¿Cómo conseguir unas patillas perfectas?

, 8 de abril de 2013

En nuestro último artículo hablábamos de barbas muy pobladas y de cómo cuidarlas pero hoy vamos a ayudar a aquellos chicos que no la llevan y prefieren darle más protagonismo a las patillas.

Las patillas, sobre todo las más originales,  están hechas para hombres valientes y rebeldes. Le dan a nuestra cara un toque diferente y pueden arreglar o estropear nuestro peinado. ¿Quieres analizar con nosotros las más originales y saber cómo puedes conseguir que las tuyas sean perfectas? 

Las patillas a lo largo de la historia

Si la moda en los siglos XVI, XVII y XVIII era llevar un afeitado perfecto, con el XIX llegó la tendencia de las barbas y las patillas se hicieron un gran hueco entre los hombres de la época. Llevar unas patillas llamativas era símbolo de persona culta e inteligente. Mirad al mismísimo Darwin, que antes de llevar esa barba tan poblada (sin seguir nuestros consejos), lucía estas patillas.

Después, con el siglo XX el concepto cambió pero se mantuvo dentro de las artes. El mítico Elvis Presley las popularizó y le dio una connotación rebelde y desenfadada. Si en el principio de su carrera sus patillas eran comedidas, después las hizo exageradas y triunfó en todo el planeta consiguiendo establecer el modelo “Elvis” dentro de las patillas.

Pero en España también tenemos un mito en este arte de las patillas y no es otro que Curro Jimenez, que se paseaba por los campos de nuestra geografía con estas patillas tan características.

Y precisamente en estas están inspiradas las que hace unos años se hicieron tan populares sobre todo en Andalucía. Las patillas cortijeras, símbolo de la España más clásica y conservadora. El “señorito andaluz” había vuelto.

¿Cómo conseguir unas patillas perfectas?

Empezamos eligiendo el tipo de patilla que queremos. No tenemos que tener en cuenta solo nuestro gusto personal, sino también si ese tipo nos va bien a la cara. A las caras más redondas le van las patillas más rectas y largas, si tenemos la cara demasiado delgada deberíamos añadir volumen a nuestras patillas.

El corte standard de la patilla delimita justo en el centro de nuestras orejas, si lo haces por encima no quedará tan bien.

  • Como primer paso peinamos bien la patilla con un peine de puntas finas.
  • Recortamos con nuestra maquinilla o barbero al número que más nos guste (yo para las patillas siempre suelo usar el tres).
  • Cuando hayamos obtenido el largo deseado, es hora de perfilar. Podemos hacerlo delimitando bien los límites. Como truco peina la patilla en forma horizontal y recorta los pelos que sobresalgan.

¿Y tú de cuál eres? Rockero, clásico, original… Elige tu patilla y triunfa en la calle.

En Mi Mundo Philips | ¿Cómo cuidar una barba muy poblada?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.