paciencia, mucha tranquilidad y ciertos trucos puedes hacer que la leche te suba más fácilmente.

Motivos por los que puedes necesitar producir más leche

Las razones por las que necesitas más leche para tu bebé son variadas, y aunque nuestro pecho se suele adaptar enseguida a las necesidades del bebé, ya que cuando tiene más hambre, pide más a menudo amamantar y estimula la generación de leche, hay veces que aún así no es suficiente para producir toda la leche que necesitas. Estos son algunos motivos para aumentar tu producción de leche:

  • El bebé está enfermo. Necesita tomar más líquido, pero no se encuentra bien y le cuesta mamar. Aún así sabemos que la composición de la leche materna cambia para adaptarse a su estado y fortalecer el sistema inmunológico del bebé. En esos momentos puede ser necesario complementar las tomas con biberones de leche materna extraída que hagan más fácil que el bebé se alimente.
  • El bebé pierde peso. En la visita al pediatra hemos visto que el bebé pierde peso, en esos casos, es necesario intentar aumentar la frecuencia y cantidad de las tomas si queremos que el suplemento sea con leche materna.
  • Es prematuro. Si el bebé ha nacido antes de tiempo puede que a tu cuerpo le cueste generar suficiente leche, en ese caso una estimulación le vendrá muy bien para que el bebé vaya cogiendo peso.
  • Necesitas generar un banco de leche porque te incorporas al trabajo o te vas ausentar durante unos días.
  • Has dejado la lactancia materna por unos días (porque has estado enferma, por ejemplo), y quieres volver a retomarla.

Cómo conseguir una mayor producción de leche materna

Hay muchas maneras de estimular la producción de leche materna, aunque al principio cueste un poco, los resultados pueden tardar en llegar, pero llegan, solo se necesita paciencia.

  • Busca un sacaleches que imite la forma del pecho y la succión del bebé lo mejor posible, para que la estimulación sea mayor, como el extractor de leche Philips Avent con cojín masajeador.
  • Crea una rutina y busca el mejor momento para estar tranquila.
  • Pon al bebé en un pecho y al sacaleches en el otro, porque es la mejor estimulación que puedes tener.
  • Espera por lo menos una hora tras la toma para utilizar el sacaleches.
  • Utiliza el extractor varias veces a lo largo del día para una mayor producción.
  • Tras la ducha caliente y un masaje en el pecho es más fácil extraer leche.
  • El recuerdo del bebé puede estimular la subida de la leche: oír a un bebé llorar, una foto, su olor en una prenda de ropa… Sube la oxitocina y eso nos puede ayudar.
  • Además, es recomendable intentar la Técnica de la extracción poderosa, que consiste en estimular el pecho con sacaleches diez minutos cada hora durante al menos 24 horas. En las primeras extracciones puede que la leche sea escasa, pero en 48 horas se puede doblar la producción de leche. Su éxito radica en que se producen picos de prolactina que disparan la eficacia de las glándulas mamarias y aumentar rápidamente la producción de leche. Es mejor hacerlo muchas veces de manera frecuente en períodos cortos que estar mucho rato con el extractor, ya que nos podemos acabar desesperando.

Esperamos que estos trucos te ayuden si crees que tu producción de leche no es suficiente y puedas mejorar las tomas del bebé.

Foto | iStock Oksana_Bondar

En Mi Mundo Philips | Tetinas naturales: cómo puede conseguir un biberón una experiencia similar a la lactancia

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.